Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Ilusiones fallidas del Gobierno

12/11/2010 13:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al tercer trimestre del año actual, nuestro Gobierno ha salido a la palestra lleno de optimismo, y trata de ofrecernos una visión demasiado triunfalista del panorama laboral español y, cómo no, de la marcha de nuestra economía. Deseosos de ofrecer algún dato positivo, prescindieron del análisis que exige toda encuesta y se lanzaron a proclamar, sin más, una disminución importante del paro durante este tercer trimestre. Obvian, eso sí, la influencia estacional en las contrataciones, y aceptan sin más los datos reflejados por la EPA.

Según esos datos, el incremento de la ocupación durante el tercer trimestre de 2010 sería de 92.900 personas. La tasa de paro, según estos datos, descendería tres décimas, situándose en el 19, 79%. Los responsables del ministerio de Trabajo silencian interesadamente el balance entre los nuevos puestos de trabajo con contrato temporal y el cese de los que disponían de un contrato indefinido. Los nuevos asalariados con contrato temporal suman 127.800 y la inmensa mayoría de los mismos pertenecen al sector servicios. En cambio los que causaron baja, a pesar de que su contrato era indefinido, hacen un total de 34.900 trabajadores. No creo que estos datos sean tan halagüeños, como quieren hacernos ver, ya que la mayoría de los que encontraron trabajo en el sector servicios van a la calle al finalizar el verano.

Hay algo más, sumamente negativo. El Gobierno silencia de manera intencionada que, de los 92.900 nuevos puestos de trabajo creados, 90.300 corresponden a contratos públicos. Y todos conocemos la inflación de empleados que sufre nuestra administración y el enorme coste que esto supone. Si eliminamos el factor estacional, al finalizar el tercer trimestre tendríamos un 20, 8% de paro. Por lo tanto las expectativas, a corto y a medio plazo, no son tan halagüeñas como se nos indica. Son más bien extremadamente preocupantes. De todos modos, ahí están ya los datos oficiales del mes de octubre que no dejan lugar para la esperanza, porque 68.213 parados más, son demasiados parados.

Los Presupuestos Generales desarrollados por el Gobierno y que se van a aprobar en el Parlamento con la ayuda interesada del PNV y CC, complicarán aún más la creación de nuevos puestos de trabajo. Estos Presupuestos, lejos de ser "austeros, restrictivos y realistas" como dijo la ministra de Hacienda, Elena Salgado, parten de un cuadro económico completamente irreal. Dan por supuesto que vamos a crecer a un ritmo del 1, 3% del PIB al año, cuando, según todos los expertos no pasaremos del 0, 4%, o, como mucho, el 0, 7% según previsiones del Fondo Monetario Internacional.

Hay otro dato que va a invalidar las previsiones del Ejecutivo sobre lo que piensa recaudar por el concepto de IVA y del IRPF que piensan aplicar a los más ricos. La subida del IVA va a reducir considerablemente el consumo de la mayoría de los ciudadanos españoles, lo que se traducirá en una recaudación bastante inferior a la prevista por Hacienda. Los cambios previstos que van aplicar a las SICAV, además de esa subida del IRPF a los ricos, que son un poco el cuento de la lechera, en vez de ingresar más dinero provocarán una huida general de capitales hacia otros lugares menos gravosos, con lo que esto puede suponer para las inversiones aquí en España.

Si nuestra economía no crece al 1, 3%, y los ingresos por IVA e IRPF, como consecuencia de un menor consumo, quedan bastante por debajo de las previsiones del Gobierno, que no sueñen con ese aumento del empleo del 0, 3% durante el año 2011. Todo lo contrario. Los analistas económicos auguran como mínimo, de manera prácticamente unánime, un 0, 8% más de caída de empleo. La menor ocupación acarreará, de manera inevitable, nuevas prestaciones por desempleo, con lo que el déficit se desbordará mucho más allá de lo que espera el equipo económico del Gobierno y en vez de ese 6% prometido, se situará con toda seguridad, por encima del 9, 1%.

Para financiar este excesivo déficit, el Ejecutivo recurrirá una vez más a la deuda pública, dando lugar a un gasto notablemente mayor, ya que esto supone nuevos intereses a los que deberá hacer frente el Estado. Con esta evolución tan negativa de nuestra economía, no es posible crear esos puestos de trabajo soñados por el Gobierno. Y más teniendo en cuenta que, en España, solamente se ha creado empleo cuando nuestro PIB ha crecido por encima del 2 ó el 2, 5% anual, cosa que no va a ocurrir, ni en sueños, durante mucho tiempo.

Si José Luis Rodríguez Zapatero, llevado por su idealismo innato, quiere reducir el número oficial de parados, tendrá que pedirle a Jesús Caldera que ayude al nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, a encontrar otra nueva manera de camuflar desempleados. Con la sola fórmula ideada por Caldera en 2008, ya no hay manera de poder ofrecer una cifra de parados oficiales más discreta, aunque todo el mundo sepa que es falsa. Pero a Zapatero, cómo no, le van las falacias y ya esta anunciando creación de puestos de trabajo. España, dijo, iniciará una "senda de creación de empleo moderada" a partir de finales de este año o principios de 2011. Por baladronada más o menos, que no quede.

José Luis Valladares Fernández

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Visitas:
108
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.