Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

La insana de Leire Pajín, ministra de Sanidad

23/09/2011 12:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageAnda que no es fácil, recortar 2.400 millones de € de los Gastos de la Sanidad en medicamentos, quitándoselos de un plumazo a las empresas farmacéuticas, distribuidoras y farmacias ante los problemas acuciantes que se la presentan a la Sanidad falta de recursos motivada por el déficit fiscal y la crisis Económica General. Pero tanta demagogia, cercana a la locura, nos puede llevar al desabastecimiento de medicamentos, como sucedía en la Rusia Soviética, independientemente de que vayan 19.000 empleados a la calle según Farmaindustria, patronal del sector y se cierren 4 o 5.000 farmacias de las casi 20.000 existentes, normalmente las situadas en pueblos pequeños o barriadas extremas que aseguran la capilaridad de la distribución es decir 10.000 personas más y quien sabe que será de los productos sanitarios no medicamentos.

En una reciente rueda de prensa del presidente Jordi Ramentol acompañado por mis amigos Jesús Acebillo Presidente de Novartis y Humberto Arnés con cara de funeral. Los tres explicaban las razones del cierre de las pymes del sector, de los despidos de multinacionales y de la gran industria española, radicada principalmente en Catalunya. Conociendo bien el sector desde hace más de 40 años, me permito recordar al Ministerio de Sanidad y en especial a la Agencia del Medicamento, y a su representante, la ignara en Sanidad Leire Pajin que la culpa es toda suya y de la historia antigua del medicamento en España, cuya industria farmacéutica es inexistente en Investigación de nuevos fármacos. La razón es que la Agencia del Medicamento, antes Dirección General de Farmacia, ya desde hace muchos años ha obligado a las multinacionales, que si investigaban y descubrían nuevos fármacos a un coste medio de unos 1.000 millones de € cada uno a dar licencias a las farmacéuticas españolas (de tapadillo, claro) de los nuevos grandes medicamentos, amoxicilinas, clavulanico, ranitidinas, omeoprazol, prostaglandinas, vacunas etc etc. ¿Para que investigar?, se trataba de ganar dinero con la comercialización, a la vez que era ese Ministerio quien daba el precio por una comparación con otros países sobretodo Francia, y un dossier con un escandallo de costes y beneficios. Así, ha prácticamente desaparecido salvo honrosas excepciones la posibilidad de tener en España nuestras propias multinacionales, pues nadie inventa nada si le es más fácil no hacerlo y se gana más.

Naturalmente, con medicamentazos como el actual, hay que ahorrar en otro lado (el copago), las empresas trabajan sin ninguna seguridad jurídica y solamente por diez años, a partir de los que ya se pueden copiar en lo que se llaman medicamentos genéricos que pueden variar en su bioequivalencia en un 20% arriba o abajo del copiado, la verdad es que un 40 % de diferencia es una autentica barbaridad en su eficacia terapéutica, si además el farmacéutico está obligado a dar el más barato, ya tenemos la picaresca organizada, con promociones de precios y de regalo de fármacos, que se le cobran a la Seguridad Social sin haberse pagado y lo que es peor se descuentan del IVA, lo que evidentemente es un delito fiscal. En Genéricos la competencia de I+D se ha centrado en formulas galénicas nuevas que ofrecían ventajas terapéuticas al doctor que hacia la prescripción, pero si ahora se substituye por el más barato, el médico ha dejado de contar pues solo puede poner en la receta el principio activo. El farmacéutico es pues el actual prescriptor pues a precios faciales iguales, dará el que le rente más (por las promociones o regalos que perciba) y no les culpo, pues la picaresca la crea con sus políticas la INSANIA (entendida como ignorancia perversa) de la Leire Pajin de turno. Estadísticamente y salvando la honorabilidad de miles de farmacéuticos que no lo harán, es la ocasión la que hace al ladrón.

Más sobre

¿Que sentido tiene para las multinacionales, traer innovaciones que son pocas y visitar médicos para informarles, si no van a pintar nada en la prescripción? Deben mis lectores saber, que si no fuera por los medicamentos, sobretodo, antibióticos, la población se diezmaría y son estos los que han conseguido la longevidad de la que disfrutamos, sabiamente administrada hasta hoy por nuestros médicos. El futuro será el desabastecimiento, el cierre de las farmacias, como ya se anuncia en Castilla-Mancha y la pérdida de la calidad de vida de los pacientes con iatrogenias(enfermedades provocadas por los propios fármacos) en este Estado que va para Soviético sin aparentarlo. La culpa la tiene el no hacer los deberes por parte de la Administración Sanitaria por La Imposible Gratuidad de la Sanidad Pública (no tan gratis porque la pagamos con impuestos) que ya yo había denunciado, nada menos que en 1981 en un documento publicado por el Club Liberal que presidia entonces Juan Antonio de Zulueta en colaboración con el malogrado amigo Joaquin Garrigues Walker, titulado "Propuestas para una Reforma Liberal de la Sanidad y la Seguridad Social". Mi critica era ya demoledora: Insuficiente: financieramente-Injusta: Socialmente -Simplista: Estructuralmente-Inadecuada: Económicamente-.Incontrolada: desde el punto de vista de la Gestión.

Resumo las soluciones, pues curiosamente valen para hoy: Ante todo declarar la inmensa complejidad del problema que obliga a un tomar medidas de aproximación, las soluciones tajantes, serían traumáticas: • -Potenciar el uso del sistema público por los privados, personas, seguros o mutuas, pagando por ello a su coste real. • -Pago en metálico de parte del coste por el usuario, asegurado en la Seguridad Social (Copago, como los italianos que tendrán que pagar 10 euros por cada visita a un médico especialista . Y 25 euros por los servicios de urgencias, que no requieran ingreso hospitalario) • -Cierre o liquidación de los Macrocentros hospitalarios que no sean rentables. • -Racionalización de la asistencia primaria y especializada, libre elección de médico. • -Cheque sanitario para poder ser utilizado en la privada, procedente de nuestros impuestos. • -Regreso a otro sistema de compra de medicamentos para la Seguridad Social (Por concurso público por ejemplo) y libertad de precios para los privados. Concluía diciendo que el Estado debía tener una Seguridad Social, la suya la de los funcionarios que curiosamente eligen la privada Muface cuando les han dejado. Y si grandes programas de Salud Publica, como la Prevención, la Vacunación, la educación Sanitaria y Dietética etc. Con la Iglesia hemos topado Sancho EL COPAGO, que aparentemente supone abandonar la teórica gratuidad actual, es mentarle al político la soga en casa del ahorcado. Poco futuro tenemos con este Régimen inaceptable.

Bernardo Rabassa Asenjo

Presidente de Honor del Club Liberal Español

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1605 noticias)
Fuente:
criterioliberal.com
Visitas:
141
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.