Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Pérez escriba una noticia?

El tipo de interés, la clave de tu préstamo

09/03/2012 21:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tipo de interés unido al plazo del préstamo, determina la cuantía total del préstamo y la cuota mensual que se va pagar para su amortización durante dicho plazo.

Existen dos clases de tipos de interés, fijo o variable, y las diferencias entre ellos son las siguientes:

Tipo de interés variable: está sometido a la fluctuaciones de los tipos de interés. Por lo general, durante medio o un año, se fija un tipo de interés de inicial, que se revisa en función del comportamiento de los tipos. Para estas revisiones, a la base de referencia pactada (generalmente Euribor) se suma un diferencial que puede oscilar entre 0, 40 y 1, 50 puntos. Esta opción permite beneficiarse de las bajadas de tipos pero también se está expuesto al riesgo de las subidas.

Tipo de interés fijo: el interés permanece sin variar durante toda la vida del préstamo hipotecario. Es decir, si suben los tipos no le perjudican; pero si bajan, tampoco se beneficia. En los casos a tipo fijo, el plazo de amortización suele ser menor que en el tipo variable, y está entre los 12-15 años.

Debido a los inconvenientes que presentan las dos modalidades anteriores, surgen productos financieros "híbridos", que tratan de adaptarse mejor a las necesidades individuales. Podemos destacar tres fórmulas:

Tipo de interés mixto: una fórmula mixta consiste en negociar un préstamo hipotecario a un tipo fijo durante los primeros años (tres o cinco), y el resto del tiempo hasta su cancelación a tipo variable. En este caso las condiciones del préstamo (plazos de amortización, comisiones...) suelen ser parecidas a los préstamos a tipo variable. La ventaja de esta opción es que permite a los jóvenes fijar unas condiciones sin sobresaltos durante los primeros años.

Hipoteca de cuota fija: son préstamos a interés variable pero con cuota de amortización que no varía. Es decir, siempre pagamos lo mismo cada mes, pero si se incrementan los tipos, tendremos que pagas más cuotas/meses. Si bajan los tipos se rebajará nuestra deuda y por tanto pagaremos menos cuotas/meses.

Hipoteca variable con techo: son préstamos en los que se pacta un techo máximo para los tipos de interés durante un plazo (generalmente 10 primeros años). Así se evitan los riesgos de que, en caso de subir excesivamente los tipos, no se llegue a una cuota de amortización no asumible por la economía familiar.

Si quieres conseguir algún tipo de ventaja para los tipos de interés de tus productos financieros, te recomendamos los créditos online, ya que ofrecen unas condiciones inmejorables.

Otros articulos que te pueden interesar

Artículo original escrito en SinPlan.es


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Pérez (1136 noticias)
Fuente:
sinplan.es
Visitas:
259
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.