Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

Una intervención quirúrgica erradica un dolor de cabeza intenso y crónico de año y medio de duración

29/07/2009 12:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una intervención quirúrgica realizada en la Clínica Universidad de Navarra ha conseguido erradicar de un modo instantáneo tras la operación un cuadro repetido de dolor intenso que sufría una paciente y que cursaba de forma crónica desde hace un año y medio.

El dolor se localizaba en la parte interna de la boca, en la faringe y en el oído. Tras realizar a la paciente diversas pruebas exploratorias, entre ellas una resonancia magnética, se le diagnosticó una neuralgia glosofaríngea debida a la compresión del nervio glosofaríngeo (situado en la parte posterior de la cabeza) por la arteria cerebelosa postero-inferior, según informó la Clínica Universidad de Navarra.

Para tratar el problema, el doctor Bartolomé Bejarano, especialista en Neurocirugía de la Clínica Universidad de Navarra, intervino a la paciente el pasado mes de marzo mediante una técnica quirúrgica denominada descompresión microvascular, procedimiento aplicable a cualquier nervio comprimido por una arteria o vena.

"Esta compresión provoca en el paciente cuadros paroxísticos de dolor, muy intensos, que se van repitiendo al hablar, al deglutir o, incluso, al tocarse", explica el cirujano. La técnica quirúrgica empleada se aplica con mayor frecuencia para tratar casos de neuralgias del nervio trigémino, que afectan a una persona de cada 15.000, cuya incidencia es entre 80 y 100 veces superior a la de la neuralgia glosofaríngea. "El caso que hemos operado es una patología muy infrecuente, por lo que existen muy pocos especialistas con experiencia en su abordaje quirúrgico", apunta el doctor Bejarano.

CAUSA DEL DOLOR

La paciente bilbaína llegó a la Clínica Universidad de Navarra con el diagnóstico de neuralgia glosofaríngea ya comprobado en otro centro médico y que fue corroborado mediante resonancia magnética.

Como ya se ha descrito, la neuralgia se debía a la compresión del nervio glosofaríngeo - situado cerca del tronco cerebral- por la arteria cerebelosa postero-inferior. "Se trata de un vaso muy importante que si se daña puede originar graves consecuencias, ya que irriga el tronco cerebral y el cerebelo", subraya el especialista.

En estos casos, la aparición repentina del dolor se produce debido a una variación en la fisonomía de los vasos sanguíneos. El proceso arteriosclerótico que sufren las arterias debido a la edad puede hacer cambiar su forma. "De este modo, como consecuencia de la arterioesclerosis, vasos que originariamente formaban un bucle pueden elongarse y empezar a comprimir un nervio próximo con el que antes no contactaban", describe el doctor Bejarano. De ahí que este cuadro clínico pueda aparecer en sujetos mayores de 50 años.

TÉCNICA QUIRÚRGICA

El procedimiento de descompresión microvascular que aplicó el neurocirujano de la Clínica Universidad de Navarra comenzó con una craneotomía en la zona situada por detrás de la oreja izquierda (retrosigmoidea), consistente en una apertura del cráneo de 3 cm de diámetro, a través de la cual el cirujano accedió a la zona comprimida del nervio.

"Individualizamos cuidadosamente el nervio y la arteria que lo comprimía y los separamos. Para ello, fue necesario retraer el bucle de la arteria. Una vez separados, implantamos entre el vaso y el nervio glosofaríngeo una pequeña lámina de Gore-Tex, que evita que contacten de nuevo", explica el especialista.

El cirujano insiste en la importancia de conseguir que el vaso se mantenga retraído y separado del nervio para, de este modo, impedir de forma definitiva que vuelva a comprimir el nervio. La colocación de la capa de Gore-Tex es una medida de seguridad añadida.

Para finalizar, se volvió a colocar el colgajo de cráneo extraído, fijándolo mediante tres microplacas que consiguieron que el hueso soldara sin problemas con el paso del tiempo. Toda la cirugía se practicó mediante un microscopio quirúrgico de última generación con alta resolución.

La intervención se prolongó durante casi cuatro horas. El postoperatorio resultó satisfactorio. Las primeras 24 horas se mantuvo a la paciente en la UCI. Al no presentar complicaciones se le ingresó en planta donde permaneció hospitalizada durante 6 días. El cuadro de dolor neurálgico desapareció totalmente tras la operación, por lo que a la paciente se le pudo retirar, de forma paulatina, toda la medicación analgésica prescrita con anterioridad.¡


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
80
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.