Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edelweys escriba una noticia?

Intolerancia.30

24/01/2010 22:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Finaliza el quinto capítulo

-Que voy a hacer ahora mamá?- preguntaba desconsolada Lucila –cómo seguiré adelante con ésto?-.

-Hija, primero que nada quiero que sepas que recibirás tanto por parte de tu padre como mía, toda la ayuda que necesites –le respondió dulcemente Gladys. Tendrás todo el apoyo que el hombre que te enamoró y abandonó te ha negado y por supuesto, toda la ayuda económica necesaria para que puedas criar a tu hijo y seguir estudiando, si eso es lo que quieres-.

-Gracias mamá- le contestó Lucila entre sollozos –nunca dude que vosotros vais a brindarme absolutamente todo lo que necesito. No me refería a eso cuando te pregunté que hacer. La verdad es que siento que soy muy joven para enfrentar mi maternidad, sobre todo sola, como me toca vivirla-.

-Y lo eres hija, no lo dudes- le respondió Gladys mientras la besaba tiernamente – eres joven. Pero no eres la primera jovencita a la que le toca vivir esta situación. Saldrás adelante. Sólo tienes que darte tiempo-.

-Si supieras lo asustada que estoy- le dijo mientras continuaba sollozando.

-Y es lógico que lo estés- le respondió su madre. –Todas las mujeres cuando nos embarazamos tenemos miedo, una cantidad increíble de miedos. Son normales. A esos miedos se suma el tuyo de tener que enfrentarte sola a la vida. Ahora ves todo muy oscuro. No hay salida ante tus ojos, pero con el tiempo, verás aparecer una luz de esperanza que te permitirá recobrar fuerzas y volverás a tener fe en el futuro-.

-Y que será de mi hijo sin un padre?-. le preguntó ansiosa Lucila.

-No tendrá a su lado un padre biológico, lamentablemente, el destino lo ha querido así. Dios sabrá porque te toca vivir esto. Sólo acéptalo y el te ayudará a encontrar la solución- le siguió diciendo su madre. Te repito, no tendrá un padre biológico pero tendrá un abuelo-padre que lo suplirá cada vez que lo necesite, un tío abuelo que aportara su granito de arena y un tío jovencito que será su compinche más de una vez y que, de alguna forma, también cubrirá la figura varonil que tu hijo necesitará como cualquier niño para crecer. Ya verás que entre todos, haremos que él o ella no sienta la ausencia de ese padre que lo abandonó-.

-Ojala sea cierto todo lo que me estas diciendo- dijo en un suspiro Lucila –y no sean sólo palabras para conformarme en este momento de desolación-.

-El tiempo te demostrará que no estoy mintiendo ni inventando nada para consolarte. Y cuando tu hijo esté en tus brazos y puedas tomar sus pequeñitas manos entre las tuyas y sentir el calor que te brinda y el amor que despierta en ti, olvidarás todo este mal momento.-

-Y crees que llegaré a ser una buena madre?- le pregunto con aire de dudas.

-No lo dudes que lo serás. Has sido criada con mucho amor y ese mismo amor lo generará tu hijo en tu corazón, cuando nazca. Es una ley natural que se da siempre en la vida y es todo lo que se necesita para ser una buena madre-.

-Ojala tengas razón mamá- le dijo con un nuevo suspiro vacilante – yo no estoy tan segura de todo lo que me decís.

-Te vuelvo a repetir hija-. Siguió Gladys – date tiempo. Piensa además, que un día llegará a tu vida el hombre que realmente mereces y serás completamente feliz-.

Dándole un beso dejó a su hija en la cama deseándole que descansara bien y soñara con un futuro distinto y luminoso. Ella estaba convencida de sus palabras y sabía que las cosas cambiarían para su hija algún día. Sólo había que saber esperar.


Sobre esta noticia

Autor:
Edelweys (185 noticias)
Visitas:
263
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.