Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edelweys escriba una noticia?

Intolerancia.33

24/01/2010 23:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Continuamos con el capítulo seis

La velada transcurrió en un ambiente agradable, aunque Natasha siguió teniendo siempre, la ultima palabra con Sebastian. El respondía cortésmente, explayándose en todos los detalles necesarios, a cada una de las preguntas que le formularon sobre su madre y el accidente. Se lo notó calmo mientras relataba los sucesos. No parecía que le afectara hablar sobre un tema tan escabroso.

Sebastian elogió en varias oportunidades el sabor de los spaghettis, aclarando que jamás había comido un plato tan exquisito. Esa adulación hizo colorear, en cada oportunidad, los pómulos de Tati, a la vez que la hizo sentirse ufana por su labor.

-Jamás dejaré de aceptar una invitación para otra cena- dijo con aire picaresco Seba – no terminarás de hacerme la pregunta, cuando ya estaré aceptándola. No es un elogio. Es la mejor pasta que he comido en mi vida. Mi madre tampoco es buena cocinera y mi novia, mejor dicho mi ex novia, hacia exquisitos platos pero solo regionales. No le gustaba la pasta, así que jamás me preparó algo parecido-.

-Gracias y deja ya de alabarme o vas a hacer que me sonroje de vergüenza- le dijo Tati sonriente – Yo se que los preparo muy bien, te lo había aclarado antes que vinieras, pero de ahí a que sea lo mas exquisito que hayas comido, no puedo creértelo-.

-No digo lo más exquisito que he comido, sino “la pasta” más exquisita que he comido- le contestó con una hermosa sonrisa Seba –He comido muchas exquisiteces en mi vida, pero ésta es la mejor pasta de todas. Y con muchísimo gusto aceptaría repetirla-.

-Cuando quieras, las puertas de esta casa estarán siempre abiertas de par en par, para ti- dijo Tati. –Te dije que era mi plato preferido, así que nunca tengo inconveniente en prepararlo. Eso si, no me pidas variedad. No se hacer nada más-.

-La variedad la puedo conseguir en cualquier restaurante, no te preocupes por eso. Vendré a comer spaghettis y sólo spaghettis- le contestó Seba mientras seguía sonriendo al hablar.

-Cada vez que te sientas solo, puedes llamarme y decirme que vienes. Siempre serás bienvenido- le dijo Natasha con una sonrisa amable –eres el hijo de una de mis mejores amigas, por lo tanto eres mi amigo también-.

Gracias Natasha- le contestó con la misma amabilidad Seba.

-Me olvidé de contarte, mamá- le dijo Tati mientras miraba a su madre – Sebastian me contó el día de la conferencia que su madre, le había pedido que acudiera a ti cada vez que necesitaba algo y que él le respondió que no lo haría. Parece que mis spaghettis lo hicieron cambiar de opinión- concluyó burlona.

-No fueron sólo tus spaghettis que estaban riquísimos sino tú y tu familia que es acogedora y cálida- contesto Seba con aire de complicidad.- Y ahora que te parece si salimos a caminar y a tomar algo y luego vamos a bailar como lo teníamos planeado?

-Me parece una idea fantástica- contesto picaronamente Tati –estaba esperando ansiosa la invitación. Ya estaba pensando que la habías olvidado.

-Es que me he sentido tan a gusto esta noche, que creo que no me di cuenta de lo rápido que había pasado el tiempo- respondió como disculpándose Seba –pero en ningún momento olvidé completar nuestra cita. Señores- dijo dirigiéndose a ambos padres -no esperéis que os la devuelva pronto. La pienso acaparar por mucho tiempo. Tenéis una hija preciosa y quiero lucirme llevándola del brazo por la ciudad-.

-Que os divirtáis mucho- le dijo Natasha dándole un beso en la mejilla a Tati y otro a Seba –no te molesta que te de un beso verdad?-.

-Por supuesto que no- respondió Seba – y para demostrarle que no me molesta te lo devolveré- dijo al tiempo que la besaba en la mejilla. Luego le tendió afectuosamente la mano al padre de Tati.

Pararon primero a tomar unos tragos en un bar del centro de la ciudad. Charlaron sin parar, contándose anécdotas de las cosas graciosas que les había pasado en sus vidas y sobre el tema que tanto les apasionaba a ambos, la biología. Tati se sentía libre. Por fin su madre no estaba interponiéndose entre los dos. Realmente se había sentido muy desplazada por la actitud absorbente de su madre y ahora podía desquitarse y disfrutar de toda la atención de él.

Después fueron a bailar y mientras lo hacían, las caricias fueron naciendo espontáneamente hasta que Seba la invitó a ir a un hotel, aceptando Tati sin dudar.

Tuvieron un encuentro sexual apasionado, donde ambos se entregaron felices tratando de satisfacer al otro en todo momento y en forma alternada.

Aproximadamene a las cuatro de la madruga, llevó a Tati a su casa, despidiéndose muy dulcemente.

Al día siguiente Tati se levantó muy tarde. Su madre la estaba esperando con el café y el jugo de naranja con lo que, habitualmente, solía desayunar.

-Como habéis pasado la velada?- preguntó curiosa Natasha – sentí que llegaste bastante tarde. De paso aprovecho para disculparme por acaparar a Seba anoche. No tenía intención de hacerlo, pero es que era tan agradable charlar con él, que caía siempre en la misma trampa sin darme cuenta-.

-Magnífico mamá y de paso también acepto las disculpas. Verdaderamente casi no me dejabas hablar- le respondió Tati con una sonrisa de satisfacción – Después de ir a bailar lo completamos yendo a un hotel acogedor al que no había ido nunca. Es un magnífico amante y trató de complacerme en todo momento-.

-Supongo que no estarás pensando en vivir algo serio con él- le preguntó con aire de preocupación Natasha- porque no me gustaría que Ruth me reprochara que le hiciste daño a su hijo, si luego termina mal y por otro y esto es lo que mas me preocupa, el pertenece a una religión distinta a la que nosotros profesamos y no quiero pensar en que pudieran tener una relación verdadera-.

-Por favor mamá!- respondió en un tono entre enojada y ofendida Tati –parece que no me conocieras. Cuántas veces tengo que repetirte que a mi me gusta la aventura. Que la relación dure sólo el tiempo que me lleva en descubrir a la otra persona, porque cuando ya la conozco y puedo adelantarme a lo que va a hacer o decirme, me aburren soberanamente! Te he dicho esto, cuántas?......cien veces….mil? No voy a tener una relación seria hasta que sea muy, pero muy mayorcita. Y ni siquiera entonces puedo prometer que sería capaz de estar con una misma persona todo el tiempo. Me parece agobiante.

Te he repetido reiteradamente que mi meta no es igual a la tuya. Que no quiero casarme. No se siquiera, si querré algún día tener un hijo. Te diría que trates de entenderlo mamá. Parece que han sido inútiles las veces que hemos tratado este tema. No has alcanzado a comprender que no soy tú y que no tengo tus mismos sueños, ni tus mismos ideales. No me siento capaz de compartir mi vida con alguien, excepto con mi profesión-.

-Ya se que me lo has dicho muchas veces- respondió Natasha – pero también se, que todo esa forma de pensar que tienes tan en claro y de la cual pareces estar tan segura, cambia en un instante, cuando te enamoras-.

Oh, mamá. Que antigua eres! También te he repetido mil veces que el amor no existe, que una vez que la pasión se acaba y esto sucede siempre sin excepción- dijo Tati poniendo énfasis en las ultimas palabras –lo único que queda es el acostumbramiento y la rutina y yo no tengo interés en pasar por ello-.

-Si, también recuerdo que lo hayas dicho y en más de una ocasión y ya se además que tu no crees que tu padre y yo nos seguimos amando, no como el primer día claro, pero si verdadera y profundamente. Lo se aunque nunca me lo has dicho directamente, pero en cambio me lo dices cada vez que reafirmas tu posición de que el amor no existe. Pero como la verdad es que realmente nos amamos, tengo claro que algún día te llegará también a ti ese sentimiento y entonces me darás la razón-.


Sobre esta noticia

Autor:
Edelweys (185 noticias)
Visitas:
157
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.