Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edelweys escriba una noticia?

Intolerancia.38

24/01/2010 23:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por suerte yo llevo siempre

Por suerte yo llevo siempre conmigo toda mi batería de maquillajes, no soy como tú que nunca traes contigo ni siquiera un simple lápiz de labrios. Te ayudaré a arreglarte. Pero primero me tienes que contar todo, absolutamente todo-.

Tati le fue contando toda la conversación que había tenido con Seba, incluyendo su confesión. Caitlyn no podía creer lo que le estaba contando su amiga.

-Como has podido tener oculto algo tan grave durante tanto tiempo!- le dijo mientras no podía evitar que algunas lágrimas brotaran de sus ojos, sin poder contenerlas- porque no acudiste a mi? Yo te hubiera aconsejado que lo denunciaras. Cómo fue que no te uniste al grupo de las chicas que agregaron sus denuncias una vez comenzado el juicio?-.

-Porque te imaginas que si me sentía tan avergonzada como para no poder contártelo a ti, que eres casi como una continuación de mi misma, con que fuerzas o valor crees que hubiera podido contarlo ante personas desconocidas-.

-Pero, cómo es posible que te sientas avergonzada de algo que no tuviste la culpa? No entiendo – le dijo su amiga asombrada. -El que tenía que tener vergüenza era él y no tú. Tú eras su víctima-.

-Lo se- le respondió Tati – pero nunca pude evitar sentirme avergonzada y luego me he sentido tan, pero tan culpable por no haber tenido valor de denunciarlo!. Lo único que se, es que todo esto me ha atormentado durante casi cuatro años y ahora siento una sensación de desahogo increíble. Es como si pudiera respirar libremente. No te imaginas la sensación de libertad que estoy sintiendo-.

-Y yo no entiendo cómo no pude darme cuenta que algo tan terrible te había pasado- dijo su amiga avergonzada- cuando te veía tan abatida y triste, pensaba que era porque estabas enamorada de él y el no te correspondía. Luego, cuando lo denunciaron, pensé que tu tristeza o estado se día a lo mal que habías elegido para enamorarte. El caso es que jamás me imaginé lo que te había pasado. Lamento mucho no haberme percatado. Me he perdido la oportunidad de ayudarte y evitarte todos estos años de sufrimiento y rencor-.

-Y de vergüenza, y de culpa- acotó Tati con un dejo de tristeza- creo que más que sufrimiento y rencor, estos años he sentido vergüenza y culpa. Pero supongo que también he sufrido lo suficiente como para perder todas las esperanzas en el amor. Ojala Seba, cumpla con su promesa y me ayude a ser otra persona. Me ha dicho que si yo se lo permito, va a dedicar el resto de su vida en convertirme en una persona creyente. En cuanto al amor se refiere, claro está- aclaró riéndose.

-Es maravilloso lo que te ha dicho. Si queremos que logre lo que ha prometido, será mejor que no perdamos más tiempo charlando. Hemos venido aquí a cambiar esa cara” horrible”, por lo que manos a la obra, entonces. Comencemos con agua bien fría para lograr deshinchar un poco los párpados. No, mejor primero quitemos todo el maquillaje con crema. Luego haremos abluciones de agua fría y por último te maquillarás nuevamente. Cuándo piensan encontrarse?- Le preguntó su amiga.

-Cuando finalice sus clases. Vendrá a buscarme a la cafetería. Le dije que no tenía ganas de volver a casa y que me quedaría estudiando- le aclaró Tati.

-Me quedaré contigo hasta entonces, si quieres- le dijo su amiga.

Cuando terminaron el maquillaje, volvieron a la cafetería. Tati había cambiado completamente su rostro. Sus párpados apenas se veían hinchados y su rostro lucía diáfano por efecto del agua fría.

Poco minutos antes de la hora que Sebastian debería regresar, Caitlyn se despidió de su amiga deseándole lo mejor para ese encuentro.

Cuando Sebastian regresó. la encontró deslumbrante. No había rastros de llanto y estaba sonriente.

Parecía una persona nueva.

-Te ves preciosa- dijo Seba dándole un beso en la mejilla- Estás radiante-.

-No puedo explicarte el bien que me ha hecho contarte todo lo que te he contado. Luego que te fuiste vino mi amiga y también se lo conté a ella. Y ahora me siento liberada. Si me ves otra persona, es porque siento que soy otra persona. Creo que he dejado todos los sentimientos de vergüenza y culpa en el toilet. Estoy ansiosa de experimentar, lo que voy a descubrir esta tarde a tu lado-.

-Vas a descubrir el amor, pero no el mío que ya lo conocías, sino el tuyo- le dijo Seba volviéndola a besar – y verás que diferente te sientes después de hace el amor-.

-Vamos ya- dijo entusiasmada Tati-, ya no puedo esperar más. Estoy demasiado anhelante-.

-No seas tan vehemente- le dijo sonriente y en tono burlón Seba-, podrías llevarte una decepción. Con respecto a mi me estoy refiriendo-.

Fue una tarde perfecta. Desde el hotel Tati llamó a su madre para visarle que no la esperara, que no regresaría a su casa esa noche.

-Se te nota resplandeciente- le dijo la madre con alegría- con quién estás?-.

-No vas a creerlo mamá- le dijo con regocijo Tati- estoy con Sebastian-.

A Natasha no le gustó mucho la contestación de su hija. Confirmaba sus sospechas. Ella terminaría por fin dándose cuenta y aceptando que estaba enamorada y comenzaría una relación verdadera con Sebastian.

Y que pasaría después? Que pasaría si decidían casarse y tener hijos? Natasha quería muchísimo a Ruth y no le importaba en absoluto que tuviera otra creencia religiosa, pero la situación planteada era diferente. Se trataba de su futuro nieto. En que religión lo bautizarían?. Trató de apartar esas ideas de su mente y le deseo a su hija que disfrutara del encuentro.

Tati y Seba se vistieron para ir a cenar y luego volvieron al hotel para continuar haciendo el amor y repetirse una y mil veces, cuanto se querían. Tati no paraba de decirle “te amo” y él le respondía siempre con un beso y otro “te amo”.

Seba comenzó a frecuentar nuevamente la casa de Natasha y Boris, pero la comunicación entre ellos era totalmente diferente. Natasha trataba de disimular sus temores y había hecho un pacto con su marido de no sacar el tema de la descendencia en ningún momento. Ni con Seba ni con Tati. No obstante no podía evitar sentir una intensa tensión cada vez que venía a cenar. Ya no había charlas de sobremesa como antes. Un día Sebastian después de cavilarlo en silencio, tomó coraje y les preguntó si tenían algún inconveniente con su presencia, porque él no quería incomodarlos y si preferían que no viniese más no lo haría. Nunca le había gustado imponer su presencia.

-Mira Seba –le dijo Natasha muy seria- el problema no eres tú, en términos de” tú” como persona. El problema es la relación de ustedes dos. Ambos parecen muy enamorados el uno del otro. Me gustaría saber si se han planteado, que pasaría si esta unión sigue adelante cuando nazcan los hijos-.

-No entiendo a que te refieres cuando “nazcan los hijos”- le contestó Seba.

-Pues es muy fácil de comprender. Tu eres judío y nosotros somos católicos protestantes- le dijo Natasha con tono levemente irónico-, a qué religión pertenecerían vuestros hijos?-.

-No nos hemos planteado eso en ningún momento- dijo Seba-. Tati es muy joven y no piensa tener hijos por el momento. Ella quiere primero triunfar en su carrera. Falta tanto tiempo para que eso suceda, que ninguno de los dos hemos pensado a que religión podrían pertenecer-.

-Pero si siguen juntos, algún día sucederá-, respondió más seria Natasha- y entonces qué piensan hacer?-.

-No puedo responderte a eso hoy, -dijo Seba asombrado ante la situación creada, puesto que en nunca se habían planteado el tema. Seba sabía que Tati tenía que terminar su carrera primero y luego tenían planeado viajar para investigar océanos en lugares remotos y nunca habían hablado de tener hijos.- Verdaderamente es un tema que no hemos tocado ninguno de los dos, porque en realidad no están en nuestros planes inmediatos. Cuando llegue el momento pensaremos en eso. Pero repito que falta mucho para eso-.

-Pero algún día tienen que planteárselo- dijo Natasha insistente-, es un tema muy delicado y no se puede tomar a la ligera-.

-Pero es que hace menos de un mes que Tati y yo estamos de novios y a ninguno de los dos se nos ocurrió plantearnos esto-, le respondió Seba sin poder salir de su asombro.

-Tiene razón Seba, mamá- dijo Tati –, sabes muy bien que mis planes se centran en la biología no en la familia. Parece mentira mamá que tenga que repetírtelo tantas veces-.

-También me decías que jamás ibas a enamorarte y mírate ahora-, le replicó Natasha enojada-, así que no puedo confiar mucho en tu palabra-.

-No entiendo porqué nunca me lo has planteado a mi a solas, mamá- dijo Tati ya casi furiosa, – creo que primero deberíamos haber hablado este tema en familia antes que discutirlo con él-.


Sobre esta noticia

Autor:
Edelweys (185 noticias)
Visitas:
181
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.