Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edelweys escriba una noticia?

Intolerancia.5

21/01/2010 14:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Seguimos con este primer capítulo

-Lo intentaré. Prometo venir a decírselo en cuanto sepa algo. Que edad tiene su marido? le preguntó la enfermera.

-Tiene 24 años. Es de cabellos castaños y ojos marrones. Alto, y delgado y muy pero muy simpático.- dijo Tati

-Veré que puedo averiguar y le prometo que volveré a hacérselo saber- le dijo suavemente la enfermera..

Volvió una hora mas tarde para comunicarle que nadie sabía nada de él. -No hemos encontrado a nadie con los datos que nos dio. No está anotado como ingresado al hospital. No está en quirófano. Quizás sea como ya le dije antes que esté vagando y en cualquier momento se de cuenta de quién es y dónde está y trate de averiguar adonde tiene que dirigirse para encontrarla. Trate de descansar. Es lo mejor para usted y su bebé.

Mi…..bebé?…..qué bebé?----respóndame le dijo en tono imperativo Tati - qué bebé?---de qué bebé me está hablando?-

-Perdone, no sabía que usted no sabía que estaba embarazada. Creí que ya se lo habían informado. Ha sido un descuido imperdonable de mi parte. No se cómo disculparme- le dijo avergonzada la enfermera.

-Que estoy embarazada?- preguntó Tati con incredulidad. -Eso es imposible!-.

-Pues le garantizo que en su caso es muy posible. Lo han visto en la ecografía y ese estudio no deja lugar a dudas- le respondió la enfermera.

-Que ecografía?- Volvió a preguntar Tati. -A mí nunca me hicieron una ecografía.-

-Perdone entonces- le dijo la enfermera sintiendo un cierto alivio, al darse cuenta que su error no tendría consecuencias. Entre tanto caos se debe haber cometido un error. Es que tiene un cartel en los pies de su cama donde se recomienda no darle ningún sedante a no ser que sea estrictamente necesario, debido a su embarazo precoz.-

-Será para mi esa referencia? Vaya a averiguarlo por favor, no me deje con esta duda, le suplicó Tati.

-No le gustaría estar embarazada?-

-Por supuesto que no! – respondió enojada y resueltamente Tati.- Hace cuatro días que me casé y primero tengo que terminar los estudios. Me faltan dos años todavía, si todo va bien. Después tengo que presentar la tesis y ni siquiera entonces estaría en condiciones de pensar en un embarazo. Imagínese que mucho menos ahora. Definitivamente este no es el momento.-

-Voy a consultar con el médico y vuelvo en un minuto con la respuesta.-

-A los cinco minutos en lugar de la enfermera el médico hizo su entrada en la habitación.

-Ey, hola doctor.- dijo Tati. - La enfermera me ha dicho que estoy embarazada porque lo han visto en la ecografía, pero estoy segura que es una equivocación puesto que a mi no han hecho ninguna todavía.-

-Si, se la hemos hecho poco después de que ingresara al hospital.- acotó el médico.- Usted estaba bajo los efectos de un sedante que tuvieron que administrarle porque no podían calmarla. Y si, señora le confirmo que tiene un embarazo de un mes. Por eso hemos tenido que atarla a la cama, pues usted intenta levantarse y se desvanece y como en lo posible no debemos sedarla, no nos ha quedado otro recurso disponible. Es para su bien y el de su bebé-.

-Y quien le dijo a uste que a mi me importa el bebe?- dijo sumamente enojada Tati- Yo no voy a tener ningún bebé todavía!-

-Pues está en todo su derecho de decidir, - le dijo el médico con suavidad tratando de tranquilizarla.- Usted vive en EEUU. Creo que allí el aborto es legal, verdad?-

-Supongo que si, - contestó desdeñosa Tati.- nunca me preocupé por averiguarlo. Como puede ocurrir que este embarazada, si nosotros usábamos protección siempre.-

-Que tipo de protección acostumbraban a usar- le preguntó el médico.

-Condones- respondió firme y toscamente Tati como dando por sentado que era el método más seguro.

-Lamento comunicarle que los condones tienen sólo un 97% de protección. – le contestó el médico.-Era el único método que utilizaba?.-

-En efecto-, respondió Tati como si siguiera sosteniendo la seguridad del método. -Nunca había oído decir que no era un método cien por ciento seguro. Toda la gente que conozco los usa y jamás han tenido ningún inconveniente.

-Siempre es conveniente cuando la persona está segura que no quiere quedar embarazada, combinar dos métodos-

-Vuelvo a repetirle que no lo sabía, como tampoco tenía idea que solo cubría un 97 %.- le contestó Tati muy enojada, como si el médico que la estaba interpelando fuera el responsable de la situación.- No puedo creer lo que me está pasando. Vinimos aquí a pasar los 7 mejores días de nuestra vida y mire usted en que situación nos encontramos, estando sólo en el cuarto. Por favor doctor, se lo suplico Trate de encontrar a mi marido.-

-Ya me contó la enfermera pero no hemos podido localizarlo todavía. Queda una posibilidad que todavía este en el hotel. Todavía queda un ala sin liberar.- le contestó el médico en un intento de tranquilizarla y hacerle sentir que estaban haciendo todo lo posible pero la situación se le escapaba de las manos.

-Si, me lo explico la enfermera hace unos instantes.- contestó con menos acritud Tati. También me dijo que puede estar sufriendo de amnesia por el stress.-

-Por supuesto que eso puede ocurrir.- le contestó el médico con seguridad -No es lo más frecuente pero es muy posible-

-Pero podría ocurrir…. que estuviera……….muerto? dijo Tati haciendo que la última palabra sonara casi inaudible para el médico-.

-No lo sabemos.- respondió el médico en un tono en el que trataba de hacerle entender que le estaba diciendo la verdad. - Lo siento mucho, señora. Le prometo venir a avisarle cuando tenga alguna noticia. Lo que puedo garantizarle es que no estamos ocultándole nada.-

-Todos me prometen eso, - dijo Tati secamente- pero nadie me dice nada- Lo único que he escuchado son disculpas y la frase “no sabemos”-

-No es mala voluntad, eso es lo único que puedo asegurarle, le dijo el médico. -Estamos en medio de un caos infernal. Hay más de 100 heridos, algunos leves y otros graves. Como usted podrá comprender nuestro deber más importante es atenderlos a ellos y en eso estamos abocados todos. No es fácil acceder a toda la información. Estamos toda la planta de personal trabajando a full, incluso se ha llamado a los que estaban de vacaciones y se encontraban en su casa. No podemos hacer más. Usted no puede imaginarse cuánto me gustaría poder evacuar todas sus dudas.-

-Lo siento doctor- dijo en tono de disculpas Tati y bajando la voz -Estoy muy alterada. No me haga caso. Prometo portarme bien. Podría ser posible que me soltasen las manos?-

-No, lo siento mucho, pero por su seguridad todavía debe permanecer en esa situación, - le dijo el médico tratando de reflejar en su rostro y en su voz un gesto de aprensión para que Tati entendiera que no lo hacía porque quería verla en esa situación, sino porque era lo mejor para ella.

-Y que haré cuando tenga que ir al baño? preguntó, Tati en un intento de darle una razón al médico para que la desatara.

-Llamar a la enfermera, - le respondió el médico muy amablemente.- Ella la atenderá solícitamente. Ahora le aconsejo que intente descansar. Se sentirá mejor mañana y seguro que ya tendremos todas las respuestas que está buscando. Quiere que le mande un voluntario para hablar un rato con él. En estos casos suele ser muy positivo tener a alguien con quien hablar salvo claro esta, que quiera quedarse en silencio?

No a solas no por favor, le dijo en tono suplicante Tati, - A lo mejor tengo suerte y ese voluntario puede averiguar algo sobre mi marido-.

Unos instantes después apareció en la habitación un jovencito muy simpático que, con una sonrisa, le preguntó en que podía ayudarla

-Quiero saber si puede averiguar algo de mi marido. Me han dicho que no está en la lista de ingresados al hospital. Se llama Sebastian Hoffman y viste short y remera azul. Y por favor, no me diga que no puede averiguar nada. Trate de ayudarme-.

Preguntaré a quien encuentre disponible, que puedo hacer para ayudarla- le dijo el jovencito –prometo hacer todo lo que esté a mi alcance, pero no puedo asegurarle que lo encontraré-.

El joven salió de la habitación y volvió quince minutos más tarde.

-Ha encontrado a mi marido?- dijo Tati al verlo entrar.

-Lo siento mucho, señora. Nadie ha podido darme información. Lo que me dijeron es que todavía hay un ala sin liberar o que podría estar sufriendo un stress post traumático y no saber quién es- le dijo con mucha dulzura el joven.

-Todos me dicen lo mismo, pero nadie me da una respuesta concreta-.

-Señora, si usted me lo permite me quedaré a su lado a hacerle compañía. Podremos charlar de cualquier cosa que a usted le interese hasta que se quede dormida. Ha sufrido bastante conmoción durante el desarrollo de los acontecimientos y me han dicho que la tienen atada a la cama porque tiene un embarazo de un mes y usted no acepta hacer reposo. Lo mejor que podría hacer en esta situación, es tratar de dormir. Yo le prometo que apenas sepa algo de su marido vendré a contárselo y que no tendré ningún inconveniente en despertarla- le dijo el joven mientras con su mano acariciaba con suavidad la mano de Tati.

-Trataré de hacerlo, pero no es fácil lo que me está pidiendo. Pero es que me siento tan cansada. Hace bastante tiempo que estoy luchando por mantener los ojos abiertos. Me da la sensación que ya no tengo más fuerza para vencer a mis párpados y evitar que se cierren- le dijo Tati en un suspiro.

-Se que no es fácil, - le dijo el joven con una voz muy suave y tranquilizadora- pero inténtelo. Me quedaré a su lado hasta que se duerma. Cierre los ojos. Deje de luchar contra ese cansancio que la está venciendo. Hasta mañana.

-Hasta mañana, pero si llega a tener alguna novedad…..le dijo suplicante Tati,

-Vendré inmediatamente se lo prometo, -le terminó la oración el joven. Descanse por favor.

Con estas últimas palabras se quedó a su lado hasta que se cercioró con seguridad que se había quedado completamente dormida. Entonces se levantó y salió del lugar dejándola descansar.


Sobre esta noticia

Autor:
Edelweys (185 noticias)
Visitas:
301
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.