Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edelweys escriba una noticia?

Intolerancia

23/01/2010 18:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se trata de mi segunda novela. Espero que la disfruten

CAPITULO UNO

Verano 2008 Fethiye TurquÍa

Tatiana y Sebastian estaban recostados en la cama, en la habitación del hotel. Sebastian había querido regalarse a si mismo y regalarle a su esposa, la estadía en un hotel de lujo para pasar su luna de miel en una playa de Turquía.

- Serán 7 días que recordaremos el resto de nuestras vidas juntos y quiero que sean perfectos- le había dicho a ella cuando hacía los trámites en una agencia de turismo- Sumando todo el dinero que nos enviaron mis amigos de Israel como regalo de boda, más el que nos dieron tus amigas y el que nos envío tu hermano desde Afganistan podremos darnos este gusto, así pues no lo dudaré ni un instante.-

-Es verdad, tus amigos han sido muy generosos con nosotros, bueno en realidad lo han sido contigo porque a mi no me conocen- respondió Tati. Nos han hecho un magnífico regalo de boda. También mis amigas aportaron algo aunque tengo claro que no fue mucho, que pero es que ninguna de ellas trabaja.- dijo como excusándolas.- Mi hermano no ha sido extremadamente generoso pero tampoco se ha quedado atrás, no te parece? Han sido nuestros únicos regalos-.

-Cada uno ha regalado lo que ha podido – dijo Sebastian – A que te refieres con que fueron nuestros únicos regalos. No esperabas que nos regalaran algo nuestros respectivos padres, verdad?- dijo Seba.

-Yo si lo esperaba. Esperaba que a última hora se arrepintieran de todas esas tonterías, recapacitaran y vinieran a compartir el momento de nuestra unión y por supuesto nos trajeran un presente.- dijo Tati. –Un regalo de boda tiene más importancia que un regalo común. Lleva implícito el deseo de la persona que te lo hace de que esa unión sea feliz y duradera.-

Se nota que tienes sólo 20 años! Le dijo su esposo mientras movía repetidamente su cabeza a uno y otro lado. - Tienes tu cerebro lleno de ilusiones y crees que las diferencias se logran saltear y comprender así como así! Cuando las ideas son tan firmes como las que tienen nuestros respectivos padres, es imposible entrar en el razonamiento de la comprensión y la tolerancia. Imposible! Nosotros vemos las cosas diferentes porque no tenemos ideas tan acendradas como ellos. Somos mas abiertos, quizás porque nuestros sentimientos son menos firmes o porque tenemos más amplitud de criterios, a lo mejor debido a nuestra edad. No te olvides que las cosas se ven diferentes a diferentes edades-

-Es probables- asintió Tati. O simplemente porque somos mas abiertos sin otra razón o explicación. Crees que mi hermano, o medio hermano como quieras llamarlo, hubiera sido más tolerante con nosotros y nos hubiera apoyado. O crees que tampoco él nos hubiera comprendido?-.

-No tengo la menor idea de lo que puede pensar tu hermano puesto que no lo conozco. No obstante supongo que alguien que desde muy joven está acostumbrado a vivir en el horror de la guerra por propia voluntad como lo hace él, al haber elegido esa profesión tan terrible como es la de ser reportero de guerra, estará muy abierto a aceptar y comprender situaciones difíciles. Pero te repito, al no conocerlo, no puedo saber que hubiera hecho de haber estado a nuestro lado-.

-Yo tampoco lo conozco mucho. La diferencia de edad y el hecho que sólo lo veía los fines de semana hasta que empezó la adolescencia, puesto que después sólo venía a nuestra casa en forma muy esporádica, no me han permitido tener una relación muy profunda con él. Sin embargo, yo creo que de haber estado cerca nuestro nos hubiera apoyado. Él también es joven, aunque no tanto como nosotros-.

-Cómo fue que tu hermano eligió esa profesión siendo tan joven como era cuando empezó?- le preguntó Seba asombrado, pues él era tan pacifista, que no podía entender como alguien podía vivir todo el tiempo en medio del fragor de la batalla, viendo tantos cuerpos heridos, mutilados y muertos, como si fuera algo natural.

-Fue de una manera accidental- le explicó Tati-. Él estaba trabajando en la redacción del diario en el que había trabajado mi padre, cuando hubo un conflicto en algún lugar de Rusia que ahora no recuerdo. Todos pensaban que iba a ser un conflicto pasajero, que no duraría más de unos pocos días y como él habla ruso a la perfección, le preguntaron sino se animaba a cubrir la noticia.

Te imaginas! Creo que tenía veintiuno o veintidós años. Que le ofrecieran cubrir una noticia a tantos kilómetros de distancia era todo un logro para él. No vaciló ni un instante en aceptar la oferta. A mi padre no le gustó mucho la noticia, pero él no lo escuchó y partió al lugar del conflicto. Parece ser que la primera columna con la descripción de los hechos fue tan precisa, concisa, clara y completa, que el director se quedó impresionado. El conflicto se hizo eterno y sus noticias eran cada vez más detalladas. Desde ese momento lo consideraron un corresponsal y lo han enviado a cubrir en los lugares más lejanos. Actualmente es considerado uno de los mejores reporteros del momento.

Así fue como se hizo reportero de guerra. No creo que él hubiera pensado anteriormente en serlo. Supongo que en algún momento de su vida querrá dejarla y establecerse en un lugar y formar una familia, pero todavía es muy joven. Creo que todavía no cumplió los treinta años-.

-Que te parece si nos olvidamos de todos ellos- le dijo acariciándole sus negros y ondulados cabellos - Ahora estamos aquí, nosotros dos y la eternidad de nuestro amor, para vivir estos 7 días intensamente. Recuerda que tienen que quedar grabados a fuego, como los días del comienzo de nuestra vida en común y tienen que servirnos cuando por alguna razón tonta nos peleemos en el futuro.- acotó Seba.

Eso no sucederá nunca- dijo Tati con firmeza.

-Sucederá, Y muchas veces más de la que quisiéramos cualquiera de nosotros dos, créeme.- le contestó.

-Y porqué tiene que ser una condición “sine qua non” que nos peleemos?- le dijo con cierto aire de enfado.

Porque es lo que ha ocurrido desde el comienzo de la humanidad y les seguirá ocurriendo, a todas las parejas.- le respondió con total convencimiento. No existe una relación sin diversidad de opiniones y esa diversidad, lleva necesariamente al enfrentamiento.-

Y, que tal si intentamos ser los primeros que no lo hacen y sentamos precedente, como diría un abogado?, le dijo en un tono de romanticismo que solía utilizar con frecuencia y que a Seba le encantaba.

-Amor mío- sabes lo que te amo, verdad? No obstante no tengo la menor duda que en muchas, pero muchísimas ocasiones vamos a disentir en un tema, y sabes porqué?

-No tengo la menor idea. No nos ha pasado hasta ahora, porque tiene que pasarnos en el futuro?- respondió

Primero: no nos pasó hasta ahora porque hemos estado demasiados ocupados los dos peleando con nuestros padres, bueno, yo con mi madre solamente, y por supuesto en el momento que estábamos juntos, tratábamos de olvidar lo que ellos nos decían a cada uno de nosotros. Recuerdas que desde un principio nos prometimos no contarnos mutuamente sus opiniones?. Nos dolía lo suficiente a cada uno de nosotros, como para querer generar encono en el otro. Segundo: Tú eres tú, dijo a la vez que la besaba tiernamente en los labios, mi amor del alma, y yo soy yo. Somos dos individuos diferentes, por lo tanto en muchas ocasiones vamos a pensar diferentes y cuando no logremos ponernos de acuerdo, nos pelearemos. Y sabes qué? Después vendrá la reconciliación y nos amaremos hasta cansarnos, - le dijo besándola nuevamente pero esta vez con pasión y por supuesto, ya no les interesó hablar más sobre nada más.

Se habían quedado profundamente dormidos después de hacer el amor. Cuando Tati se despertó y vio que eran las 12 del mediodía, se levantó y fue a abrir las ventanas. Un sol radiante iluminó la habitación. Se acercó a la oreja de Seba y le susurró con dulzura –Despierta dormilón que nos vamos a perder el sol de la playa-.

Seba le hizo un gesto con la mano indicándole que quería seguir durmiendo, pero Tati volvió a susurrarle al oído con dulzura -es una lástima que perdamos este hermoso sol que está entrando por la ventana. –

Un poco a regañadientes pero con una sonrisa, Seba dio un salto y se levantó de la cama.

Ambos se pusieron el trajo de baño y bajaron a la playa. Realmente el día era precioso y aunque hacía bastante calor, la brisa marina era embriagadora y fresca. Fueron corriendo hasta el mar y jugaron con las olas mientras nadaban sin alejarse demasiado de la orilla.

Luego se frotaron por todo el cuerpo, el protector más potente que habían encontrado, puesto que ambos tenían la piel muy blanca, y se tendieron sobre las reposeras a tomar sol.


Sobre esta noticia

Autor:
Edelweys (185 noticias)
Visitas:
1161
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.