Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

La investigadora Cachedo Barreiro aboga por revalorizar el grabado dentro del patrimonio cultural

19/07/2010 18:44 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La investigadora de la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia) Rosa Margarita Cacheda Barreiro cree necesario revalorizar el grabado, y especialmente el que se utilizaba para ilustrar libros durante los siglos XVI y XVII, dentro de lo que se considera patrimonio cultural, puesto que es una manifestación artística menos considerada que otras como la pintura o la escultura.

La ponente fue la encargada de abrir con dos ponencias el curso "Patrones divergentes del patrimonio cultural: su aplicación en las regiones de Adeje y La Gomera" en la Universidad de Verano de Adeje.

La experta consideró en un comunicado un acierto que se haya abordado el grabado libresco en este curso, puesto que en ocasiones no se considera al grabado como un patrimonio en sí mismo, sino que se lo enmarca dentro de la historia del libro. Un ejemplo de este olvido es la práctica inexistencia de tesis doctorales que lo abordasen: una en los años 80, otra en los 90, y la de la propia ponente, publicada en 2000.

Para la ponente, el grabado es un patrimonio que merece ser recuperado porque, además de sus valores estéticos y artísticos, también sirve como documento histórico. "Otro aspecto que estoy estudiando es el de la vida cotidiana a través del grabado, ya que este materia refleja la sociedad, la política, e incluso la economía. Es un género que posee un gran valor testimonial para saber cómo se vivía en la edad Moderna", explicó.

Más sobre

A partir del siglo XVIII el grabado empezó a cobrar mayor importancia y llegó a estar realizado por artistas de renombre. Anteriormente, si bien hubo casos de colecciones formadas por artistas como Alberto Durero, lo usual es que fueran anónimos, ya que interesaba más el mensaje que el artista y, además, no era el propio grabador quien creaba el programa iconográfico representado o elegía el asunto, sino la institución que encargaba el trabajo.

A finales del XVI ya empiezan conocerse el nombre de algunos autores, generalmente flamencos dadas las estrechas relaciones que en aquella época había con Flandes. Estos autores eran considerados de segunda fila en su país de origen, pero en España eran mas estimados porque el arte de la imprenta estaba en sus inicios. Pero aún así, estaban en la cola con respecto a los grandes artistas, hasta el punto de que muchos pintores utilizaban sus grabados para inspirarse y ni siquiera los citaban, porque ello no resultaba relevante.

Por esa época comienzan a conocerse también nombres de autores hispanos, como Pedro de Villafranca que trabaja al mismo tiempo que Velázquez en la corte de Felipe IV. Algo anteriores en el tiempo fueron Pedro Ángel y Diego de Astor, y también había autores que no firmaban, pero dejaban su anagrama como señal de su autoría.

A su juicio, se ha perdido gran parte de este patrimonio de grabado, incluyendo las planchas, ya que su utilizaban en numerosas ocasiones y se iban deteriorando con cada uso, especialmente las de madera (xilografías). Se han perdido también muchos grabados impresos en libros, ya que era usual arrancarlos para sustituirlos por otros en nuevas ediciones. En suma, para Cachedo Barreriro se trata de un patrimonio muy maltratado que convendría empezar a recuperar.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
3261
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (23/06/2011)

Ella es mi profesora, y es fantástica.