Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Malules escriba una noticia?

Isabel Preysler, Patricia Llosa, Julia Urquidi y El Escribidor

11/06/2015 16:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Según la revista ¡Hola!, Isabel Preysler, viuda del exministro socialista Miguel Boyer, y el Nobel de Literatura, que son amigos desde hace más de veinte años, han "estrechado" su relación tras la separación del escritor, circunstancia que Patricia Llosa no ha comentado.

Patricia Llosa, mujer del Nobel se ha mostrado sorprendida y apenada por la imagen que publica la edición española de la revista ¡Hola! y que demuestra que la amistad entre su marido, Mario Vargas Llosa, e Isabel Preysler se ha "estrechado y fortalecido", y ha emitido un comunicado que ha publicado su hija menor, Morgana Vargas Llosa, en su cuenta de Twitter, ha pedido respeto a la privacidad de su familia. "Mis hijos y yo estamos sorprendidos y muy apenados por las fotos que han aparecido hoy en una revista del corazón. Hace apenas una semana estuvimos con toda la familia en Nueva York celebrando nuestros 50 años de casados y la entrega del doctorado de la Universidad de Princeton. Les rogamos respetar nuestra privacidad. Patricia Llosa de Vargas" , ha sido su comentario .

50 años ha tardado Julia Urquidi primera mujer de Mario Vargas LLosa en ejecutar su venganza contra su sobrina Patricia, que traicionó su confianza cuando la tenía acogida en su casa de París, enamorándose de su marido, su primo " Marito ". El sentimiento fue mutuo, se fueron a vivir juntos y el se separo de su mujer a la que destrozo la vida según conto ella

misma en su libro "Lo que Varguitas no dijo".

HISTORIA

Cuando Vargas LLosa y Julia Urquidi se conocen en Bolivia, Julia tenía 19 años y Vargas Llosa 9 años. Casi diez años más tarde, cuando se reencuentran en Lima, Mario era un estudiante universitario y Julia acababa de divorciarse. Poco a poco, el amor va surgiendo entre ellos y deciden casarse clandestinamente en Chincha. Era el año 1955. La familia veía con malos ojos este amor extraño entre la tía política y el sobrino (Julia Urquidi era hermana de la mujer de su tío Luis Llosa, quien a su vez es el padre de Patricia Vargas Llosa, la esposa actual del escritor).Después de la boda, la pareja vive en Lima por un tiempo y después deciden instalarse en Europa. Primero recalan en Barcelona y luego en París. Durante este tiempo se suceden escenas de celos, peleas, rupturas y reconciliaciones. La cosa se agrava cuando comienza a vivir con ellos en París la prima hermana de Vargas Llosa y sobrina de la tía Julia, Patricia Llosa, la verdadera manzana de la discordia. Patricia comienza a estudiar en la Sorbona y entonces Julia comienza a notar un extraño cambio en el comportamiento de Vargas LLosa: pasa más tiempo con Patricia, van al cine juntos, cuchichean, cuando viajan ella se sienta al lado de él, en fin, señales evidentes que algo se traen entre manos. Las crisis de celos de la tía Julia se van agravando hasta llegar a intentos de suicidio. El escritor no reconoce el nuevo amor y trata que las cosas sigan como están. Así las cosas, un avión de Air France con destino a Lima se estrella poco después de despegar; en él viajaba Wanda Llosa, la hermana mayor de Patricia, que también vivía en París con Mario y Julia. Patricia, destrozada, retorna a Lima. A pesar de esta separación las cosas entre Vagas LLosa y Julia no se arreglan y, poco más tarde, y después de ocho años de matrimonio, llegó el divorcio entre Vargas Llosa y Julia Urquidi.Julia Urquidi volvió a casarse por tercera vez, pero este tercer intento fue un grave error. El resto de su vida lo dedicó a los amigos, a la literatura y a fumar. Trabajó durante muchos años como Jefa de Protocolo en la alcaldía de La Paz. También fue secretaria personal de varias primeras damas de Bolivia. Era una mujer guapa, nerviosa, de sonrisa pícara. Su gran debilidad eran los cigarrillos. Eso le provocó problemas de salud que la obligaron a dejar la altura de La Paz para trasladarse a Santa Cruz.

Más sobre

.post-body * {-moz-box-sizing: border-box !important;-webkit-box-sizing: border-box !important;box-sizing: border-box !important;} .post-body {text-align: center !important;font-size:0 !important;line-height:0 !important;} .post-body br {height:0;width:0;display:none;} .post-body a, .post-body img, .post-body .separator, .post-body .separator a {clear:none !important; float: none !important; display: inline-block !important;*display: inline !important; zoom:1 !important; max-width: 100% !important;padding: 0 !important; margin:0 !important; border: 0 !important; font-size:0 !important;} .post-body img {width: 200px !important;max-width: 100% !important;height: auto !important;margin: 10px !important;background: white !important;padding: 10px !important;vertical-align: middle !important;-moz-box-shadow: 1px 1px 3px #999;-webkit-box-shadow: 1px 1px 3px #999;box-shadow: 1px 1px 3px #999;}

Julia Urquidi Illanes, falleció el 10 de marzo de 2010 en Santa Cruz (Bolivia) a los ochenta y cuatro años, debido a problemas respiratorios. Eva Rodriguez

Julia r ecibió con ambivalencia la publicación de la novela, "La tía Julia y el escribidor" dedicada a ella ("a Julia Urquidi Illanes, a quien tanto debemos yo y esta novela"): agradeció a Mario la novela, reconoció que le gustaban partes de ella, pero también se sintió "amargada" de que pusiera su vida "al descubierto". A principios de los ochenta, cuando se enteró del rodaje de una telenovela basada en La tía Julia y el escribidor, todo cambió: según Julia, la telenovela la presentaba como "una seductora de menores". Eso la motivó a escribir su propia versión de los hechos, Lo que Varguitas no dijo. El libro se enfocaba más en los años del matrimonio y el divorcio, que no narraba la novela -centrada en el noviazgo prohibido, y en la que el relato de la relación termina con la fuga y el posterior casamiento a espaldas de la familia, en Chincha, una ciudad a doscientos kilómetros de Lima-, y provocó la ruptura entre Julia y Vargas Llosa. .Allí recuerda que con Vargas Llosa transcurrieron "los años más felices de mi vida", pero "también los momentos de mayor tristeza". En una de sus pocas entrevistas, al periódico El Deber (Santa Cruz), afirmó: "Yo lo hice a él. El talento era de Mario, pero el sacrificio fue mío. Me costó mucho. Sin mi ayuda no hubiera sido escritor. El copiar sus borradores, el obligarlo a que se sentara a escribir. Bueno, fue algo mutuo, creo que los dos nos necesitábamos".

Esa triste y escandolosa historia, al contrario que ahora, no transcendio fuera de su límitado mundo social y familiar. En ese tiempo Patricia seguro que estaba encantada de la vida y con 20 añitos probablemente ni se puso 5 segundos en la piel de su tía...ahora la vida la ha colocado en el otro lado, así que independientemente del cabreo lógico que pueda tener, debería ser coherente y pensar que lo que en su día hizo tambien se lo podrían hacer a ella, quedandose calladita y no mandar comunicados, no vaya a ser que alguien recuerde algo de su ¿oscuro? pasado, que por otro lado no creo que lo haya olvidado del todo, lo que ocurre es que lo que le duele a otro no es dolor, es dolor cuando es el tuyo... En algunas ocasiones se da el dicho: donde las dan...

Tambien se dice que la venganza es un plato que se sirve frío y en este caso Julia debe por fín sentirse compensada desde el otro mundo.


Sobre esta noticia

Autor:
Malules (157 noticias)
Fuente:
elblogdemalules.blogspot.com
Visitas:
8030
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.