Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rubén Sancho escriba una noticia?

La izquierda más rancia (Gestión privada de la sanidad pública)

09/07/2009 08:48 7 Comentarios Lectura: ( palabras)

Crítica a la izquierda española

La autoproclamada izquierda política de este país vive anclada en creencias obsoletas e ideologías caducadas que en su día tuvieron sentido pero que en la sociedad actual no son más que pura demagogia barata basada en falacias económicas y sociales.

La más equívoca de las falacias de la izquierda es la que atañe a la gestión de los servicios públicos. Por una herencia pretérita los izquierdistas de pro identifican, de manera errónea, servicio y gestión, cuando se trata de dos conceptos totalmente distintos.

Un servicio es aquello que se ofrece al receptor final, mientras que la gestión es la forma en la que se organiza la ejecución de ese servicio, la manera en la que se gestionan los recursos escasos para ofrecer la máxima calidad final.

Extrapolaré, ahora, la falacia al servicio público que no es otra cosa más que el servicio que se ofrece a todos los ciudadanos de una sociedad por igual, sin distinción alguna, y con acceso equitativo para todos.

La izquierda proclama a los cuatro vientos que un servicio público debe de ser gestionado de manera pública, lo cuál es un craso error. La gestión pública es, por definición, ineficiente porque está regida por funcionarios, los cuáles son adecuados para la administración pero nefastos para la gestión, por lo que lo más correcto sería una gestión privada de los servicios públicos.

Éstos seguirían siendo públicos a todos los efectos, pero la gestión se realizaría de manera privada, de forma que la Administración Pública con competencias ya no tendría que mantener a una ingente cantidad de funcionarios apáticos sino que se limitaría a abonar el pago estipulado por la gestión y a pagar el salario de los supervisores de dicha gestión que serían, eso sí, funcionarios públicos.

El ejemplo más paradigmático sería el de la sanidad. Todos sabemos que su gestión es ineficiente y cualquier profesional de la gestión reconoce errores de bulto en el modelo organizativo de cualquier hospital español.

Una Gestión privada de una sanidad pública sería la solución ideal para la sostenibilidad del modelo de bienestar nacional. No sólo no empeoraría el servicio ofrecido al ciudadano sino que mejoraría ya que las empresas concesionarias competirían en calidad por sus concesiones.

Basta ya de ataduras ideológicas caducas. La izquierda debe reinventarse y olvidar viejas afrentas y reivindicaciones pretéritas, hoy los servicios públicos ya no son algo por lo que luchar sino algo a mejorar y la gestión privada con supervisión pública es el camino.

¿Se atreverá la izquierda a dar el salto cualitativo o se aferrarán a su propaganda electoral obsoleta?


Sobre esta noticia

Autor:
Rubén Sancho (54 noticias)
Visitas:
100
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Majura (09/07/2009)

¿Pero es esto una noticia o un artículo de opinión? Alucino con la "profesionalidad" que se le otorga al sector privado: precisamente fue la gestión privada una de las más culpabilizadas del 11-S. El personal de seguridad de los aeropuertos eran de empresas privadas, que cobraban un salario de risa. Después del 11-S, el gobierno Bush tuvo que volver a encargar la seguridad de los aeropuertos a los funcionarios. Hay muchos más ejemplos.

0
+ -
Responder

unomas (09/07/2009)

sencillo , un funcionario es un peso de por vida ( sea bueno , o malo ) ademas cuesta caro , en cambio damos a una empresa privada la gestion de un sitio publico ,eso si amiga del gobierno , pues si problemas hermanos , todos ganando , el gobi su sobre a final de mes y la empresa colocando a los amigos , familiares , alegados del gobi , etc .. el negocio es triple

0
+ -
Responder

El Hijo De La Portera (09/07/2009)

Eso que llamas izquierda caduca es lo que ha permitido a nuestro país tener una sanidad pública y universal . Si en EEUU hubieran tenido este tipo de izquierda no habrían 40.000.000 millones de ciudadanos sin cobertura sanitaria .Quizá lo que se espera de Obama es que ponga en marcha alguna de esas rancias ideas de izquierdas . Con las teorías de Keynes ya sabemos a donde llegamos .

0
+ -
Responder

Fanso (09/07/2009)

No entiendo tu artículo. Quieres decir que opinas que la sanidad debe ser gestionada por un sector privado (creo que es una idea pésima), pero además metes tus comentarios anti izquierdistas casi sin fundamento... Acaso en España con gobiernos de derecha la sanidad no se gestionaba igual???

-1
+ -
Responder

Fanso (09/07/2009)

Falacia: Una falacia (sofisma) es un razonamiento aparentemente "lógico" en el que el resultado es independiente de la verdad de las premisas. En sentido estricto, una falacia lógica es la aplicación incorrecta de un principio lógico válido, o la aplicación de un principio inexistente.
Tu razonamiento tambien podría serlo, no?

1
+ -
Responder

Felisota (09/07/2009)

Completamente de acuerdo. Si bien la sanidad debe ser gratuita y un servicio público, no hay nada más ineficiente que funcionarios que desarrollen mal o bien su trabajo, ni obtienen castigo ni premios por ello. Yo conozco el sector justicia y es patético su funcionamiento, les faltan medios, eso es cierto, pero también les falta ganas de sacar trabajo adelantey de rendir de manera optima.

0
+ -
Responder

maragu (10/07/2009)

Un ejemplo de lo que está siendo la gestión privada: las citologías, que antes se llevaban a analizar a un hospital público ahora se envían a una clínica privada (no digo nombres). Antes las citologías se analizaban bien y ahora las devuelven diciendo que no hay muestra suficiente o está contaminada. Conclusión: la citología tiene que ser repetida y esa clínica privada se está forrando a base de enviarles citologías.