Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Jaime Bayly utiliza sangre, sexo y humor para reflexionar en su nueva novela sobre el daño que pueden hacer los padres

20/04/2010 13:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con mucho sangre, sexo y humor el escritor peruano Jaime Bayly propone en su nueva novela una reflexión sobre "el daño incalculable" que los padres les pueden hacer a sus hijos, 'El cojo y el loco' (Alfaguara), en la que hace un relato "deliberadamente exagerado, grotesco, esperpéntico y cruel" de la burguesía de su país.

El libro cuenta la historia brutal de dos jóvenes de clase alta de Lima de hace 40 años: Bobby, que no nació cojo, y Pancho, que no nació loco (sino tartamudo). Ambos son víctimas de las vejaciones de sus padres y la vergüenza que sienten hacia ellos, lo que acaba desarrollando su marginalidad y su violencia.

Bobby se volvió cojo durante la infancia y, a partir de ahí, su vida se quedó marcada por humillaciones. La más dura fue la serie de abusos sexuales que sufrió de la tripulación del barco que le llevó a estudiar fuera de Perú. Traumatizado, pasa de víctima a victimario y utiliza el sexo, las motos y las armas para hacerse respetar. Por su parte, Pancho, "un espíritu extraviado", nació bruto, feo, tartamudo y poseído por una lujuria incontrolada. Incapaz de adaptarse a las costumbres burguesas, se vuelve hippie, abandona su familia y acaba destruyendo todo lo que cruza su camino.

PADRE COJO Y SUEGRO TARTAMUDO

"Pese a lo violentos que son, intenté que fueran un poco estimables. Todas sus brutalidades son comprensibles dado al pasado que han vivido", explicó a Europa Press Bayly, que por primera vez escribe una novela en la que "no hay nada autobiográfico", aunque la inspiración le llegó a partir de algunas historias reales.

El padre de Bayly era cojo ("pero no nació cojo") y su suegro es tartamudo ("y de pequeño le consideraban un loco"). "Pero ellos no tuvieron la vida de los dos personajes, todo es todo fruto de mi imaginación", aseguró, añadiendo que, así como sucede a los personajes en la novela, "estos rasgos cambiaron sus vidas".

Bayly (Lima, 1965) negó que escribir la novela fue precisamente "un ajuste de cuentas" contra su fallecido padre. "Teníamos una relación desafortunada, a veces áspera. Nunca fuimos amigos, no supimos encontrar la manera de querernos", declaró, añadiendo que antes de que se muriera consiguieron reconciliarse.

Al autor le parece "una rara e inquietante paradoja" que en Perú sea más normal que una familia pobre entienda "la diversidad" y una familia rica no siempre lo consiga. "Las familias ricas están mejor educadas, tienen una visión más cosmopolita, deberían ser más comprensivas con la complejidad humana, pero en mi país ocurre lo contrario. Por instinto, las familias pobres protegen más a sus hijos 'diferentes' o 'extravagantes'", aclaró este autor elogiado por Mario Vargas Llosa (impulsador de su carrera en España) y Roberto Bolaños.

"SOY UN CANDIDATO PERDEDOR"

Bayly recientemente declaró su intención de presentarse candidato a la presidencia de Perú, que convocará elecciones en 2011. Pero se considera "un candidato perdedor" y sólo postularía al cargo (posiblemente por el partido Cambio Radical) "con el permiso de mis dos hijas".

"Tal vez esté en mi destino perder la elecciones porque lo que me anima no es ganar el poder, sino instalar en el debate unas ideas de las que antes no se hablaba tanto en la campaña política peruana", sentenció este escritor. Bayly defiende el aborto, el matrimonio homosexual, el estado laico ("Perú paga millones de dólares a la Iglesia Católica") y la despenalización del consumo de drogas, además de querer "acabar con los militares", que, según afirmó, son "inútiles y onerosos" en su país. "Esperan una guerra imaginaria que no va a ocurrir y que si ocurriera, la perderían", justificó.

El escritor es conocido en Perú por su trayectoria en la televisión y, "gracias a ella y al periodismo", desarrolló la capacidad de crear frases mediáticas, como la que decía que, una vez elegido, ahorraría cargos porque sería "presidente y primera dama" a la vez, en una referencia a su bisexualidad.

Otra declaración polémica fue la de que indultaría al ex presidente Alberto Fujimori, condenado por delitos de corrupción y violación de los derechos humanos, debido a su avanzada edad. "He corregido mi posición respecto a eso y, si llego a la presidencia, convocaría un referéndum popular, ya que Perú se divide de manera radical respecto a Fujimori", aclaró.

De momento, el escritor no abandonará el tema de la violencia. Su próxima novela, 'Morirás mañana', cuenta la historia de un hombre con una enfermedad terminal que decide matar "delicada y refinadamente" a sus enemigos antes de morir. "Me ha venido una compulsión inexplicable por la violencia, ya no me interesa mirar mi pasado y novelarlo", concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
160
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.