Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolbjca escriba una noticia?

Jane Seymour: "El verdadero amor de Enrique VIII" (3ª y Última Parte)

28/03/2012 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

4.4 Madre

Finalmentea principios de 1537, el rey recibió la buena nueva que tanto ansiaba: suqueridísima esposa estaba embarazada. El embarazo de Jane le despertó un deseoincontrolable de comer perdices. El monarca ordenaba traerlas desde Calais yFlandes. Engordó terriblemente y se tuvieron que ensanchar todos sus vestidos.

A comienzos de septiembre de 1537, la reina se retiró al Palacio de Hampton Court para reposar en vísperas del gran acontecimiento. El parto fue largo y difícil, pero al final, a las dos de la madrugada del 12 de octubre de 1537, la soberana dio a luz el esperado príncipe. Enrique VIII se mostró lleno de júbilo y lloró de alegría cuando sostuvo a su hijo en brazos por primera vez, y el país estalló en celebraciones. A la edad de 46 años, el monarca había logrado su sueño. El niño fue bautizado con el nombre de Eduardo, por su bisabuelo, Eduardo IV, pero más en particular porque era la víspera de San Eduardo. Las hermanas del joven príncipe, María y Elizabeth atendieron a la esplendida ceremonia de bautismo. Jane acudió al gran evento, pero aún se encontraba débil y sin fuerzas. María actuó como madrina, Elizabeth la llevaba en brazos el tío del niño, Thomas Seymour.

image

Firme de Jane Seymour

A lospocos días de nacer su hijo, Jane contrajo fiebre puerperal, probablemente acausa de los métodos obstréticos poco higiénicos que se emplearon en el parto.Al día siguiente después del bautizo, su salud fue empeorando cada vez más. Lafiebre y la infección dominaban de su cuerpo.

Para que tengamos una idea de lo que le pasaba a Jane, exponemos esta Carta de Thomas Rutland yotros cinco médicos dirigida a Thomas Cromwell, detallando su estado desalud. La misiva, fechada el 17 de octubre de 1537, cinco días después de que Jane hubiera dado a luz a un hijo varón, elpríncipe Edward, en el Palacio de Hampton Court. La carta nos revela losiguiente: Toda la noche ella (Jane) había estado muy enferma, mas bien parece que había empeorado. Latercera línea del final afirma que el confesor de Jane (Robert Aldrich, elobispo de Carlisle) ya se había apresurado a darle la extremaunción. Así quelos autores de la carta estaban claramente informándole a Cromwell que la vidade Jane estaba corriendo peligro. La segunda firma en la lista es de William Butts. Buttsfue uno de los médicos principales de Enrique VIII y quetambién tenía como pacientes a varios miembros de la nobleza. Mientras que Cromwell culparía de negligencia a los queatendían a Jane, argumentando que aparentemente le habíansuministrado una dieta inadecuada que le había provocado una fiebre, EnriqueVIII por el contrario no culpó a nadie en concreto de lo sucedido asu esposa.

image

Al día siguiente después delbautizo, su salud fue empeorando cada vez más. La fiebre y la infeccióndominaban de su cuerpo. Desgraciadamente, Jane murió a medianoche el 24 deoctubre de 1537, sólo doce días después del nacimiento de su hijo. Teníaveintiocho años y había sido reina de Inglaterra menos de dieciocho meses.

El rey la consideró siempre su "verdadera" esposa, la única que fuecapaz de darle el heredero varón que tanto deseaba. Tanto es así que la enterróen la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, lugar que él habíadestinado para su propia tumba. Ella fue la única de las seis consortes quedescansó eternamente junto a Enrique VIII, y según cuentan, la que sinceramentele amó. El monarca vistió negro hasta 1538 y tardó más de dos años en volver acasarse.

image

Tumba de Jane Seymour y Enrique VIII

Final

Nunca sabremos si detrás de eserostro bondadoso y servicial se escondía algo más. Su familia, los Seymour, no escatimaron ingeniosas artimañas hasta ver a su hermana en el trono de Inglaterra. En unacorte con tantas ansias de poder, no sería de extrañar que la ambición sehubiera apoderado de ella también. Tal vez quiso actuar con cautela y sensatez, sin intrometerse demasiado en los asuntos de Estado, en vistas del trágicodestino de la anterior consorte. Años después de su muerte, incluso mientrasestaba casado con otra de sus esposas, Jane seguía apareciendo en los retratosreales como reina. Enrique mostraría un incondicional aprecio por ella, fue la única capaz de darle lo que él más ansiaba: un heredero varón.

image

Bibliografía:

§ Fraser , Antonia: Las seis esposas de Enrique VIII , Ediciones Web, Barcelona, 2007. § Hackett , Francis: Enrique VIII y sus seis mujeres , Editorial Juventud S.A., Barcelona, 1975. § Lindsey , Karen: Divorced, Beheaded, Survived: A Feminist Reinterpretation Of The Wives Of Henry VIII, Da Capo Press, 1996. § Norton , Elizabeth: Jane Seymour, Henry VIII´s True Love , Amberley , 2010. § Starkey , David: Six Wives : The Queens of Henry VIII , 2004. § Weir , Alison: Enrique VIII el rey y la corte , Círculo de Lectores, Barcelona, 2004.

§ es.wikipedia.org/wiki/ Jane_Seymour § englishhistory.net/tudor/ monarchs /seymour.html § www.luminarium.org/encyclopedia/janeseymour.htm § www.tudorhistory.org/seymour/

Mi gran agradecimiento a mi colega y amiga Paula de "La Corte de la Rosa" por su participación en la elaboración de este artículo.


Sobre esta noticia

Autor:
Carolbjca (53 noticias)
Fuente:
carolbjca.blogspot.com
Visitas:
14806
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.