Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernandoar escriba una noticia?

Javier Marías, Premio Austriaco de Literatura Europea

03/05/2011 20:10 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según la leyenda difundida por él mismo, en junio de 1969, cuando tenía 17 años, el escritor español Javier Marías se fugó a París con la firme intención de pasar el verano en la casa que en la capital francesa tenía un tío suyo, el director de culto Jesús Franco, escribiendo una novela cuya acción transcurriera en una América enteramente imaginada. Aprovechando que su tío se encontraba fuera de la ciudad y alimentándose conforme a una dieta impuesta por las circunstancias cuyo elemento esencial era el pan con mostaza, Marías se entregó durante aquel estío a una singular disciplina de trabajo que organizaba el día en tres partes muy diferenciadas. Por la mañana no se movía de la casa del número 15 de la calle Freycinet y escribía su libro sin parar en un estado se diría que parecido al trance en un salón donde destacaba la visión de un piano blanco de cola e innumerables estanterías repletas de revistas eróticas.

Después, cuando abrían los cines, pasaba toda la tarde yendo de uno a otro, con especial predilección tal vez por la Cinémathèque de Henri Langlois, para empaparse de películas americanas de los años treinta, cuarenta y cincuenta, como único medio de documentación y principal forma de inspiración para la novela que tenía entre manos. Y finalmente, por la noche, se dejaba caer con una decrépita guitarra por las terrazas de los Campos Elíseos donde interpretaba canciones de gente como Bob Dylan con la esperanza de que los ciudadanos allí sentados le arrojaran unas monedas a cambio.

El resultado literario de esa temporada parisina fue Los dominios del lobo, una espléndida novela que celebraba por encima de todas las cosas, el placer de fabular, a través de una trepidante generación múltiple de historias de todas las clases.

Curiosamente desde entonces la literatura de Marías fue moviéndose de un modo cada vez más firme y convencido en la dirección contraria y si hoy se le conoce en toda Europa es precisamente por una serie de novelas memorables donde la acción externa es escasa y queda supeditada a reflexiones, digresiones (es mediante ellas como, al igual que los de su admirado Sterne, progresan los libros de Marías) y movimientos de conciencia internos capaces de sobrecogernos y entretenernos aún más hondamente que la impagable avalancha de aventuras de su primer esfuerzo literario.

Su última novela hasta la fecha, Tu rostro mañana, publicada inicialmente en tres volúmenes separados, podría servir de ejemplo paradigmático de su personalísimo y seductor estilo, pues el hecho de comenzar con la inquietante frase "No debería uno contar nunca nada", no le impide continuar el libro hasta rondar las1600 páginas de extensión, páginas en las que, en relación con la magnitud de la obra, ocurren relativamente pocas cosas( concentradas además en apenas dos o tres años, de hecho buena parte de la novela transcurre en dos noches distintas) a un número muy pequeño de personajes.

Paul Oilzum

Ahora, por el conjunto de su obra, Javier Marías acaba de recibir el muy prestigioso Premio Austriaco de Literatura Europea. Es una buena ocasión para alquilar apartamentos en Viena y disfrutar de sus librerías y cafés literarios. Después de todo hay pocas ciudades más novelescas que la capital austriaca.

Contáctame


Sobre esta noticia

Autor:
Fernandoar (1361 noticias)
Fuente:
only-apartments.es
Visitas:
557
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Aranda (04/05/2011)

Uno de los mejores escritores de todos los tiempos