Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anunnakienfessolsinaps escriba una noticia?

Joan Fuster i Raimon vs Antonio Gramsci

24/09/2015 22:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La confrontación intelectual que en La Tuerka y La Sexta no se atreven a hacer

En las elecciones catalanas el discurso de las dos polaridades intelectuales implicadas 'Junts pel Si' y la 'CUP' frente a 'Podemos', no es tan intelectual, como en casi ninguna campaña ni debate electoral, sino literalmente como hemos podido ver 'hacen el indio', es sumamente inproductivo introducirse en el debate catalán en base a las declaraciones de estas dos polaridades que se presentan frente al bloque de la derecha y la extrema derecha. 

Existen muchos puntos en común, entre el intelectual que mas veces citan tanto Iñigo Errejón como Pablo Iglesias, Antonio Gramsci y el del intelectual historicamente destacable mas reciente de la historia del nacionalismo catalán de izquierdas, Joan Fuster. De hecho, las teorías que sostiene Gramsci son actualizadas y desarrolladas sobre el caso español por el escritor valenciano 53 años antes que Pablo Iglesias y los ingenieros sociales de Podemos se pusiesen a ello.

Gramsci, sostiene que Italia ha sufrido una unificación desviada y asimétrica que causa problemas de soberanía militar y política en toda Italia. Un proceso similar, salvando las diferencias del español, que Fuster paraleliza en 'Nosaltres els Valencians' con el proceso español de unificación. Fuster incluye en su obra toda una serie de mecanismos del estado español que hoy siguen vigentes fijandose en el esquema marxista italiano que lo conducen a su tesis. Esos mecanismos están presentados académicamente y muchos todavía vigentes aunque no sean objeto de debate en platós televisivos.

Sin embargo a diferencia de Iglesias, Erejón y Laclau, Fuster, sobre Gramsci corrige la teoría de clases sociales marxista aplicada en la sociedad española de profunda tradición religiosa y centralista. Este observa además sobre el caso Español, que la condición de subalterno se aplica no solo sobre clases sociales, sino también sobre colectivos, etnias, razas, y minorias nacionales. Aun así, esa observación se produjo en Nosaltres els Valencians, y su pensamiento se mezcló con el de Gramsci a posteriori, cuando el cantante Raimon se lo descubre. Según declara Fuster

"Jo només sóc «marxistoide», «marxistòfil» o «relativament marxià»... De tots els «vostres clàssics», el qui he trobat més convincent i practicable (de «praxis») és l’Antonio Gramsci. L’afició a Gramsci em ve de Raimon, que me’l va descobrir. Gramsci és una mina..."

"És l’autor que més he llegit. Des de mil nou-cents seixanta-tres quan vaig llegir Gli intellettuali e l’organizzazione della cultura, ha estat una referència constant en el meu viure i una clau per a entendre el meu país i Itàlia. La seua idea de revolució, amb l’aliança de pagesos, intel·lectuals i classe obrera em va obrir els ulls i me’ls ha deixat oberts als problemes de la vida col·lectiva."

Según observa sobre las tesis revolucionarias de Gramsci en 1966 Joan Fuster 

"Y digo “novedad”, porque, bien mirado, los escritos e incluso el nombre de este singular filósofo y crítico italiano eran hasta ahora casi desconocidos entre nosotros, y quizá tampoco pueda afirmarse que lo fueran mucho menos en las empingorotadas culturas vecinas. Hablo en términos generales y salvando cuanto haya que salvar. Por lo demás, confieso ingenuamente que yo formaba en las filas de los ignorantes: mea culpa..."

"incita a establecer paralelismos y confrontaciones directas, muy concretas, entre el caso italiano (...) y el caso catalán (...) Es curioso comprobar cómo pueden emparentarse u homologarse situaciones en apariencia tan distintas como la nuestra y la de Italia –la de Italia hace treinta y cuatro años, naturalmente"

"Un concepto o equema, o lo que sea, como el de “lo nacional-popular”, por ejemplo, se presta a inagotables indagaciones, a planteamientos apasionantes, a debates de obvia eficacia"

En un artículo en la revista Nous Horitzons dedicada a los 30 años de la muerte de Antonio Gramsci, Fuster rubricó sobre el Italiano

"Moltes qüestions de les que s’ocupa, específiques d’Itàlia, de la Itàlia del seu temps, ens inviten a buscar 145 plantejaments paral·lels entre nosaltres, i estic segur que en trauríem un alt profit si els intentàvem".

También hace en 1978, un análisis donde da por muerto el fantasma de la burguesía catalana a diferencia de Pablo Iglesias a dia de hoy. La curiosidad es que hace un análisis gramsciano de la burguesía catalana y la derecha catalana que contradice la tesis electoral de 'Catalunya si se pot' y apoya la referencia de los argumentarios de 'Junts pel si'

"Les burgesies de cada zona, quan era l’hora oportuna van descobrir que podien convertir-se en una «burgesia nacional», i avui ja és massa tard per a elles: han perdut el tren de la història, com aquell qui diu. Queda l’esperança de les classes populars, en l’accepció gramsciana del terme. I quina consciència de classe, fins i tot amb la lassitud de «classes populars», tenim que inclogui la noció nacional, les multituds que poblem subalternament els Països Catalans, de Salses a Guardamar i de Fraga a Maó?"

Justo Serna i Encarna García Monerris relaciona en  «Introducción: Joan Fuster par lui même» a Fuster directamente con el pensamiento gramsciano y su particular desarrollo sobre las tesis de Fuster. 

"En su particular traducción, de lo que se trataba, según Fuster, era de superar los atavismos y los lastres históricos, las carencias que él mismo había denunciado en los sesenta y que habían dejado un país agrario sin una burguesía industrializadora que ejerciera la dirección intelectual y moral. El modelo del gramscismo le servía, pues, a Fuster para corroborar sus tesis de 1962, y como en el caso de la Italia contemporánea, para certificar la anomalía."

Más sobre

Fuster viene a decir, que existe una hegemonía social ejercida por una élite extractiva que domina no solo el dinero y las instituciones sino también el espiritu colectivo. Pero esta anomalía española no era para el el eje del problema, sino el quid de la cuestión catalana. Fuster propone en antítesis con las tesis revolucionarias de Gramsci, un bloque nacional-popular enfrentado a otro bloque nacional-popular que además posee la hegemonía respecto al otro. Y es un diagnóstico mucho mas convincente ya que esta perspectiva acompañado del detalle de los mecanismos del estado español descritos por Fuster, es que desde el momento previo a la muerte de Franco, hasta poco después de la transición, Fuster mantiene el análisis y el desarrollo de los casos catalán, valenciano y balear desde el mismo punto de vista. No se contradicen entre ellos, ni tienen un punto de vista distinto sobre las élites estractivas del stablishment, sin embargo, con el desarrollo de la estructura gramsciana desde la catalanidad oprimida de un escritor valenciano perseguido desarrolló con exactitud cuales son los mecanismos que operan en el caso catalán. Sin embargo, si que le seducen las estrategias políticas del italiano según declara

"En una societat com la nostra, de punta a punta del país (...) el «proletariat» fins ara no era una configuració socio-econòmica eminent (...) Gramsci, que va viure en un món semblant al nostre, i que no era el manchesterià de Marx, ni el tsarista de Lenin, insinua fórmules teòriques més adequades... I no solament teòriques. Llegiu Gramsci. És un consell. La seua proposició d’una cultura «nacional-popular», per exemple, és esplèndida. I el seu concepte de «classes populars», molt suggestiu de cara a qualsevol estratègia política...."

Así, oponiendose a las tesis de clases dominantes, Fuster propone abandonar España, ya que la clase extractiva dominante de los territorios catalanes y sus fórmulas de opresión dependían y dependen del mismo Stablishment castellano que representa la monarquía, el bipartidismo, la conferencia episcopal, alemania y todo aquello que quepa en el concepto de 'casta'. Sin embargo, para Fuster, las clases extractivas catalanas dependerían de su poder de cohesión social, consenso o supervivencia como clase si no estuviesen respaldadas por las poderosas élites estractivas castellanas. Fuster da una tesis alternativa a la gramsciana para superar a esta situación de clase nacional subalterna, 'fer país' y ese ha sido el objetivo político de todas las formas de catalanismo, valencianismo y balearismo que han existido desde fuster. 

Fuster, con su estrategia de 'Fer País', perfecciona un objetivo político gramsciano que dentro del estado español, bajo las condiciones legales en las que opera Fuster argumenta que ve imposible de alcanzar, ya que otros filósofos catalanes han llegado a esa conclusión anterior y posteriormente basándose en diferentes estrategias para cambiar España. El pensamiento cultural independentista, es un paso mas en la consecución de la superación de la misma élite que plantea Podemos, pero desde un punto de vista mas cercano o lejano a Fuster, pero en órbita con sus planteamientos de clase subalterna nacional. Cuestiona las teorias gramscianas aplicadas al caso catalá de burguesía nacional

"Jo no enyore, la nostra frustrada «burgesia nacional». No fou «nacional» ni ho és ara. És una merdeta com a «burgesia», i ni tan sols és res com a temptativa de vehicular unes aspiracions elementals... La meua opinió és que la «burgesia valenciana» és genèricament d’una burrera colossal. Excepcions a part, i poquíssimes, no ha sabut ser ni «burgesia» ni, naturalment, «valenciana». (...) El futur del País Valencià queda en mans del «poble» i vinculat als sectors «subalterns» i «instrumentals», que són, precisament, els més «alienats» pel feixisme. Aquest és el nostre problema. Desintoxicar el poble dels sinistres «fallerismes», de les mil afliccions de l’espanyolisme oficial, haurà de ser una operació lenta i eficaç. Si les rèmores franquistes ixen victorioses, la derrota serà de «classe» i «nacional» alhora. Al País Valencià, almenys, no podem esperar res d’una «burgesia nacional». Hem d’anar directament al socialisme. El qual no sempre serà «marxista» ni «marxià», però sí instintivament «popular» com Gramsci esperava. El «nacionalisme», al País Valencià, ara és d’«esquerra». Havia de ser-ho fatalment, i amb una involució curiosa, que implica, alhora que ser d’«esquerra», una «esquerra» autèntica ha de ser «nacionalitària»..."

Es decir, Fuster propone no confrontar, sino dirigir como burritos a la llamada «burguesía nacional» como unico medio posible para lograr objetivos de clase, cosa que a todas luces parece compenetrarse con el mismo full de ruta de la ANC. La solución final que propone Fuster, basándose en la imposibilidad de transportar una revolución gramsciana al modelo español monárquico ni franquista, y al no haber desarrollado parte de España estos planteamientos en un plano general propone crear la hegemonía en-torno a un bloque interclasista.

Se enfrentan dos versiones de mentalidad subalterna en las urnas y en los debates. Ambas influidas por intelectuales mas cercanos como Laclau o Anguita, pero con una diferencia histórica, la rama influida por Podemos, es una experiencia puramente basada en las 'disquisiciones' del Italiano, que según dearrolla Fuster 'no conducen a parte alguna' la rama fusteriana de la subalternidad catalana, mas numerosa en Catalunya desarrolla sobre el esquema gramsciano una reinterpretación analítica sobre los mecanismos sociales y políticos del estado español. A pesar de su relevancia, Fuster no es venerado como un intelectual de referencia del procés, ya que sobre los esquemas fusterianos se ha discutido y requeteanalizado en los últimos 40 años la obra de Joan Fuster, y se han criticado datos o perspectivas históricas, este resurgimiento cultural que hace Fuster a mediados del siglo XX y su posterior escuela crítica que se sostiene hoy en dia, la teoría inter-clasista de Fer País, y que explican los procesos de Catalunya, Baleares y el País Valenciano. 

El grupo de ska de Xaló Aspencat, idealiza este resurgimiento cultural gramsciano y el desarrollo cultural del catalanismo fusteriano y su legado en su canción l'herència. 

'som la flor que naix de la llavor que van sembrar

som la veu que guía en l'oscuritat

son les nostres veus i no ens faran callar

per que mai perdrem la nostra dignitat' 

Es posible que en los paises catalanes los resultados de Podemos no vayan a ser muy altos, por que mientras la escuela de Laclau sostiene que hay que llegar a un país que te lo den ensamblado las élites extractivas y moverse desde ese punto de arranque, a la tesis fusteriana propone a medio y largo paso construir un país de la nada y partir desde una posición de ventaja respecto a la burguesía nacional arrastrándola en el proceso, en este procés se añaden las mas modernas teorías de la economía del bién común superadoras del modelo de globalización, que sostenía también ICV pero se han diluido en el programa de Catalunya si que pot, además de los principios de la desobediencia civil y otras construcciones superadoras que superan al viejo esquema de clases establecido por Podemos y en menor medida por ICV, mas conocedora de la realidad económica catalana.

También es posible que muchos nacionalistas del resto del estado se decepcionen si llegan a pactar con Podemos u otra fueza estatal sus partidos nacionalistas de referencia, ya que como dedujo Fuster, Gramsci no responde a mi cuestión de identidad de clase asimétrica española, pero como diría el mismo o como se ha llegado a justificar terriblemente para un pacto en aquellos años con el mismísimo Jose María Aznar, 'cal fer país'.

Joan Fuster advierte muchos años antes que Pablo Iglesias dos frases que el ha repetido también en numerosas ocasiones.

"Tota política que no fem nosaltres, serà feta contra nosaltres." "La "indignació", de fet, dóna per suposada la «dignitat» dels qui l'experimenten, i la "indignitat" de la seva víctima"

En 1979 además advierte que

"L'esquerra "espanyola" fa la impressió que ha estat i és un instrument nacionalista de la dreta, i de l'extrema dreta. L'esquerra "espanyola" s'ha caracteritzat sempre per la seva innocència, i pel seu "espanyolisme" rabiós."

Sea como sea, las dos interpretaciones del fenómeno cultural son similares pero distintas a su vez, la escuela Gramsciana propone una suerte de multiburguesía a superar y marginar para cambiar el estado español por las urnas, mientras que el fusterianismo ve este horizonte utópico e históricamente frustrante y propone una trinchera diferente y un desarrollo interclasista de la teoría gramsciana de guerra por la hegemonía. Así mismo, cualquier bandera, cualquier término, cualquier hecho o hipótesis cultural, ya sea alrededor de la iglesia católica catalana, Miquel de Sirvent o del propio Pompeu Fabra, la Merçé o hasta la figura indiscutiblemente popular y revolucionaria dels segadors construye una forma de hegemonía superior que a los chicos del jefe coleta morada les costará superar. El sueño fusteriano tiene como objetivo construir un país incluso antes de desarrollar un estado, y tener la hegemonía no es tan facil cuando alrededor de esa hegemonía en discusión han construido un país donde eres extranjero y tus tesis son del siglo pasado.

En la batalla intelectual los catalanes de todos los paises del estado, damos por ganador a Fuster y Raimon sobre Laclau y Gramsci, no por chovinismo ni mucho menos, sino por que ambos aplican las mismas perspectivas de la sociedad que observan, solo que uno de los tres sabe que están mirando dos paises distintos, Italia de principios del siglo XX, un estado en proceso de desconstrucción y otro en proceso de construcción avanzado. Pues como dijo el Arzobispo de Valencia recientemente 'la unidad de España es obra del espiritu santo', y yo, Gramsci y Fuster estamos totalmente deacuerdo con esa afirmación.


Sobre esta noticia

Autor:
Anunnakienfessolsinaps (57 noticias)
Visitas:
6182
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.