Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Arias Solis escriba una noticia?

Jomi García Ascot por Francisco Arias Solís

31/01/2010 22:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La voz de un poeta de película

JOMI GARCÍA ASCOT

(1927-1986)

Lejana España, España

donde yacen las olas de mis horas

donde termina el arco

de mi cielo

donde brota el pulsar que hoy cruza el aire

empañado de mentas

donde nació esta tarde que aquí muere,

pálida y alta, donde habita el dolor

y este mi pecho.”

Jomi García Ascot.

LA VOZ DE UN POETA DE PELÍCULA

Los niños que, adheridos al destino de los padres o familiares directos, tuvieron que abandonar España y fueron llevados a México en 1939 recibieron una educación española. Unos cuantos se revelaron como escritores. A Ramón Xirau, Jacinto Viqueira, Enrique de Rivas, Inocencio de Burgos, Roberto Ruiz, Ángel Palerm, Carlos Blanco Aguinaga, Manuel Durán, Tomás Segovia, Jomi García Ascot... los hallamos, en los últimos años de la década del cuarenta, creando y trabajando en torno a una revista, Presencia, fundada en 1948 y dirigida por García Ascot, de entre los que salieron poetas notabilísimos. Se publicaron muchos libros de estos jóvenes poetas que llegarían a conocerse como la Generación de Poetas Hispano-Mexicanos. Jomi García Ascot había publicado versos en revistas -y ensayos en prosa- antes de dar su primer libro, Un otoño en el aire, en 1964. Seguirán: Estar aquí (1966), Haber estado allí (1970), Seis poemas al margen (1972) y Un modo de decir (1975), si en los libros anteriores al último, García Ascot, con palabra precisa y tono contenido exploraba problemas universales, en el último sin abandonar los hallazgos anteriores, intenta explorar su yo individual sobre todo. Más tarde publicó Poemas de amor perdido y encontrado y otros poemas (1977), Antología personal: poesía (Premio Xavier Villaurrutia de escritores para escritores, 1984) y Del tiempo y unas gentes (1986). En toda su obra poética se observa una influencia machadiana.

El poeta, novelista, ensayista, crítico de arte y cineasta José Miguel García Ascot, conocido familiarmente como Jomi, nació en Túnez el 24 de marzo de 1927 y falleció en Ciudad de México el 14 de agosto de 1986. Hijo de un diplomático, en 1939 emprendió con su familia el camino del exilio en dirección a Francia y luego hacia México. Allí estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se hizo profesor de Literatura y escribió la tesis titulada Baudelaire, poeta existencial (1951). Fue docente en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en el México City College y en el Instituto Francés de América Latina (IFAL). Colaboró en Las Españas, la revista de más prestigio del exilio, en el Boletín de la Unión de Intelectuales Españoles/México y en las revistas culturales La Gaceta del Fondo de Cultura Económica, México en la Cultura, Prometeo, Revista de la Universidad de México, entre otras muchas publicaciones. Formó parte del grupo fundador de la revista Nuevo Cine y del Cine Club Universitario, y director del Cine Club del IFAL. Dirigió las revistas cinematográficas Cine Verdad, Telerevista y Cámara. Escribió el prólogo al guión de Calle Mayor, de Juan Antonio Bardem. Colaboró en los rodajes de Raíces (1953, Premio de la Crítica Internacional de Cannes), de Benito Alazraki, Torero (1956), de Carlos Velo, Nazarín (1958), de Luis Buñuel y de Sonatas (1959), de Bardem, títulos relevantes en la historia del cine de habla hispana. En Cuba rodó dos de los cinco episodios previstos del filme Historia de la revolución (Un día de trabajo y Los novios). Los dos episodios rodados, unidos a Año nuevo, realizado por Jorge Fraga, compondrían la película Cuba 58 (1962), una de las más significativas del nuevo cine cubano. De regreso a México con su esposa María Luisa Elío Bernal -oriunda de Pamplona y autora de la idea original, de raíz autobiográfica-, y con la colaboración de Emilio Garcia Riera (ibicense exiliado), escribió el guión de En el balcón vacío, su obra más importante. La película dedicada “A los españoles muertos en el exilio”, expone en tono intimista y patético a la vez las vivencias y recuerdos de Gabriela (María Luisa Elío), evocando su infancia y la súbita irrupción de la guerra española en su vida, a los siete años de edad. Recreando la subjetividad de unas percepciones fragmentarias (la desaparición súbita del padre, la fuga a través de un bosque desde la España nacionalista a la republicana, la noticia del fusilamiento del padre, la llegada de la familia al sur de Francia y el exilio a México). En el balcón vacío obtuvo el Premio de la Crítica en el Festival de Locarno y el Giano d'Oro en el Festival sobre Cine Latinoamericano de Sestri-Levante. García Gascó no pudo prolongar esta valiosa experiencia y se vio obligado a trabajar a continuación como realizador de cine publicitario.

El Nobel colombiano Gabriel García Márquez dedicó su novela más reconocida internacionalmente Cien años de soledad al matrimonio

El Nobel colombiano Gabriel García Márquez dedicó su novela más reconocida internacionalmente Cien años de soledad al matrimonio, con esta sencilla dedicatoria: “A Jomi García Ascot y María Luisa Elío”.

García Ascot también publicó varios ensayos: Roger von Gunten (1978), Erótica. Poesía amorosa en lengua castellana (1980), Con la música por dentro (1982), recopilación de sus artículos y Tres pintores: Pablo Amor, Oscar Gutman y Gabriel Mascotela (1987). Finalmente, citaremos su novela La muerte empieza en Polanco (1987). Y como dijo el poeta hispano-mexicano: “El destierro es lo inmenso, la llanura / donde rebota el sol, esta distancia / entre el pecho y el aire. / Y hoy miramos de aquí nuestra casa perdida / nuestra Europa lejana. Miramos por encima / como el balcón, como la nube blanca”.

Francisco Arias Solís

La propiedad individual, enemiga de la igualdad, contraria a los inmortales principios de la fraternidad. (Frase de Fermín Salvochea glosada en el libro: 102 razones para recordar a Salvochea).

Los niños que, adheridos al destino de los padres o familiares directos, tuvieron que abandonar España y fueron llevados a México en 1939 recibieron una educación española

Portal de Internautas por la Paz y la Libertad y de Foro Libre.

URL: Http://www.internautasporlapaz.org


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Arias Solis (324 noticias)
Visitas:
1281
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.