Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Arias Solis escriba una noticia?

José Bolea por Francisco Arias Solís

15/01/2010 23:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La voz de un novelista tardío

JOSÉ BOLEA

(1903-1988)

El viaje de Francisco Hernández a México (en el siglo XVI) y su

fructífera expedición enmascaraban la realidad de uno de los

tantos exilios de los españoles como ha tenido que acoger la

generosa tierra de América y que, desde entonces hasta hoy, se

han venido repitiendo...”

Germán Somolinos.

LA VOZ DE UN NOVELISTA TARDÍO

José Bolea fue un novelista tardío publicó en 1971 su primera novela La isla en el río, lo que explica su madurez narrativa y la fortuna en la configuración de caracteres, el mayor mérito de la obra. Con un estilo tradicional nos cuenta una interesante historia. La de La isla en el río es la de las pobladores de Citra, imaginaria población situada en la región levantina, en las proximidades de Valencia. Inicia su historia con los comentarios que hacen unos exiliados en México sobre la redacción de una novela, que es precisamente la que uno de ellos ha escrito sobre la historia de Citra desde comienzos del siglo XX hasta la guerra provocada por la rebelión militar del general Franco. Tomando como motivo fundamental el río y sus crecidas -que determina la configuración de Citra como una isla- y a través de varias historias de corte sentimental, el autor realiza progresivamente una disección de la vida social y política de la ciudad, de la decadencia de las viejas familias, de las intrigas e intereses particulares, del fanatismo y la rijosidad. El relato termina cuando la familia que centra todas las acciones emprende el exilio tras la guerra. En la misma línea escribe su segunda novela Puente de sueños, publicada en 1978.

El novelista, dramaturgo, ensayista y editor José Bolea Gorgonio nace en Alzira, Valencia, el 13 de abril de 1903 y fallece en Ciudad de México, en 1988. Pierde a su padre a los trece años de edad y a su madre a los veinte. Estudia derecho en la Universidad de Valencia. Redactor de La Correspondencia de Valencia y Las Provincias, secretario del primer gobernador republicano de Valencia y oficial comercial del Ministerio de Comercio. Militante de Izquierda Republicana, durante la guerra es nombrado subdirector del servicio de información de la Secretaría de Propaganda, en Barcelona. Al finalizar la guerra cruza los Pirineos y es llevado al campo de concentración de Argelés, de donde consigue escapar tres veces. Finalmente llega a París. Posteriormente se traslada a México, donde llega a mediados de los años cuarenta. Es socio fundador de la Editorial Leyenda y de la Editorial Centauro. La mayoría de los libros publicados en Leyenda fueron ilustrados por pintores españoles del exilio. Colabora en la revista Estampa y funda la revista La Novela Semanal Cinematográfica, que publica numerosas adaptaciones cinematográficas noveladas.

El relato termina cuando la familia que centra todas las acciones emprende el exilio tras la guerra

José Bolea comenzó escribiendo cuentos y obras de teatro. Su drama de aldea Serranía fue estrenado en España y, más tarde, la famosa actriz María Teresa Montoya y su esposo, Ricardo Mondragón, lo estrenaron en México, con el título Un pueblo sin ley, que obtuvo un clamoroso éxito. Entre sus novelas destacan La isla en el río (1971) y Puente de sueños (1978). Es autor de un estudio histórico Viento del noroeste. Historia para leer (1972), obra que es producto de la indignación que le ocasiona la lectura de un libro “malévolo” publicado en inglés, en el que menosprecia a dos egregios navegantes -hispano-mexicanos- Vizcaíno y Urdaneta. Cuando le sobrevino la muerte en Ciudad de México tenía casi terminada una biografía del criollo Juan Bautista Anza, jefe de una expedición en el XVIII a California, creando la ciudad de Presidio de San Francisco y la misión de San Francisco de Asís, orígenes de la ciudad de San Francisco. Y como dijo el poeta: “Lo malo de morir en tierra ajena / es que mueres en otro, no en ti mismo. / Te morirás prestado”.

Francisco Arias Solís

¿Quién habrá que no vea en el nacimiento de la propiedad individual el origen de una fuerza destinada a sostenerla y sólo sostenida por la violencia? (Frase de Fermín Salvochea glosada en el libro: 102 razones para recordar a Salvochea)

Portal de Internautas por la Paz y la Libertad y de Foro Libre.

URL: Http://www.internautasporlapaz.org


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Arias Solis (324 noticias)
Visitas:
1051
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.