Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Arias Solis escriba una noticia?

Julen Benda - Francisco Arias Solís

21/06/2010 23:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La voz de un intelectual leal

JULIEN BENDA

(1867-1956)

No hacemos más que permanecer en la línea que nos trazaron

estos hermanos mayores, que continuar en la dirección del

verdadero intelectualismo, aportando, con toda nuestra alma, el

tributo de nuestra adhesión al Gobierno de la España

republicana, sobre el que recae hoy el trágico honor de

representar la causa de la Justicia y de la Libertad contra las

eternas potencias del obscurantismo.”

Julien Benda. Discurso en el II Congreso de Escritores.

LA VOZ DE UN INTELECTUAL LEAL

El escritor y filósofo Julien Benda, famoso autor de La Trahison des clercs ( La traición de los intelectuales, 1927), junto con André Malraux, André Chamson, Louis Aragon, Claude Aveline, Tristán Tzara, y René Bloch, fueron los representantes franceses que asistieron al II Congreso de Escritores convocado por la Alianza Internacional de Intelectuales Antifascistas que reunió en Valencia, en julio de 1937, a José Bergamín, Corpus Barga, Antonio Machado, Pablo Neruda, Fernando de los Ríos, Ramón J. Sender, Vicente Huidobro, Octavio Paz, Carlos Pellicer, José Mancisidor, Juan Marinello Vidaurreta, Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, Raúl González Tuñón, Pablo Rojas Paz, Cayetano Córdova Iturburu, Elena Garro, Bertolt Brecht, Ludwig Renn, Theodor Balk, Willy Bredel, Egon Erwin Kisch, Heinrich Mann, Maria Osten, Anna Segher, Kurt Stern, Gustav Regler, Erich Weinet, Iliá Ehrenburg, Ernest Hemingway, César Vallejo, Rafael Dieste, Rafael Alberti, John dos Passos, Martin Andersen-Nexö, Se-U, Stephen Spender, Emilio Prados, María Teresa León, Arturo Serrano Plaja, Juan Gil-Albert, Herrera Petere, Lorenzo Varela, Miguel Hernández, Ramón Gaya, Pascual Pla y Beltrán, Jef Last, Malcolm Cowley, Fedor Kelyin, etc. La escritora mexicana Elena Garro nos contaba: «-Chicos, perdonen. Andamos muy escasos de alojamiento y como son los más jóvenes... -y nos llevó a un hostal, en el que las habitaciones estaban divididas por sábanas colgantes. “¡Vístete como Dios manda. Ponte corbata!”, le dije a Paz. “¿Corbata?, ¿Corbata? Tú vas a provocar que me fusilen”, contestó. Era una opinión. Vicente Huidobro, Julien Benda, André Chamson, Claude Aveline y hasta el mismo Iliá Ehremburg usaban corbata...».

Famoso autor de La Trahison des clercs ( La traición de los intelectuales, 1927)

En su famosa obra, Benda “denunciaba lo que he dado en llamar la traición de los “clercs”, es decir, de los intelectuales, ya que esa traición constituye el hecho por el cual muchos de entre ellos habían desconocido completamente los verdaderos valores de intelectualismo, para ponerse al servicio de intereses puramente temporales, en particular el nacionalismo y los intereses de las clases burguesas que, en una palabra, habían hecho política en el sentido más bajo e inintelectual del vocablo”.

Julien Benda nace en París el 26 de diciembre de 1867 y fallece en Fontenay-aux-Roses el 7 de junio de 1956. Hijo de familia hebrea no estuvo ligado a la religión de su pueblo. Estudió letras y ciencias en la Escuela de Artes y Oficios, si bien, más tarde, ingresó en la Facultad de Letras, decantándose, finalmente, por los estudios literarios. Al final de su vida Benda se inclina hacia los partidos de izquierda.

En la época de asunto Dreyfus publicó en la Revue Blanche los Dialogues à Byzance (1900). Más tarde el escritor francés nos diría: “Nuestro gran novelista Emile Zola, durante el asunto Dreyfus, no traicionó tampoco su estado de “clerc” al arrojar su famoso “Yo acuso” al rostro de las aves de rapiña”. Con su primera novela La ordenación (L'ordination, 1912), publicada en la Les Cahiers de la quinzeine, alcanza su primer éxito. Seguidamente publica Le Bergsonisme, ou Una philosophie de la mobilité (1912), Une philosophie pathétique (1913), Sur les succès du bergsonisme. Précédé d'une Réponse aux défenseurs de la doctrine (1914), obras en la que se oponía a Henri Bergson, defensor de la intuición, apostando claramente por el racionalismo. Durante la primera guerra mundial ejerce como periodista y publica en 1917 Les sentiments de Critias y, un año más tarde, Belphégor: essai sur l'esthétique de la présente societé française. En 1927 aparece su obra más conocida La Trahison des clercs, cuyas teorías va consolidando en obras posteriores, entre las que destacamos sus dos ensayos políticos Discours à la nation européenne (1933) y La grande épreuve des démocraties: essai sur les principes démocratiques: leur nature, leur histoire, leur valeur philosophique (1942). En su Discurso a la nación europea, obra de plena actualidad, nos dice: «El mérito sumo de Europa, en mi opinión, sería permitir que un número cada vez mayor de franceses -aunque la regla es aplicable, por supuesto, a los alemanes, los italianos, los españoles-, pueda decir: “yo no soy francés sino europeo de origen francés». También escribe algunas obras autobiográficas como La jeunesse d'un clerc (1936), Un régulier dans le siècle (1938) y Les cahiers d'un clerc, 1936-1949 (1950), Y como dijo el intelectual leal: “Los hombres de izquierda pueden declarar sus fines, los hombres de derecha no”.

“Los hombres de izquierda pueden declarar sus fines, los hombres de derecha no”

Francisco Arias Solís

El futuro se gana, ganando la libertad.

Portal de Internautas por la Paz y la Libertad y de Foro Libre.

URL: Http://www.internautasporlapaz.org


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Arias Solis (324 noticias)
Visitas:
1260
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.