Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Julian Opie baila en el IVAM la "coreografía del mundo" con 35 retratos que unen pintura y tecnologí

01/06/2010 13:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El artista británico Julian Opie (Londres, 1958) inaugura hoy en el Institut Valenci? d'Art Modern (IVAM) una exposición que capta la "coreografía del mundo" que bailan, sin ser conscientes, las personas a través de 35 retratos que unen la pintura con nuevas tecnologías como paneles LED y pantallas de cristal líquido.

Considerado un destacado representante del retrato moderno, el trabajo de este autor parte de la premisa de que el mundo es "una gran coreografía" interpretada por los transeúntes que se cruzan entre sí como modo de "formalización del movimiento humano", según explicó el propio creador en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de la directora del museo valenciano, Consuelo Ciscar, y Mario Sequeira, responsable de la galería de Braga (Portugal) del mismo nombre y patrocinador de la selección.

A lo largo de su carrera, Opie ha convertido el movimiento en objeto fundamental de observación, dibujando desplazamientos "obvios" como la acción de caminar, "más complicados", en el caso de la danza, pero también "tremendamente sutiles, desde el parpadeo de un ojo hasta el movimiento nervioso de un pulgar", especificó.

Otra de sus tesis es que las personas son "típicos individuales a la vez", es decir, que cada individuo tiene su propia personalidad pero constituye, además, un símbolo de muchas otras cosas.

Esta "tensión" o "doble personalidad" se plasma en sus obras, en las que se pueden ver retratos de carácter realista junto a series más recientes en las que se debilita la identidad por medio de figuras de faz circular que recuerdan a los indicativos de sexo de los cuartos de baño, apuntó Opie, que confesó que inició esta línea de trabajo superponiendo una imagen de un vecino con uno de estos símbolos de los aseos públicos.

"Es como acercar una cámara a la persona, si está lejos no se pueden ver los detalles como los dedos de los pies, pero conforme se va acercando sí se aprecian", comentó.

Este estudio sobre la figura humana se traduce en 35 piezas que incorporan los avances tecnológicos a las artes plásticas más clásicas. Así, la muestra que acoge hasta el próximo 18 de julio el IVAM reúne una treintena de pinturas; cuadros en movimiento que echan mano de instalaciones de vídeo y paneles LED; cuatro esculturas --una de ellas instalada en la explanada del museo-- e intervenciones en las cristaleras de la fachada que dejan ver siluetas de gran tamaño realizadas en vinilo y con luz interior.

Las obras presentan un variado colorido fruto del natural optimismo del que hace gala Julian Opie, quien, no obstante, puntualizó que no se considera un representante del pop art porque "es demasiado joven" y ese movimiento fue desarrollado por autores entre los años cincuenta a los setenta.

El creador agregó que "en el mero hecho de considerar el arte como comunicación hay un optimismo intrínseco porque si creyéramos que lo único que existe es la muerte, matarnos los unos a los otros, qué sentido tendría preocuparse por comunicarnos a través de las obras de arte", se preguntó.

En este punto, confesó que "no inventa nada". "Soy como un cocinero, que va cogiendo ingredientes desde el arte romano hasta las señales de carretera o los signos de un aeropuerto, y los mezclo para intentar hacer una buena comida", relató.

"EXTRAÑOS"

Finalmente, manifestó que normalmente no pone títulos a las exposiciones pero que, en esta ocasión, le hubiera gustado llamarla 'Extraños'. "Aunque no lo son para mí, porque conozco a los modelos, son miembros de mi familia o personas que pagan por que las dibuje; da igual, la gente es gente", aseveró.

Por su parte, Consuelo Ciscar subrayó que el de Julian Opie es "eminentemente un arte ciudadano" que "inmortaliza a las personas gracias a estandarizar los patrones de una sociedad occidental centrada en valores uniformes y globales".

"Sus retratos reflejan, por tanto, la sociedad actual, ya que las personas, con su singularidad, se encierran cada vez más detrás de sus circunstancias personales", reflexionó la directora del IVAM.

Con motivo de la muestra se ha editado un catálogo que, además de reproducir las obras expuestas, contiene textos de Ami Barak y Consuelo Ciscar.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
106
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.