Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Pensador escriba una noticia?

La degradación medioambiental

19/01/2010 23:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Artículo periodístico relacionado con las consecuencias que están deparando la degración medioambiental

¿Qué es el medio ambiente?; ¿qué importancia tiene para los seres vivos?; ¿cómo es valorado en la sociedad actual?; ¿qué problemas y soluciones podemos encontrar ante la actual y progresiva degradación medioambiental?

Para poder encontrar las respuestas a las anteriores preguntas claves y comprender el significado vital que tiene para nosotros el medio ambiente, habría que valorar un sin fin de factores, aspectos y puntos de vista políticos, económicos, jurídicos y sociales por la complejidad que abarca su campo de actuación.

El medio ambiente es el conjunto de condiciones físicas, de características químicas del medio y de los seres vivos que rodean al hombre, ya sea el aire, el suelo, o el agua, y también los seres vivos que conviven con él.

Para analizar este tema hay que incidir sobre la importancia que tiene en la transformación del medio ambiente el vertiginoso aumento de población en la Tierra y que hace que se duplique cada 30 años. Actualmente, la población mundial supera los 6.000 millones de habitantes. Sólo China tiene cerca de 1.300 millones de habitantes, convirtiéndose en el país de mayor tasa de natalidad del mundo, y curiosamente España está entre los 5 países con la tasa de nacimientos más bajas del mundo. Sus efectos se manifiestan en forma de presión ejercida por los consumidores sobre los recursos materiales para asegurar la alimentación. Pero la situación se agrava cuando se produce la intensificación local y gravemente excesiva de la urbanización, es decir, hay un éxodo del campo hacia la ciudad. Todo esto acaba provocando el que haya una cantidad elevada de personas en superficies pequeñas, es decir, una aglomeración que se produce en la mayoría de los países industrializados y que ciudades como Nueva York, Ciudad de México, Londres, Tokio, etc., son un claro ejemplo de ello. Esta aglomeración llega a producir un deterioro del contexto psíquico de la persona, aburrimiento, gente solitaria, despersonalización, etc. Los otros factores, aparte de la aglomeración, que influyen en este deterioro son el ruido, el estrés, el deterioro del paisaje, etc.

Uno de los medios vitales que rodea al hombre, el suelo, está teniendo serias degradaciones. Hablo de la erosión y desertización del suelo. La sobreexplotación agrícola y ganadera son uno de los principales factores que provoca la erosión. El uso de fertilizantes químicos de origen industrial provocan la erosión del suelo a corto plazo, y la desertización a largo plazo, y que incluso pude afectar el medio hídrico, afectando a las aguas superficiales y subterráneas. El uso también de plaguicidas repercuten negativamente en campos de cultivo y, en general, en el ecosistema. En España se utilizan más de 3.000 productos diferentes, como insecticidas, fungicidas, bactericidas, herbicidas, etc., aunque la mayoría no son biodegradables para el suelo, algunos sí lo son. Atmósfera, suelo y aguas son medios receptores de estos compuestos donde pasan a los seres vivos y ecosistemas. Los plaguicidas tienen efectos importantes sobre la microfauna y la flora del suelo, incluso sobre la fertilidad. En este sentido destacamos los herbicidas que eliminan plantas no deseadas, produciendo cambios bioquímicos en el suelo, favoreciendo a la erosión, sobre todo en las zonas del clima árido.

El clima, pues, influye en la erosión y desertización del suelo, siendo más impactante este problema en las zonas templadas del planeta.

Aparte del clima, las actividades ganaderas, agrícolas o agrarias, también influyen de forma decisiva en la erosión y en la posterior desertización de las superficies terrestres las explotaciones forestales, como son la tala indiscriminada de árboles e utilización de maquinaria pesada que acarrea serios problemas, como la contaminación acústica y atmosférica. Esta actividad forestal está causando la desaparición de masas autóctonas de arboleda por otras especies. Un dato muy importante a tener muy en cuenta es que en las últimas décadas del siglo XX se ha destruido más de dos terceras partes de hectáreas de superficie de bosque debido en gran medida a la tala abusiva de árboles para uso industrial, como la fabricación de madera. Aunque tampoco debemos olvidarnos sin duda de los incendios, tanto provocados, como ocurre en la gran mayoría de los casos y que no se sabe a qué intereses responden estos actos, y los de origen natural. Los incendios causan un grave impacto medioambiental y en la seguridad animal y humana. Este es un punto bastante importante para analizar, ya que una de las consecuencias más directas que provocan la extinción de ciertas especies de animales y vegetales es la destrucción de su hábitat natural a través de la progresiva e incontrolada explotación, ya sea forestal, marítima, ganadera, agrícola, etc. Especies como los bisontes, lobos, leopardos, nutrias, osos panda, águilas, koalas, canguros, etc., están siendo exterminados incompasivamente por el hombre. Las razones que provocan esta extinción de éstas y otras más especies animales se deben a varias razones, como es para transformar su hábitat natural en campos, pastos y zonas urbanas e industriales. Otro motivo es la caza y la pesca para el autoconsumo humano, o por considerarse especies competitivas y peligrosas, como el lobo y el leopardo, entre otros animales. También encontramos motivos de tipo industrial o comercial, como sucede con la captura de cocodrilos, ballenas o tigres para utilizar su piel y su carne como factor comercial (este tipo de mercancías en su gran mayoría, y como sucede con la captura de ballenas, son introducidos en mercados negros de Asia Oriental). Aunque la caza y la pesca es una manera intencionada y directa de provocar este desequilibrio ecológico, también hay otras razones que directamente afectan a este deterioro: es la contaminación de las aguas fluviales y marítimas. Un ejemplo evidente de ello lo encontramos en los terribles efectos que producen las mareas negras debidas a los grandes naufragios de los grandes barcos petroleros y demás barcos que se dedican al transporte marítimo de determinadas sustancias químicas. Sin duda, los más perjudicados por estos desastres ecológicos son las especies animales, ya sean ballenas, pingüinos, focas, tortugas marinas, nutrias, gaviotas, peces, horcas, etc., y también los sufren los vegetales, las plantas. Muchas de esas especies les llevaría muchos años para poder repoblarse de nuevo. Tenemos como claro ejemplo de esta destrucción animal a las ballenas, en la que actualmente se encuentran con vida no más de 1.000 en las aguas de los océanos Atlántico y Pacífico (aunque actualmente se han repoblado de nuevo muchos más ejemplares), y que no hace más de 3 siglos habitaban más 200.000 ejemplares (las ballenas son una especie mamífero muy llamativa, pues pueden llegar a pesar más de 125 toneladas y medir más de 30 metros de largo, es decir, casi tres veces el volumen corporal de un dinosaurio grande). Sólo la conciencia de los gobiernos de todos los países pueden evitar que se siga produciendo la total exterminación de éstas y otras especies animales y la flora. Por eso es necesario e importante que se adopten medidas políticas, económicas, sociales y jurídicas, ya sea promulgando leyes que prohiban y penalicen más severamente estos actos de pesca y caza indiscriminada y estableciendo zonas protegidas para estas especies en extinción, como los zoos y los parques naturales, y que actualmente se está haciendo. Otra solución sería divulgando a través de los medios de comunicación estos sucesos para que la gente se mentalice más sobre lo que está pasando con nuestros compañeros los animales que, al igual que nosotros, tienen sentimientos y deben ser respetados. Sólo así se conseguirá un equilibrio de convivencia y bienestar con los animales.

Uno de los temas más relevantes que más impacto está causando en la degradación ambiental es la contaminación atmosférica debida a la liberación de sustancia químicas industriales, ya sean dióxido de azufre, de carbono (Co2), la calefacción doméstica y los medios de transporte, como los aviones, los automóviles, etc. Este aumento de Co2 en todo el mundo y la disminución de oxígeno en la atmósfera debido a los incendios y a la deforestación o tala abusiva de árboles, pueden provocar un calentamiento de la Tierra capaz de producir la fusión de casquetes glaciares, y de esta manera provocar la alarmante subida del nivel del agua de los océanos (también se estima que en las últimas décadas del siglo XX el nivel del agua ascendió entre 20 y 30 cm. más y que, a consecuencia de ello, muchas personas que vivían en islas han tenido que abandonarlas). Pero una de las principales razones que provocan ese calentamiento global de la Tierra es, sin duda, al efecto invernadero que, como muy bien es conocido, está causando además un cambio climático. Un dato muy importante es que la temperatura de la Tierra en un siglo ha aumentado en un grado centígrado y seguirá aumentando drásticamente con el paso del tiempo.

Otra de las consecuencias inmediatas que provoca la polución de la atmósfera es la lluvia ácida, que se produce por la transformación del dióxido de azufre en trióxido, y que va reaccionar con la capa de agua, formando el ácido sulfúrico, que es arrastrado por la lluvia, causando la lluvia ácida. Esto suele producirse en los grandes núcleos urbanos e industriales. Es todo ese humo que vemos salir de las chimeneas de las fábricas industriales. Este humo llega acarrear determinadas enfermedades crónicas cardiovasculares y respiratorias, pudiendo ser letal en la mayoría de los casos.

Pero sin duda el asunto crucial que más preocupación causa a los humanos por las tremendas repercusiones a la hora de hacer posible la vida a cualquier especie en la Tierra, es la destrucción de la capa de Ozono de la estratosfera. El Ozono es un gas que se encuentra en la estratosfera que sirve para protegernos de las radiaciones de los rayos ultravioleta del Sol. Sin esta protección, la vida en la Tierra sería imposible. Acabaría provocando todo tipo de desequilibrios, como, por ejemplo, afectaría negativamente al sistema inmunológico de los humanos, alteraría el proceso de fotosíntesis de las plantas, provocaría cáncer de piel en las personas, se elevaría muy considerablemente el nivel de las aguas de los mares y océanos, se extinguirían especies animales, etc. y todo de manera gradual hasta provocar la total extinción de cualquier ser vivo de este planeta. Algunas de las razones por las que se produce ese crecimiento del agujero de la capa de Ozono localizado en la Antártida son debidas al uso doméstico de CFCs, a la contaminación de los medios de transporte, a las fábricas que emiten Co2 a la atmósfera, etc. Es de vital importancia comprender que la degradación medioambiental es un proceso continuo, gradual y cíclico, en el sentido de que si se contamina la atmósfera, se reducirá la capa de Ozono de la estratosfera, provocando un calentamiento de la Tierra, una elevación del nivel de las aguas del mar y de los océanos debido a la fusión de casquetes glaciares, propiciando la desaparición de islas y provocando finalmente la extinción de la vida vegetal, animal y humana en el planeta. Por eso, ante el peligro potencial que supone la destrucción de la capa de Ozono, veo necesario que todos los países del mundo ratifiquen y se comprometan al cumplir el Protocolo de Kioto, con el fin de que todos las naciones reduzcan sustancialmente la emisión de Co2 a la atmósfera, sin que ninguno de esos países hagan pactos entre sí para comprar su cuota de emisión de esa sustancia, como ocurre con algunos países.

Otras medidas para evitar la degradación medioambiental serían a través de una moderación en la explotación de los recursos naturales y materiales y una utilización de fuentes de energía alternativas que sean limpias y renovables, como, por ejemplo, la energía solar, la eólica, etc., para lograr un desarrollo sostenible y preservar y mejorar la salud del planeta.

Con la colaboración de todos podremos hacer de este planeta un lugar mejor en donde vivir, evitando la degradación medioambiental y pensando en nuestras generaciones venideras, teniendo presente que este planeta no es “cleanex” que se pueda usar y tirar.


Sobre esta noticia

Autor:
El Pensador (4 noticias)
Visitas:
1871
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.