Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

La derecha cavernícola

10/06/2020 17:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la Transición los propios franquistas se adjudicaron así mismo una "alternativa democrática" de gama baja con la finalidad de brindarla a la sociedad en clave de reafirmación, siendo el riesgo a perder esa prerrogativa el motivo de su actual estado de crispación

Sí bien es cierto que las fuerzas progresistas ostentan el Gobierno, ello no indica en modo alguno que tengan atribuido el poder, por cuanto este sigue en manos de los de siempre, es decir, de las fuerzas conservadoras que clandestinamente lo están utilizando con la finalidad de tumbar al Ejecutivo de coalición al que tildan de " apócrifo " por ser opuesto a sus intereses.

Caso contrario, si ciertamente asumiesen su legitimidad sería imposible de entender como la élite del franquismo no solo continúa marcando las pautas del país, sino que además, se mantiene instalada en los altos estamentos del poder establecido, pues resulta probado que las mismas familias políticas que movían los hilos del poder en aquella época pretérita, mantuvieron su primacía durante la Transición y para mayor despropósito siguen imponiendo su voluntad a tiempo presente.

Aspectos que redundan en corroborar que la estructura de poder del régimen franquista ha persistido y amplificado en el régimen constitucional, de igual forma que los miembros de su élite dirigente se mantuvieron gracias al relevo generacional efectuado por sus herederos, aprovechando las posiciones de poder ostentadas por sus familias para así hacer carrera utilizando las ventajosas condiciones políticas que para sus intereses les reportó hasta ahora la constitución de 1978.

Mientras esto ocurría, el conjunto de la sociedad fue apartado de cualquier ámbito de decisión política real, que al igual que en pleno franquismo sufrió la peor parte, y todo, por la imposición del poder de esta casta dominante que por encima del resultado de las urnas es quien en definitiva impuso hasta la fecha su determinación.

Esa actitud de prepotencia viene a indicar que la ofensiva de acoso y derribo contra el Ejecutivo de Sánchez no hizo más que empezar, pues esa derecha que se arroga la titularidad del monopolio del poder, de ver amenazados sus privilegios como ahora ocurre es cuando se amotina en su intento de impedir cualquier cambio que suponga una merma en las condiciones de su statu quo, creando si es necesario un clima de crispación política que además de avivar el odio y la aversión deteriore el funcionamiento institucional y enrarezca el clima de convivencia.

No se trata de una reacción exclusivamente política, pues la cruzada desatada contra la izquierda cuenta con la activa participación de distintos frentes, llámese judicial, policial y mediático y demás poderes fácticos que mas allá de la apariencia que intentan transmitir jamás pensaron ni en España, ni mucho menos en su ciudadanía, solo en garantizar su propio estatus como queda dicho.

Difícil está la concordia cuando el interlocutor es la derecha más autoritaria de Europa que al “echarse al monte”impide toda forma de diálogo en vía a alcanzar el consenso

La planificada "estrategia del odio" utilizada por Casado y Abascal contra el actual Gobierno, mas allá de corresponderse con la legítima actitud de una oposición civilizada, por desproporcianada está generando un panorama claramente desestabilizador y hostil a la legalidad democrática que en nada ayuda a crear el clima apropiado para afrontar con ímpetu la salida de la crisis.

Difícil está la concordia cuando el interlocutor es la derecha más cavernícola y autoritaria de Europa que al “echarse al monte” ha inviabilizado cualquier forma de diálogo y negociación en vía a alcanzar el consenso.

En esta tesitura al Gobierno de coalición de izquierdas amparado en su legitimidad y en la mayoría progresista que le secunda debe proceder en consecuencia y llevar a término su programa, del mismo modo que afrontar el deber de “higienizar ” las instituciones del Estado de la “inmundicia” que queda del franquismo, pues todo viene a confirmar que a pesar del tiempo transcurrido desde la Transición, y de los aparentes flirteos con la democracia, el protervo reflejo del antiguo régimen más que estar extinto y ser parte de la historia sigue manteniendo plena actualidad y eso por salud democrática debe ser erradicado sin dilación .

Pues mas allá de lo que se nos cuente, aquel hipotético cambio que nos conduciría a la democracia, fue un todo aparente, un objetivo que nunca llegó a consumarse, porque lo que verdaderamente se produjo fue una voladura controlada del régimen anterior, que no afectó de ninguna forma a la solidez de su estructura y mucho menos causó su demolición; siendo tal deducción perceptible al profundizar desde una perspectiva histórica en el procedimiento sucesivo para su culminación.

Siendo el testimonio de los hechos quien corrobora exactamente lo que sucede en este país, y que viene a refrendar que lejos de disfrutar de plenitud democrática prosigue absorbido por la esencia continuista del régimen anterior, una realidad marcadamente perceptible, especialmente en el plano institucional, donde la actual oposición conservador y el conjunto del establishment de acompañamiento se agrupan interesadamente en la defensa concertada del neofranquismo cómo único modelo de organizar la sociedad.

Sí de una vez por todas queremos parar la involución creciente, no queda otra que frenar en seco la esta derecha cavernícola


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (465 noticias)
Visitas:
5844
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.