Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Los Hunos Y Los Otros escriba una noticia?

La existencia

30/07/2009 15:39 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todos los que leímos en su momento a Sartre y su existencialismo, caímos en en una deriva sicológica que llamamos: crisis existencial

Cuántas preguntas, cuántos interrogantes se nos abrían frente a nuestros ojos cuando éramos jóvenes y creíamos en aquello de que "la playa estaba debajo de los adoquines". Lema que hicieron suyo los chicos de la "gauche divine" del Mayo de París (1968). Muchachos que llevaban camisetas con inscripiciones alusivas a la paz y al desarme. Todos desfilaban por los Campos Elíseos con un adoquín en la mano, arrancado de un boulevard "pijo" de París para estrellarlo contra los escaparates de las boutiques "más pijas aun" de la "rive gauche" del Sena. Pero la playa no apareció. Decepcionados por ello nos entregamos a la lectura de Sartre y Marx por aquello del igualitarismo y ahí estaba el gran hermano moscovita que no dejaba que el gran tío, o sea el Sam, nos robara los ahorros (vaya familia) desde su sillón cómodamente instalado, sonrisa descomunal y un puro gordísimo en la mano. No entendimos nada. Y luego vino la otra pregunta humana: la existencia de Dios. Existe o no? y respondía el más sabio: "No. Dios no existe y él lo sabe". La "contra" clamaba desde los púlpitos y los Concilios: Sí. Dios es la salvación y a él hay que entregarse. Luego parecía que sí, que existía. Ya más tarde cuando fumábamos felicidad y cantábamos "All you need is love" los filósofos de café nos explicaron bien aquello de la existencia o no de algo. Nos hablaron de Freud, de Jung, del psicoanálisis y ahí tuvo que acabarse todo porque ya no se entendió nada, pero nada de nada, y terminamos todos creyendo en el fútbol, en las discos, en las botellonas y en el dinero: único Dios verdadero.

¿Si usted piensa, existe? No necesariamente, le puede faltar la forma de acreditación de la existencia

El vicepresidente tercero del gobierno nacional, ex presidente de la Junta de Andalucía, Sr. Manuel Chaves tuvo a bien conceder una subvención de diez millones de euros a una empresa en la cual su hija Paula actuaba como apoderada. Claro está que la oposición le cayó encima -como es de esperar que para eso está la oposición- y luego de comparecencias varias del ex presidente y trámite va más documento viene, el Tribunal de Justicia andaluz archiva el asunto con la siguiente resolución: "falta la forma de acreditación de la existencia en el conflicto de intereses cuando el expediente llegó al campo de actuación del alto cargo" (sic). Y uno que es lego en la materia, ignorante absoluto en temas de alta jurisprudencia se pregunta: ¿y qué es la forma de acreditación de la existencia?. Otra vez vamos a volver a Sartre, Jung, Freud, y todos aquellos señores que no nos explicaron nada (o no los entendimos muy bien). Tenemos que volver a fumar júbilo verde por ver de entender lo que nos dice el Supremo Tribunal?. Tirarnos en un parque con una cinta en los pelos y cantar "El Plus pal salón"?. No es más fácil interpelar directamente al político: "A ver Excelencia. Ud sabía o no sabía que un familiar suyo actuaba como apoderada de la empresa beneficiada con la subvención?". ¿Era Ud. presidente en el momento de la concesión; sí o no? Y todo se aclara en cinco minutos. Yo pienso pero no sé si existo. Luego dejo en pelota picada al ilustre René Descartes, porque si un político evita un proceso judicial porque falta "eso" ya no es que no exista yo. es que no existe la justicia o no se sabe explicar bien. El ciudadano quiere preguntas claras y respuestas diáfanas. Creo que nos estamos envolviendo (o nos están envolviendo) en retóricas incomprensibles, frases ininteligibles, cacaos maravillaos de elocuencia barata. Hoy, los modernos, vamos a un piano bar, y qué es un piano bar? pues un bar que tiene piano. A mí ya me han creado una grave crisis existencial de comprensión intelectual los restaurantes de moda; Menú: Brocheta de pato al aroma de eneldo caramelizado con efluvios de mandarina de Singapur sobre colchón de setas. No ! Y ahora los jueces...........No !. Lo de Mayo de París quiso ser el triunfo cartesiano del sentido común por sobre el arrebato injusto. Lo siento mucho don René. Yo existo, pero no pienso. total ya para qué?


Sobre esta noticia

Autor:
Los Hunos Y Los Otros (18 noticias)
Visitas:
554
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Rosalía (30/07/2009)

Lo resumo en pocas palabras: Sencillamente una excelente columna.

0
+ -
Responder

betty78 (31/07/2009)

es una gran realidad esto que has escrito. soy andaluza y esto es una verguenza...........me a gustado mucho como escribes