Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

La Izquierda Abertzale

08/11/2009 19:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este documento tiene como punto de partida las lecturas realizadas sobre la trayectoria política del proceso de liberación de los últimos años

. 0. INTRODUCCIÓN

La Izquierda Abertzale tiene una necesidad en este momento: realizar una aclaración de sobre la fase política y la estrategia independentista, para así poder desarrollar una línea política efectiva. Analizando de donde venimos y donde estamos, definir a donde y como vamos. De hecho, todos los puntos de vista, iniciativas o actividades que se puedan realizar sin tener en cuenta la última década, el último proceso de negociación o incluso la coyuntura actual, tienen un gran riesgo de deriva. Proyecciones sobre el vacío, tienen como consecuencia la improvisación y el voluntarismo.

Este documento tiene como punto de partida las lecturas realizadas sobre la trayectoria política del proceso de liberación de los últimos años, así como de la coyuntura actual. Refrescar la memoria en este sentido nos ha parecido necesario para así poder entender mejor el contenido del documento. En la misma dirección, se han introducido diferentes reflexiones y puntos de vista sobre el recorrido político realizado. No porque se prioricen unas sobre otras, ni para sentar cátedra en una dirección u otra, sino con el objetivo de tener el punto de vista más amplio posible a la hora de concretar la línea política.

En ese sentido, tenemos que remarcar el hecho de que la situación actual es consecuencia de un gran avance conseguido tras treinta años de lucha: no han conseguido estabilizar la telaraña jurídica y política derivada de la reforma realizada después del franquismo (cuyo objetivo era asimilar Euskal Herria), y como consecuencia, hemos mantenido vivas las opciones generar un profundo cambio democrático. No sólo hemos mantenido vivas las opciones de cambio, sino que las dibujamos y definimos, con sus defectos y sus fallos, en el último proceso de negociación. Además, en estas últimas décadas, hemos conseguido socializar los elementos para una solución democrática.

Con todo,

hemos traído a Euskal Herria a las puertas del cambio político. 30 años después, las puertas del cambio están abiertas de par en par. Ese es el primer análisis que tenemos que hacer, análisis positivo, a pesar de que sabemos el duro camino que hemos tenido que recorrer y la crudeza de la represión actual.

Ahora, el desafío es traspasar la puerta abierta tras décadas de lucha y llevar a cabo el cambio político. Existen suficientes condiciones para ello. La clave está en conseguir plasmar esas condiciones en una unión de fuerzas suficiente capaz de llevar a cabo ese cambio político, y comenzar la fase de construcción del estado Vasco; en definir una estrategia eficaz que lleve las claves de confrontación a parámetros Euskal Herria/Estados. Ese es, en efecto,

el objetivo de este documento: aclarar la fase política, diseñar una estrategia eficaz para llevar a cabo el cambio político, y dar un paso significativo en el proceso de liberación

1. RECORRIDO POLÍTICO DEL PROCESO DE LIBERACIÓN

1.1 AGOTAMIENTO DE UNA ESTRATEGIA Y REFLEXIÓN DEL 94 A finales de la década de los 70, a través de la reforma de España, dieron pasos importantes en el camino de la consolidación del proyecto de estado: integración en las estructuras internacionales, cambio de las estructuras económicas y una reformulación del estado a través de la LOAPA, entre otras muchas. Sin embargo, no pudieron culminar un objetivo: la neutralización del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. En esa época, la izquierda independentista llevó a cabo una estrategia negociadora cimentada en las siguientes características: crear presión con un enfrentamiento directo con el estado, para sentarlo en una mesa de negociación y acordar la aplicación de la alternativa KAS. Aquella fase de resistencia venció a la reforma, así como a los intentos de acabar con el movimiento de liberación; no hay más que recordar la fallida política de arrepentimiento, el Plan ZEN o la guerra sucia de los GAL. En las conversaciones políticas de Argel, se puso de manifiesto la necesidad de la negociación, así como el hecho de que la Izquierda Abertzale (ETA más concretamente) era un interlocutor necesario. A pesar de que con el paso de los años se haya podido olvidar, el trabajo realizado a través de aquellas conversaciones, supuso un adelanto en la caracterización de las fases y carácter de un proceso de negociación, así como la concreción de los pasos a dar para un cambio de marco, o en la reflexión de la adecuación de la estrategia político-militar. Los signos del agotamiento de esa estrategia aparecieron de la siguiente forma: dependencia política/estratégica de la organización (la lucha principal era entre ETA y las fuerzas de ocupación, lucha que el pueblo veía desde la grada); se llegó a la dependencia de las diferentes formas de lucha; y se funcionaba en función de la división territorial impuesta por los estados, sin lograr una estrategia nacional y, concretamente, sin conformar una adecuada correlación de fuerzas con miras al estado Frances (en Ipar Euskal Herria la Izquierda Abertzale estaba dividida, llegó el declive de IK y París comenzó a realizar propuestas con la intención de desfigurar y esconder el conflicto). La caída de Bidart del 92 le puso fin a esa estrategia. Después de las conversaciones de Argel, se priorizó el uso de la lucha armada: con el convencimiento de que a través de los grandes eventos que se iban a producir en esas fechas (los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla), se podría presionar al gobierno del PSOE. El esquema de una única carta volvió a fallar una vez más. A la vista de los signos de agotamiento,

a partir del 94 se iniciara una época de reflexión y remodelación. Se dará inicio a la estrategia de construcción nacional, de manera que sin esperar el día del cambio se hace especial hincapié en la importancia del trabajo del día a día. Esto no quiere decir que anteriormente no se hubiera realizado construcción nacional. Si no que el cambio se centra en la dimensión política que se le quiso dar a la misma. A la hora de reemplazar el modelo desarrollado hasta el año 92, forzamos la apertura de un escenario de trabajo estratégico. Así, en vez de centrar el conflicto con el estado en un único campo, se apostó por aumentar los campos. Tanto el separar lo que se debía acordar en la sociedad vasca y lo que se debía acordar con los estados, así como la construcción nacional, le dieron una nueva dimensión a la estrategia. Con las citadas diferencias (lo que hay que acordar con los Estados y lo que hay que acordar en Euskal Herria), se presento la Alternativa Democrática. Esta proyectaba las bases para la superación del conflicto, bases que aparecerán una y otra vez durante años. La Alternativa Democrática fue una actualización de la Alternativa KAS; así mismo, la Propuesta de Anoeta ha sido una actualización de esta última.

Las movilizaciones y la lucha en la calle adquirieron mucha fuerza en aquella época, con iniciativas como "Euskal Herria askatu".

Una lucha que ofreció la fuerza necesaria para hacer frente al marco jurídico-político impuesto y que abrió las posibilidades al cambio. El incremento del conflicto que se dio en esos años no fue exclusivamente voluntad de la Izquierda Abertzale. Tanto nuestros enemigos como sus colaboradores, llevaron a cabo un fuerte ataque sustentado en la dicotomía "Demócratas/violentos".


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5478 noticias)
Visitas:
1294
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.