Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jdx escriba una noticia?

La mala cabeza de Ibrahimovic

05/01/2010 23:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El sueco ha cometido más faltas (29) de las que ha recibido (17) en el campeonato 'Tiene que ser fuerte, no puede ponerse a pensar en una decisión arbitral'

BARCELONA.- Cuando no está "molto contento", tiemblan los enemigos de Ibrahimovic. La adaptación del sueco al juego y al vestuario del Barça, es cierto, está siendo rápida y modélica, pero cuanto más cómodo se siente, menos vergüenza tiene en demostrar por qué durante su carrera se ha labrado una merecida fama de tipo díscolo y visceral. Y Guardiola ya ha tomado buena nota de ello.

El pasado sábado, ante el Villarreal, no le salieron las cosas al ariete azulgrana. Después de un duro cuerpo a cuerpo con Godín, que le sometió a un fuerte marcaje durante todo el encuentro, acabó hastiado. Sobre todo, porque el árbitro le pitó hasta cinco faltas, muchas de ellas rigurosas o excesivas en saltos con su defensor. El sueco, que ha cometido más faltas (29) de las que ha recibido (17) en el campeonato, se fue calentando, lo empezó a discutir todo y, cuando se hartó, pisó deliberadamente con sus dos pies los de Godín. Mereció ser expulsado, pero el árbitro fue indulgente y tan sólo le mostró una tarjeta amarilla que, eso sí, fue la quinta del curso y le vale para estar sancionado de cara al próximo encuentro ante el Tenerife.

"Es un jugador temperamental, fuerte, tenemos que ir con cuidado de cara al futuro porque nos podemos quedar con 10", advirtió Guardiola tras el encuentro. "Tiene que ser fuerte, no puede ponerse a pensar en una decisión arbitral", agregó el técnico, que ya mostró su preocupación cuando, en la recta final del encuentro ante el Espanyol de hace tres semanas, perdió la cabeza a base de protestas y faltas. El técnico lo sustituyó. "No me gustó lo que veía. Le iban a expulsar".

Ya en Abu Dabi, durante un entrenamiento previo a la final del Mundial de Clubes, el entrenador arengó al delantero, que no estaba muy conforme con él. La imagen escenificó la confrontación de dos personalidades muy diferentes en las formas, pero similares en la intensidad con la que ambos viven el fútbol.

Por ahora, la mala cabeza de Ibra no le ha costado en el Barça ningún enfrentamiento con afición o compañeros, que sí tuvo en sus anteriores equipos. La química con Guardiola, pese a los toques de atención, tampoco parece en peligro. Pero habrá que ver si eso sigue así cuando el viento no sople de cara.


Sobre esta noticia

Autor:
Jdx (28 noticias)
Visitas:
882
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.