Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Oscar Cruellas escriba una noticia?

Las Bases Del Populismo

12/12/2016 00:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo más característico del populismo es siempre fusionar diferentes significados en un discurso fusionado y poco preocupado por sus contradicciones internas. En sus manifestaciones actuales está dominado por algunas grandes cuestiones: la defensa del orden, de la nación, de los valores tradicionales, la crítica de la clase política, acusada de estar alejada de la gente humilde y de ser ajena a sus dificultades concretas, el rechazo de la inmigración, sobre todo por lo que tiene de no asimilable o de no integrable, ......

Pero, ¿a qué se debe esta ola populista? Un primer análisis podría considerarla como un fenómeno predominantemente político, impulsado por la crisis de los partidos y las instituciones. Es cierto, y si observamos el sistema político español ofrece hoy en día una imagen de gran desestructuración. Ahora bien, si el populismo es la expresión de una crisis de los partidos, es porque éstos dan la impresión de no poder asegurar ya el tratamiento institucional de las demandas sociales. En este caso, la clase política es percibida como un mundo más o menos corrupto, sin convicciones ni proyectos, movido por la búsqueda de dinero y de los atributos del poder, desconectado de la vida cotidiana y no consciente de sus problemas reales. Hay mucha gente para la cual el sistema político ha dejado de ser representativo y capaz de hacerse cargo de las aspiraciones o de sus reivindicaciones.

Ahora bien, este análisis tiene varias limitaciones, que son de dos órdenes. Por una parte, requiere que se explique qué es lo que hace las veces de principio de causalidad, que se dé cuenta del cómo y del porqué de la crisis del sistema político y del Estado. Y por otra parte, no tiene en cuenta una dimensión importante del fenómeno populista que, si bien es fundamentalmente reactivo, es también un modo de interpretación de las realidades sociales y políticas que da prueba, al mismo tiempo, de una pérdida de sentido y de un esfuerzo por paliar esta pérdida y crear unos significados propios para orientar el discurso y la acción.

Por ello, el interés de introducir un razonamiento complementario. La mutación es económica. El movimiento obrero, totalmente desectructurado, se reduce a unos sindicatos institucionalizados, sin gran poder de movilización fuera de luchas sectoriales o corporativas. El sentido que daba el movimiento obrero a muchos actores sociales ha desaparecido, vacío de todo significado. Las clases medias, hasta ahora tan activas cultural y políticamente, han dejado de comprometerse en la acción, y los pobres y marginados se han encontrado todavía más desprotegidos, ya que se les privaba de ese relevo que tenían la esperanza de poder alcanzar. La dualización de la sociedad se ha hecho patente en los últimos años.

Así llegamos al núcleo del problema. Cuando han podido los españoles de las clases medias e incluso de las clases populares menos desprotegidas han desplegado una serie de estrategias individuales que les permitieran liberarse de un entorno urbano en vías de degradación. De forma simétrica, ciertas ciudades e incluso barrios enteros no han dejado de deteriorarse. Todo el mundo no tiene la suerte de vivir en un barrio agradable o en una zona residencial bien equipada y relativamente homogénea socialmente, ni tiene los medios, la imaginación o la fuerza que le permitan alejarse de un entorno urbano que se está empobreciendo. Para aquellos que se quedan o que no tienen más remedio que instalarse en barrios en decadencia, y que no son inmigrantes, el sentimiento de amenaza y de derrumbamiento es tanto más fuerte cuanto que los puntos de referencia clásicos van desapareciendo o no existen. Las asociaciones, los partidos y las organizaciones están debilitados o se han disgregado, mientras que las relaciones de solidaridad o de buena vecindad se reducen en le curso de la partida de los antiguos habitantes y la llegada de los inmigrantes o de sus hijos.

A partir de aquí, lo que se desarrolla se parece mucho a un racismo de "pequeños blancos", que adopta diversas formas.


Sobre esta noticia

Autor:
Oscar Cruellas (260 noticias)
Fuente:
spainhistoryteacher.com
Visitas:
973
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.