Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gl1514290268422 escriba una noticia?

Las funciones de los aminoácidos

29/12/2017 13:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los aminoácidos esenciales son sustancias orgánicas que las personas incorporamos mediante la dieta a través de los alimentos ricos en proteínas

Introducción a los aminoácidos

Los aminoácidos son sustancias orgánicas que las personas incorporamos mediante la dieta a través de los alimentos ricos en proteínas (aminoácidos esenciales), o también son aquellos que pueden ser sintetizados directamente por nuestro cuerpo a partir de determinadas formas químicas (aminoácidos no esenciales). Existen 20 aminoácidos diferentes que son necesarios para el buen funcionamiento del organismo y que nos ayudan a mantener un estado saludable de nuestro cuerpo (Tabla de aminoácidos). Dentro de estos 20 aminoácidos existe una amplia variedad según sus propiedades bioquímicas, estas características químicas individuales les da a cada uno de ellos unas funciones específicas.

Los aminoácidos en los alimentos.

Nuestro cuerpo es capaz de sintetizar 11 de los 20 aminoácidos que necesitamos, de modo que los otros 9 restantes se tienen que incorporar mediante la dieta.  Por tanto, para mantener nuestra salud debemos incorporar alimentos ricos en proteínas, ya que los aminoácidos forman parte de la estructura de las proteínas. Estas proteínas serán hidrolizadas en nuestro cuerpo por el sistema digestivo, obteniendo de este modo los aminoácidos esenciales que serán absorbidos por células especializadas del intestino delgado y que pasarán al torrente sanguíneo, listos para cumplir sus funciones dentro de nuestro cuerpo. Las proteínas las podemos encontrar sobre todo en alimentos de origen animal como la carne, pescado, derivados lácteos y huevos. Las proteínas vegetales también poseen muchos de los aminoácidos esenciales, aunque no todos, por eso se recomienda mantener una dieta equilibrada, donde los productos animales y vegetales tengan una proporción adecuada. Algunos de los alimentos vegetales altamente ricos en proteínas son las legumbres, frutas, cereales, frutos secos, hortalizas y la soja. Es importante mantener una dieta equilibrada donde además de las proteínas se incorporen otros requerimientos nutricionales, como puede ser la ingesta de agua, hidratos de carbono, grasas saludables, vitaminas, etc, como se indica en la actualizada pirámide alimenticia.

Beneficios de los aminoácidos en los alimentos

Los aminoácidos y su funcionalidad en forma de proteínas.

Como se ha indicado, los aminoácidos son los bloques estructurales de las proteínas, por lo que posteriormente serán utilizados por nuestro cuerpo como base para fabricar nuestras propias proteínas, que necesitaremos para el correcto desarrollo de nuestros procesos biológicos, y de la actividad de nuestros músculos, por ejemplo.

Dentro de las funciones principales de las proteínas, compuestas por los diferentes aminoácidos, destacan las siguientes:

  • Función estructural: Los aminoácidos pueden formar parte de proteínas que dan lugar a los tejidos propios de nuestro organismo, con una funcionalidad de sostén y de relleno dentro te la estructura tisular. Además, ciertas proteínas que forman estos tejidos de sostén, como puede ser la elastina, dan propiedades elásticas a los tejidos. Por otro lado, estas proteínas también pueden servir de armazones estructurales de componentes celulares como los microtúbulos, que son considerados el “esqueleto” que sostiene la estructura celular, o formando parte de la membrana plasmática, que delimita el interior y el exterior celular.
  • Función reguladora de distintos procesos biológicos: Existen distintas funciones reguladoras de las proteínas como la función enzimática, en la que se acelera el proceso de las reacciones bioquímicas que tienen lugar en nuestro cuerpo. La función reguladora de la homeostasis interna de nuestro organismo, en la que ciertas proteínas de nuestro cuerpo regulan los distintos procesos de ósmosis que tienen lugar en las membranas celulares. O también la función reguladora de la división celular, mediante la proteína ciclina, mecanismo muy importante a la hora de entender distintas enfermedades como el cáncer.
  • Función defensiva: Muchas de las toxinas que son perjudiciales para nuestro organismo, que son producidas por nuestro propio cuerpo o provienen de otros seres vivos como animales y plantas a modo de defensa frente a un invasor, tienen una estructura protéica. Es el caso por ejemplo de los venenos de distintos animales. Por otro lado, existen proteínas que forman parte de nuestro sistema inmunitario, que tienen una función claramente defensiva frente a organismos patógenos como virus o bacterias. Ejemplo de ello son los anticuerpos, que tienen una estructura proteica que son capaces, en mucho de los casos, de neutralizar a bacterias y virus, impidiéndoles el curso de la enfermedad infecciosa que pueden provocar.
  • Función de transporte: Muchas proteínas tienen la capacidad de acoplarse a otras moléculas, facilitando su transporte a la largo de nuestro cuerpo para su uso o degradación. Un modelo de proteína de transporte es la hemoglobina, que es capaz de transportar oxígeno o dióxido de carbono por el torrente sanguíneo para ser utilizados por la célula (oxígeno); o para su eliminación, transportándolo a los alveolos pulmonares (dióxido de carbono). También existen otras proteínas transportadoras como los citocromos cuya función es la de transportar energía química en las células vivas, ya sean animales (en el proceso de respiración), o en vegetales durante la fotosíntesis.
  • Función de contracción: Los aminoácidos también forman parte de proteínas musculares involucradas en la contracción. Dentro de estas proteínas destacan la miosina y la actina, que forman parte de las fibras contráctiles de los músculos. Gracias a ellas es posible la contracción muscular y por tanto el movimiento de extremidades, así como, el movimiento de contracción y relajación de nuestro corazón, o los movimientos intestinales, esenciales para un correcto procesado de los alimentos durante la digestión.
  • Función de reserva energética: cuando nuestro organismo lo necesita, puede utilizar las proteínas para obtener energía. Esto ocurre cuando las reservas de grasas se agotan y es necesario degradar las proteínas para obtener energía química para seguir realizando los procesos vitales básicos, manteniendo las funciones fisiológicas básicas de nuestro cuerpo.

Los aminoácidos y su función específica.

Los aminoácidos también tienen poseen su función individual. Es el caso por ejemplo de la histidina que favorece la producción de glóbulos blancos o la reducción de la presión arterial. La leucina facilita la cicatrización del tejido muscular, la piel y los huesos, o la Metionina que tiene propiedades antioxidantes.

Como conclusión final, en este artículo se indica la importancia de los aminoácidos a distintos niveles funcionales, siendo estos de vital importancia para mantener la salud. ¿Qué opinas tú sobre los aminoácidos tras leer el artículo?


Sobre esta noticia

Autor:
Gl1514290268422 (13 noticias)
Visitas:
4332
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.