Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro Borrero escriba una noticia?

La lechuga un alimento milagroso

25/04/2010 19:08 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta planta es rica en betacaroteno, pectina, fibra, lactucina y una gran variedad de vitaminas A, E, B1, B2 y B3, además es rica en calcio, magnesio, potasio y sodio..

Por lo general es un alimento que forma parte de nuestra dieta siendo uno de los ingredientes clásicos de ensaladas, con la que acompañamos los distintos tipos de carnes. Pero es esencial que sepamos la importancia que tiene la lechuga en función de nuestro organismo, ya que se puede considerar un súper alimento con un sin fin de propiedades y beneficios.

Esta planta de tallo corto y hojas verdes brillantes es rica en betacaroteno, pectina, fibra, lactucina y una gran variedad de vitaminas como, A, E, C, B1, B2 y B3, siendo también rica en calcio, magnesio, potasio y sodio.

La lechuga tiene más de cien variedades distintas las cuales aportan muchos beneficios a nuestra salud, además de contar con la ventaja que no pierden ninguno de sus aportes y propiedades naturales ya que este vegetal se consume crudo.

Aquí te especificamos algunos beneficios que nos aporta la lechuga:

  • Contiene una gran cantidad de hierro, combatiendo y previniendo la fatiga, el cansancio y la anemia.
  • Se recomienda consumirla también cuando se sufre de estados gripales o resfríos, ya que fortalece las vías respiratorias.
  • Tiene la cualidad de poseer efectos sedantes y tranquilizantes, por lo tanto calma los nervios, alivia las palpitaciones y controla los problemas de insomnio.
  • Por su Poder analgésico tiene un efecto calmante en dolores musculares, torceduras o golpes.
  • Debido a que es fuente de antioxidantes retrasa el envejecimiento celular, disminuye los niveles de colesterol, y activa la circulación previniendo la arterosclerosis.
  • Es ideal para las personas diabéticas ya que regula los niveles de azúcar en sangre.
  • Además de tener propiedades digestivas, combate problemas de flatulencias, ya que actúa como un agente desinflamante muy efectivo en casos de inflamación abdominal.
  • Actúa como estimulante de la diuresis, es importante consumirla en casos de retención de líquidos, infecciones urinarias, edemas y cálculos renales.

Por todas estas grandes propiedades debemos de consumir lechuga diariamente permitiendo que cada una de ellas actúe en forma adecuada en nuestro organismo, siendo tan poco considerada y tan curativa, se puede considerar a la lechuga como un milagro de la naturaleza.

La lechuga es un alimento que posee una gran cantidad de propiedades nutritivas, esta compuesta por hierro, betacaroteno, sodio, pectina, fibra, lactucina, antioxidantes, calcio, fósforo, magnesio, potasio y vitamina A, vitamina E, vitamina C y vitamina B1, B2 y B3, entre otros elementos.

Es un elemento que podrás utilizar frecuentemente a la hora de poner en práctica un régimen dietario para adelgazar debido a que no te aportará calorías. Ahora bien, también deberás tener presente que es un alimento utilizando por muchas personas para combatir malestares que puede sufrir el organismo.

Algunos usos de la lechuga para mejorar la salud:

» Para reducir estados nerviosos. Deberás realizarte baños tibios con hojas de lechuga.

» Si eres diabético, ingerirla frecuentemente te ayudara a disminuir los niveles de azúcar de tu sangre.

» Para mejorar estados gripales. Podrás utilizarla para hacerte cataplasmas.

» Para adelgazar. Tendrás que incluirla en tu régimen dietario, al comerla no incorporaras calorías.

» Para mejorar el sueño. Tendrás que colocarla en tu frente, deberá estar untada con aceite de oliva.

» Para combatir dolores de muela y encías. Podrás realizar te de lechuga y hacerte buches.

» Para acelerar tu proceso evacuatorio. Tendrás que comer 3 hojas de lechuga en ayuno.

Elige una lechuga fresca y consérvala muy bien en tu nevera, siguiendo estas recomendaciones.

Es adecuada para las personas diabéticas ya que regula los niveles de azúcar en la sangre..

Por increíble que parezca, la lechuga ha sido cultivada por más de 2500 años y son los romanos quienes cultivaban una gran variedad de lechugas.

Hoy en día las más conocidas y socorridas por toda ama de casa son la lechuga butterhead o mejor conocida como lechuga de mantequilla, looseleaf, iceberg, y romana.

Para elegirlas…

Solo basta con que esté fresca y crujiente, no hay manera de devolverle lo crujiente cuando ya se ha perdido. En el súper, la lechuga debe encontrarse en un área de vegetales con refrigeración, ya que de lo contrario se echan a perder con gran facilidad y rapidez.

Evita elegir aquellas que contengan hojas amarillas, con manchas oscuras y de consistencia viscosa. Busca que las hojas estén sanas, la parte más nutritiva de la lechuga está en sus hojas.

Para la lechuga iceberg, si notas que el tronco es de color café, no le des mucha importancia, la mayoría de las veces es producto de la cultivación y no necesariamente de que ya no sirva.

Una manera fácil de detectar si este tipo de lechuga está sana, siempre y cuando esté cubierta de plástico, es oliendo el tronco, si éste huele dulce significa que está en buen estado.

En cuanto a la lechuga romana, evita aquellas que tengan hojas muy grandes, ya que pueden ser muy duras y fibrosas.

Para guardarlas…

Lo ideal es una bolsa de plástico en el refrigerador. Una lechuga iceberg puede durar hasta dos semanas, la romana 10 días aproximadamente, ya que sus hojas son muy suaves; y las demás lechugas pueden durar alrededor de 4 días.

Evita guardar la lechuga cerca de las frutas como manzana y plátano, ya que el gas de estas frutas ocasiona una rápida descomposición.

Para prepararlas…

Recuerda siempre que debes lavarlas y luego desinfectarlas antes de consumirlas. Primero corta la cabeza o raíz, pues es ahí donde se conserva la mayor parte de la tierra.

Luego lava las hojas y deja remojar con agua y unas gotas de desinfectante (dependiendo de la cantidad de agua). Deja escurrir y ahora sí, la lechuga está lista para una rica ensalada fresca.

Fuente: WWW.botanical-online.com


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro Borrero (76 noticias)
Visitas:
19933
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (02/12/2011)

yio creo que la lechuga me produce un monton de gasesg