Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es - Deportes escriba una noticia?

Leo Messi acaba con el mejor y peor Real Madrid y consigue la Supercopa para el Barça

18/08/2011 02:06 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Alex Herrera 20m

  • El argentino hizo dos tantos y asistió en el primero a Iniesta (3-2).
  • Cristiano y Benzema empataron las dos veces, pero no hubo premio.
  • Una entrada dura de Marcelo (vio la roja) sobre Cesc Fábregas provocó al final una tangana gigante que acabó con Villa y Özil expulsados.
  • El Barça recogió su 10ª Supercopa sin la presencia de los blancos.

Messi y Cesc

Hay maldiciones que duran cien años y monólogos de superioridad que se alargan en la historia, incluso aunque no lo demuestres sobre el césped. Algo parecido debe empezar a pensar el Real Madrid, que tuvo que rendirse retratado este miércoles ante la efectividad, pegada y talento del Supercampeón de España, el FC Barcelona, que suma ya diez Supercopas (3-2).

Los blancos fueron mejores, seguramente en los dos partidos, y es obvio que clamarán justicia deportiva (por dominio y disposición), pero hace mucho tiempo que olvidaron por el camino el respeto a la competición (los árbitros son la excusa recurrente), al rival (se marcharon al vestuario con el pitido final dejando huérfana la recogida del premio) y a la grandeza de un club ganador (aunque pierda una y mil veces).

Dejando los detalles feos para el final y las trifulcas sin sentido, descubrirse una vez ante el espectáculo que representa un 'clásico', en lo deportivo, en el sentido absoluto de la afirmación: dos superpotencias infinitamente diferentes que quieren ganar, exclusivamente, a su manera.

Si el ritmo del Santiago Bernabéu pudo asustar a algunos en el primer envite, lo visto en el Camp Nou en el segundo 'clásico' de la temporada no tiene precedentes, con un Real Madrid voraz, ordenado e intenso, que buscó la selección natural y que se encontró de bruces contra los aventajados, Messi e Iniesta.

Recuperó Guardiola su espina dorsal (Piqué, Busquets y Xavi) y apostó por Pedro sobre Alexis, confiando que los de Mourinho pagaran parte del recital físico del domingo y que rebajaran su osadía. Todo quedó en una retoque defensivo (Coentrao por Marcelo) y el huracán entró por la puerta en el minuto 1. Los blancos salivaron con el silbido inicial y achucharon en campo contrario sin cesar, con Cristiano probando a Valdés y con medio equipo sobre la chepa de cualquier jugador culé. Sublime despliegue, infinito desgaste.

Fueron minutos de ensueño, de no descansar. Benzema, Özil, Cristiano y Di María entrecortaron de nuevo la fluidez de un Barça, hoy sí, más de toque. Pero el peso y la contundencia blanca sólo coge cuerpo con goles y ahí fue donde atizó primero el cuadro de Pep, de la mano de Messi, el mejor. Apareció de la nada (eso hizo en el primer cuarto de hora, nada), para regatear a dos contrarios en el eje central, abrirse hueco y poner un pase con escuadra y cartabón al desmarque de Iniesta. Para ver una y cien veces, medido, suave y liso. Puesto ahí, sólo cabía picarla por encima de Casillas para envolverlo y regalárselo a medio mundo.

El mazazo no tumbó a este Madrid adoctrinado por Mourinho, para bien y para mal. Lo cierto es que los detalles agrios aparecieron en la segunda mitad, al final, pues tras el tanto los blancos volvieron a la carga con el empate de Cristiano en cinco minutos —aprovechando un disparo al 'bollo' de Benzema, en el área culé, y que Abidal habilitó con su posición en fuera de juego— y un disparo posterior del portugués al travesaño tocado por Valdés.

Empezaron las amarillas y el ritmo se frenó, aunque no la colocación y el intento de conquista visitante. Ahí aprovechó Messi para abrir más hueco, primero avisando con un mano a mano errado ante Casillas; y después con una sucesión de pasos cortos, pared incluida dentro del área, y una vaselina sutil sobre el capitán del Real Madrid al filo del descanso. Injusto, tal vez, pero inmenso.

Movimiento y Cesc como 'arma letal'

Mourinho puso en juego a Marcelo por el amonestado Khedira (Coentro pasó al centro) y el Madrid siguió a lo suyo, buscando justicia en el juego a puntos, pero con ocasiones no demasiado claras (Cristiano y Benzema probaron suerte muy escorados). Tuvo que volar Sergio Ramos en una nueva jugada a balón parado (un filón para los blancos esta noche), en el 70, para acariciar el poste derecho de Valdés y terminar de convecer a su equipo.

Para entonces, Guardiola había comprobado que a Busquets y a Villa se les había acabado la gasolina (entraron Keita y Adriano), veía a Messi fallar otro mano a mano con Casillas y preparaba el debut de Cesc Fábregas. Pero el estreno se produjo un suspiro después de que Benzema aprovechara un nuevo barullo en el área, a falta de nueve minutos para el final, para fijar el empate tras una sucesión de despropósitos en el despeje.

Lo bueno y lo malo, porque hasta ahí duró el Real Madrid elegante, competitivo y sano. El Barça y Cesc tardaron siete minutos en elaborar una de tantas jugadas alegres en su vida, gracias a un pase magistral de Adriano que remató de volea Messi. Suficiente para eliminar de un 'plumazo' la posibilidad de prórroga, la superioridad blanca y para demostrar una vez más que el trabajo de Leo no está lo suficientemente bien pagado.

En el esperpento no me quiero alargar, porque no es deporte y empañaría mucho más un grandísimo partido de fútbol. Marcelo se desquició y desquitó con una entrada criminal a Fábregas en la banda, vio la roja y se desató la mundial: enganchón de Özil y Villa (roja para los dos), intento de 'piquete de ojo' de Mourinho al segundo de Guardiola (Vilanova), empujones por doquier y la imagen deplorable de un campeón sin su subcampeón.

Ficha técnica

3 - Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Abidal, Sergio Busquets (Keita, min.85), Xavi, Iniesta, Pedro (Cesc, min.82), Villa (Adriano, min.73) y Messi.

2 - Real Madrid: Casillas; Ramos, Pepe, Carvalho, Coentrao, Xabi Alonso, Khedira (Marcelo, min.45), Di Maria (Higuaín, min.63), Özil (Kaka, min.78), Cristiano Ronaldo y Benzema.

Goles: 1-0: Iniesta, min.15. 1-1: Cristiano Ronaldo, min.20. 2-1: Messi, min.45. 2-2: Benzema, min.81. 3-2: Messi, min.88.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz) Mostró tarjeta amarilla a Khedira (min.28), Xavi (min.42), Mascherano (min.54), Cristiano Ronaldo (min.54), Pepe (min.62), Sergio Ramos (min.76), Coentrao (min.85) y roja directa a Marcelo (min.90+4), Ozil (90+5) y Villa (min.90+5).

Incidencias: Partido de vuelta de la Supercopa de España disputado en el Camp Nou ante 92.965 espectadores.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es - Deportes (3146 noticias)
Fuente:
20minutos.feedsportal.com
Visitas:
775
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Futbolistas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

fernando (18/08/2011)

como añadi en un comentario, el mejor ganador, en estos partidos, es el
SEÑOR PUBLICO, que entra confiado y paga confiado, una rivalidad sana
Que al margen de las trompederas, de los golpes, con lo cua nunca esta de acuerdo, se retiro satisfecho dever a dos titanes jugando y derrochando gala de pundonor y de elegancia
gracias