Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Levantar vuelo, en el invierno

27/12/2017 21:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El existir, es una experiencia y aprendizaje, volemos y sepamos de ella

Carta a Arthemis

“La felicidad, es una intimidad, manifestada por una proposición existencial que no debe ser rechazada y, el matrimonio es esa experiencia de alentar, esos deseos, bajo un interés propio que nos lleva al éxito al lado de otra persona, que llamamos pareja”.

Emiro Vera Suárez.

El tiempo, me apremia.  Poco he podido conciliar el sueño en estos días de final de año, las palabras nos arriesgan en la interpretación de los demás, ya que existe mucha ignorancia literaria.  Poco, he recibido correspondencia de mis familiares y, uno se encuentra como jadeante, no encuentra en quien confiar.

Tenemos que vivir de los secretos.    Tomé un reloj que me agrada colocarlo en la muñeca para lucirlo, días atrás, observé que estaba paralizado, aunque se le había cambiado las pilas, pero, esta tarde, quede impresionado como daba la hora exacta.

Bueno, uno se asusta. No sabe que hacer, con el teléfono y el reloj, de todos modos, debemos salir a ejecutar algunas diligencias. Nadie, se ha tomado la vida en serio en mi país, permitimos que un grupo de neófitos nos gobierne, es como existir en una isla completamente aislado. Aprendí, leyendo a un conjunto de filósofos, no hacer conjeturas porque, inmediatamente nos arropa la incertidumbre.

Donde estarás ahora

Tengo una hoja de papel en la mano y, voy aclarando unas notas, mientras leo una novela, siempre, tuve que hacer esta diversidad de actos. Uno, anda como asustado y ojalá encuentre mis otros lentes, guardo las cosas y, después no aparecen.

Por suerte, siempre estoy en el camino, hasta el día de mi boda, tuve que correr para mantener a los invitados entretenidos. Una familia, amiga de mi esposa, acabó el matrimonio en tres horas, de un dos por tres repartieron el pernil y sus contornos y, sin saber, amanecí en el hotel, donde tuve que esperar una semana, hasta irme, en Maicao y Ciudad Ojeda pase el resto de los días, bueno, de cabecera a cabecera, me tomé dos litros de jugo de naranja, hacía mucho calor y  el puente sobre el Lago de Maracaibo asoleaba mucho.

Algunas veces, debemos salir de la esfera donde verdaderamente estamos. Pienso, en los compañeros del liceo que se venían a diario conmigo, en las docentes, que una vez estuvieron allí, en el liceo. Todo, quedo en silencio, ya, nadie se trata, ya basta de suplicar una amistad, todo resulta falso, es una apariencia, de verdad, cada quien tiene que entrometerse en sus asuntos.

Para que las objeciones, las suplicas. Solo Dios, Sabe perdonar de tanto infortunio, creo que, ante la realidad de nuestra vida, debemos ser un poco frívolo.

Seamos felices, tengamos una conversación y, dejar las bromas a un lado. El tiempo apremia y, estamos caminando por un sendero muy encantador que es el existir.

Donde escondernos, alli estará ella

Cuando, comenzamos una tarea, la palabra nos dirige a la certeza de mirar al cielo, donde las gaviotas revoletean la alegría, de vernos enamorado.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (612 noticias)
Visitas:
4084
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.