Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Krhom escriba una noticia?

Una ley gravemente antimunicipalista

29/07/2013 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ley de reforma local que el Gobierno de Rajoy se propone aprobar en breve supone nueva injerencia en el autogobierno de Navarra y una limitación a la autonomía y capacidad de los ayuntamientos

  Coincidiendo con el inicio de las vacaciones de millones de ciudadanos, el Gobierno de Rajoy dio ayer luz verde al proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que ahora deberá iniciar su trámite parlamentario.

  El Ejecutivo aspira mediante esta nueva norma básica a ahorrar más de 8.000 millones de euros durante los próximos seis años, para lo que plantea el cumplimiento de cuatro grandes objetivos: eliminar de los ayuntamientos aquellas competencias que puedan generar duplicidades con otras administraciones (educación, sanidad y servicios sociales); instaurar la eficiencia y el equilibrio presupuestario como los principios rectores del poder local; garantizar un control financiero y presupuestario más riguroso; y favorecer que la iniciativa privada preste algunos de los servicios que hoy ofrecen las administraciones municipales.

  El proyecto nace tras un fuerte varapalo del Consejo de Estado, el rechazo de toda la oposición y el de muchos alcaldes del PP, y con una frontal crítica de las instituciones navarras.

  Tanto el Ejecutivo de Barcina como la Federación Navarra de Municipios y Concejos y la práctica totalidad del arco parlamentario ya advirtieron, cuando se conoció el anteproyecto que elaboraba Moncloa, que la ley no respeta laConstitución y el Amejoramiento, puesto que homologa a los municipios navarros con los del régimen común y no respeta ni la tradicional autonomía de estos ayuntamientos ni la tutela que sobre ellos ha ejercido primero la Diputación foral y ahora el Gobierno foral.

  Es inaceptable que el proyecto de Rajoy interfiera de esta manera en la autonomía municipal y anteponga objetivos financieros y economicistas a los valores democráticos que se han erigido en los pilares de la experiencia municipal navarra como son la participación, la proximidad o la calidad de los servicios prestados.

  Tampoco es de recibo  que la ley haga abstracción de la situación saneada y de equilibrio prespuestario que la mayoría de las entidades locales navarras presenta, especialmente las más pequeñas, que curiosamente son las que el Gobierno de España va a incentivar su desaparición.

  El debate en Navarra está en reagrupar las mancomunidades y no en reducir el número de municipios y concejos, y no debería desviarse de esa dirección


Sobre esta noticia

Autor:
Krhom (146 noticias)
Visitas:
958
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.