Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Alfonso Pérez Duval escriba una noticia?

Llegan las camisas rojas

07/06/2010 20:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los capitalistas no comprenden que sus títulos de propiedad son sólo papel que puede arder, incluso meros apuntes contables que pueden ser borrados en un segundo

Japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/

Parece ser que la política que se impone en toda Europa consiste en reducir gastos, yo personalmente creo que la política que se debería establecer es la de reducir deuda, como ya he escrito muchas veces las deudas se pagan de una forma u otra, y siempre con los intereses correspondientes, intereses que en tiempos de crisis suben considerablemente.

La canciller alemana, Ángela Merkel, ha anunciado el plan de ahorro más drástico en la historia de Alemania desde la Segunda Guerra Mundial, cuyo ahorro abarcará 80.000 millones de euros hasta el año 2014 para 'asegurar el futuro del país'.

Recortará 10.000 puestos de funcionarios y bajará sus sueldos un 2, 5%

El programa de austeridad toca profundamente el gasto social: se eliminará la ayuda por hijo para quienes vivan del seguro de desempleo, así como el suplemento de seguridad social. También se eliminarán las ayudas de calefacción.

Así, la canciller reveló que entre las medidas acordadas figuran la creación de una tasa ecológica para el tráfico aéreo, un nuevo impuesto sobre las centrales nucleares a cambio de la moratoria de sus cierres y nuevas cargas fiscales para los bancos que podrían aumentar la recaudación en unos 2.000 millones de euros al año a partir de 2012.

Tras leer atentamente descubro que las ayudas sociales se eliminan sin más, mientras que a las centrales nucleares se les da una moratoria que les permitirá ganar un dineral, ya que esas centrales nucleares están amortizadas y que a los bancos, después de darles todo el dinero que han recibido, apenas si tendrán que soltar unos pocos milloncejos de nada.

Pues muy bien por la cancillera de hojalata.

Si el producto bruto de la economía alemana se divide de hecho entre los impuestos que recibe el estado, la retribución del capital y los ingresos de la gente, nos encontramos que los impuestos no bajan, que los ingresos de la gente disminuyen y que como siempre la retribución al capital aumenta en Alemania como en todos los demás países.

A que se debe esa reducción de ingresos, prácticamente constante, a que se somete a la gente en todo el mundo.

En primer lugar a la ambición rapaz de los capitalistas que gobiernan nuestro mundo.

En segundo lugar a la inexistencia de oposición al capitalismo desde la desaparición de la URSS.

Las camisas rojas cada día serán más numerosas

Yo personalmente como social-liberal me alegré de que la URSS desapareciera, supongo que no preveía la rapiña a que se vería sometida la gente, en primer lugar en la China, estado fascista donde los haya, además de claro ejemplo de explotación capitalista, incluso mayor que la que se da por ejemplo en EEUU, que ya es decir.

Después en el resto del mundo, incluida Europa, en otro tiempo ejemplo de sociedad social-liberal y hoy uno más de los rincones del mundo donde se sangra a la gente sin piedad.

Supongo que los capitalistas creen que porque disponen del dinero, porque disponen de la fuerza de las armas que empuñan sus mercenarios, podrán seguir así indefinidamente.

Pues se equivocan, se puede sangran al pueblo mucho, durante mucho tiempo, eso es cierto y siempre lo ha sido.

Pero no se puede sangran a la gente hasta matarla de hambre o de frio, ya que al hacerlo se acaba con la base del capitalismo que no es como se supone la producción, sino el consumo.

El Club de Roma no estaría de acuerdo con mi última afirmación, ya hace mucho tiempo que predijo que sobraban las nueve décimas partes de la población del mundo.

Es posible que incluso exista un programa en ejecución para el exterminio de esa población sobrante.

Los poderosos de la tierra se reúnen en conciliábulos secretos y deciden cosas que no están al alcance del común de los mortales.

No importa, con el hambre no se juega, los hombres y las mujeres hambrientos son muy peligrosos.

Quien no tiene nada que perder más que el hambre no le teme a la muerte.

Pronto surgirá en todo en mundo un movimiento equivalente al de las camisas rojas de Tailandia.

Pronto las camisas rojas empezaran a liberar zonas cada vez mas grandes de nuestro planeta y la guerra social, esa guerra que ahora se enmascara con el nombre de la "guerra contra el terrorismo" será publica.

Llegan las camisas rojas, ya están ante nuestras puertas y los capitalistas, ciegos por su codicia, ni siquiera las ven llegar.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Alfonso Pérez Duval (204 noticias)
Visitas:
583
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.