Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pilar Martinez Fernandez escriba una noticia?

Lo que cuesta estar bell@

22/06/2009 17:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las cosmética: química en bote que compramos cara sin leer el prospecto

¿ Alguna vez habeís leído la composición de esos productos de higiene y cosmética que utilizamos?. Si. No. No habeis sentido curiosidad...

Los que os hayais tomado la ligera molestia de hacerlo, seguramente os habreis quedado como estabais; sin comprender tanta química. Los que no lo habeís hecho aún, francamente, no sé si recomendaros siquiera que leaís estas líneas, porque en esto ocurre como con los alimentos precocinados y demás; de pararse a pensar y averiguar cómo están hechos y de qué manera, seguramente no los echaríamos en nuestra cesta de la compra ni en nuestro cuerpo.

Pero lo peor del caso, ya no es sólo cómo están hechos y con qué, sino lo que podemos llegar a pagar por ellos sin la garantía de que sean realmente buenos.

No obstante y si estaís decididos a seguir leyendo, permitidme que con los alimentos me enredaré otro día, porque el tema también da para mucho; hoy me voy a centrar en esos mágnificos productos de belleza y cosmética que se venden en farmacias, centros comerciales, perfumerías y hasta en el supermercado del barrio.

Son productos que, aplicados con asiduidad y constancia, dan a nuestra piel, a nuestro cabello y a cada rincón de nuestro cuerpo, la tersura de la eterna juventud y la continúa reparación de lo que, en fin...los años que son así de irreverentes y malvados ellos, nos coloca en el cuerpo y en el rostro en forma de arrugas, manchas, carnes flácidas, pelos que se caen de un sitio para salir en otros y, por supuesto, kilos.

Diculpad la ironía pero es que no deja de tener su gracia el hecho de que paguemos pingües cantidades de dinero de nuestro presupuento familiar, apretado para más colmo de males en estos tiempos de crisis, por algo que no dejan de ser ungüentos un poco más evolucionados de los que solían vender los charlatanes en sus carromatos de antaño por los pueblos. La diferencia hoy la marca el marketing y alguna que otra palabra más acabada en " ing" como " lifting", " peeling"...y, claro, también mujeres estupendas y tios cachas que a golpe de " photoshop" y demás, nos convencen a través de la televisión y de las revistas de que podemos ser, estar y oler igual que ellos. Menuda mandanga.

Naturalmente, lo que no nos dicen, es lo que cuesta estar bell@. Nos dicen cosas como: " porqué tú lo vales" y tonterías de ese tipo para que nos gastemos en un tarro de crema hidratante de 50ml alrededor de 60 euros, con un envase de culo de vaso superchulo dónde la crema ocupa el mínimo espacio pero decora muy bien tu baño. Claro que, si llegas a tiempo, puedes comprarte la misma crema aprovechando la semana fantástica de El Corte Inglés por tan sólo 40 euros y encima te regalan un serum de prueba y un neceser. Un truquito muy sútil para que compres lo que sigue siendo un tarro demasiado grande para la cantidad de crema hidratante que contiene y compuesta por un montón de cosas que ni entiendes ni sabes si son buenas para tu cara.

Lo dicho, pura charlatanería comercial. Pero permitidme que continue sacando hebra. Para ilustrar un poco esta reflexión personal, he cogido tres productos, cuya marca voy a omitir porque no me pagan por hacer publicidad, para detallaros aqui su composición.

Un exfoliante facial

principios activos: exfoliante de albricoque, aloe vera, cacahuete, caléndula, vitamian E

Ingredientes: Aqua, polyacrylamide, clycereth-26, prunus armeniaca seed powder, c13-c14 isoparaffin, phenosxyetahnol, aloe barbadensis, diosidum lauroamhodiacegtate, laureth-7, calendula officinalis, sodium trideceth sulfate, arachis hipogaea, acrylate/vynyl isodecanoate crosspolymer, sodium carbomer, hexylene glycol, diazolindinyl urea, gyleceruyl oleate, citriz acid, ci 19140, ci 16035, triehetahnolamine, tocopheryl acetate, ethylhexyglycerin, parfum, bht, ascorbyl palmitate, disodium edta, clyceryl oleate.

* Yo aqui el albaricoque no lo veo por ningun lado y el cacahuete tampoco. La vitamina E...a saber también dónde estará escondida.

Desodorante roll-on

principios activos: con extractos de seda y alantolina, antimanchas y retardante del vello.

Ingredientes: Aqua, aluminium, clorohidratate, ppg-15, stearul, ether, steareth-2, steareth-20, parfum, Aliantolin, hidrolysed, silk, glycerin, proylene glucol, hidrolyzed soy protein, hypericum perforatum extract, hamamelin virginiana extract, arnica montana flower extract, urea, saliz aiba, extract menthol, salicylic Acid, phenoxyethanol, methylparaben, ethylparaben, propyperaben.

* La seda tampoco la encuentro.

Champu

Principios activos: con filtro UV y Rooibos, color y brillo duraderos, repara y protege.

Ingredientes:Aqua, sodium laurethn sulfate, sodium lauroamhocaetate, dimethicone, amodimethicone, acrylate copolumer, sodium chloride, cetyl alcohol, clycol distearate, cocamide, mea, citric acid, palyquaternium.10, polyauaternium.-22, tetrasodium EDTA, PEG-8, tocopherol, ascorbyl palmitarte, ascorbic acid, propylene glycol, diazolidinyl urea, lodopropynyl, Butylcarbamate, benzyl alcohol, clycerin, aspalathus, lienaris leaf extract, benzophenone-4, CI 18050, parfum, butylphenyl methylpropional, cynnamyl alcohol, citornellol, geraniol.

* El Rooibos tampoco lo encuentro.

Ya sé lo que os ha ocurrido. A parte de no encontrar igual que yo ciertos principios activos, os habeis cansado de leer. No creais, a mí también me ha cansado escribir semejante verborrea pero el fin no era otro que demostraros lo que nos venden, lo que nos echamos al cuerpo y lo que encima pagamos por ello sin saber realmente lo que nos estamos echando en nuestra cara, en nuestras axilas o en nuestro cuero cabelludo.

Pero dejadme que os haga un pequeño inciso. Vereis que en los ingredientes del desodorante os he puesto en negrita con cierta premeditación " Salicylic acid".

Por curiosidad busqué en internet este compuesto y la enciclopedia Wikipedia lo define así:

" Ácido salicílico (de la palabra latina para el sauce, Salix, de cuya corteza se puede obtener). De color cristalino, este ácido orgánico se utiliza ampliamente en síntesis orgánica y funciona como una hormona vegetal, que se deriva del metabolismo de la salicina. Además de ser un compuesto que es químicamente similar pero no idéntico al componente activo de la aspirina (ácido acetilsalicílico), es probablemente mejor conocido por su uso en tratamientos anti-acné.

Mi pregunta es : ¿ y para qué hace falta en un desodorante un compuesto que trata el acne? y más aún ¿ Con principios similares, aunque no idénticos ¡ faltaría más¡, a los de la aspirina?.

Se me ocurre que quizá es para evitar en la axila esos molestos " golondrinos"...que sé yo.

Pues imaginaros lo demás. Infinidad de compuestos que, dicho sea de paso, si alguno podeís traducir, más de uno respirariamos algo más tranquilos sabiendo que no nos estamos echando a paletazos química y más química de dudosas reacciones y encima pagando por ellos precios a veces de puro escándalo. Porque, no os confudaís, por mucha alta cosmetíca que digan ser determinadas franquicias y marcas, no dejan de vender química en tarros de cristal que hacen el laboratorios por puro negocio a costa de nosotros, cándidos que creemos comprar panaceas de eterna juventud.

Dicho esto, mi conclusión es que debemos cuidarnos, sí, pero sin obsesionarnos con la belleza ni pagando lo que quieran pedirnos por tanta química envasada y perfumada. que dicho sea de paso, a saber si son beneficiosas o por el contrario nocivas a medio o largo plazo, porque se le echa la culpa al sol y a la merma de la capa de ozono ante el cáncer de piel, pero quién sabe si ante el cáncer, no habría que empezar a buscar las causas en aquello que nos echamos en la piel y en lo que comemos.

Yo, después de lo visto, estoy pensandome muy seriamente volver a lo que hacían nuestra abuelas; agua y jabón y tan ricamente. Yo recuerdo el cutis de mis abuelas y puedo deciros que estarían arrugadas, pero besarlas era hundir los labios en una piel limpia con olor a ternura. Y esas cosas...¡ Que quereis que os diga¡, no se venden en tarros. No señor.

Pilar Martinez Fernandez.


Sobre esta noticia

Autor:
Pilar Martinez Fernandez (1 noticias)
Visitas:
846
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.