Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

PP logra la Alcaldía de Benalmádena para "devolverla al lugar privilegiado" y PSOE ve "cobarde" la moción

18/05/2009 17:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El PP obtuvo hoy la Alcaldía del Ayuntamiento de Benalmádena (Málaga) tras prosperar la moción de censura presentada por los populares el pasado 5 de mayo y que convierte en regidor al presidente del PP local, Enrique Moya, con el objetivo de "devolver al pueblo al lugar privilegiado que nunca debió abandonar", en sustitución del socialista Javier Carnero, que calificó de "cobarde" la moción.

La iniciativa salió adelante con el apoyo de los cuatro concejales del PP, cinco del Grupo independiente de Benalmádena (GIB), dos de Iniciativa Democrática de Benalmádena (IDB), el voto de Movimiento por Benalmádena (MpB) y el de la concejala del Grupo Mixto Carmen Romero, lo que suman un total de 13 votos a favor frente a los 12 en contra del PSOE, IU y de dos concejales del Grupo Mixto.

"Cuando la situación se hace insostenible, el cambio se convierte en esperanza", aseguró Moya en el transcurso de la sesión plenaria, en la que indicó que desde 2007 el pueblo "ha caminado hacia atrás" y que en la gestión de Carnero "ser importante ha primado por encima de ser útil".

En este sentido, el recién nombrado alcalde afirmó que la actuación de Carnero "no ha sido la adecuada" y que "le ha sobrado un liderazgo mal entendido y le ha faltado compromiso con el pueblo". "Para mí hubiese sido más cómodo dejar el municipio a la deriva y esperar a las elecciones, pero debo cumplir con mi responsabilidad política", subrayó.

El presidente local de los populares sostuvo que los 13 concejales que han respaldado la moción de censura "estamos haciendo gala de generosidad y queremos gobernar sin sectarismos". La mejora de los servicios públicos y de la seguridad, estudiar incentivos fiscales para comerciantes y pequeñas y medianas empresas (pymes) e impulsar la creación de nuevas infraestructuras fueron varios de los objetivos destacados por Moya en su intervención.

Por su parte, Carnero se mostró "orgulloso y convencido de haber hecho bien mi trabajo", y lamentó que "el proyecto de cambio que votó el pueblo en las urnas haya tenido final por una serie de maniobras egoístas". "No existen motivos sólidos que justifiquen esta moción, y a ustedes --los 13 concejales que apoyaron la moción-- nunca les han importado los ciudadanos", apostilló.

El ex regidor socialista aseguró que el equipo de gobierno de la legislatura pasada "no tenía un modelo de desarrollo claro", e insistió en "los 160 millones de euros de deuda que dejaron". Por contra, recordó que en estos dos años se han conseguido "más de 33 millones de euros" para inversiones.

"Desde la oposición no vamos a dejar pasar ni una a los señores de la derecha", manifestó Carnero, que se mostró confiado de cara a las elecciones municipales de 2011, respecto a lo que sostuvo que "dos años pasan muy pronto, pero a ustedes --el nuevo equipo de gobierno-- se les van a hacer muy largos".

INDEPENDIENTES

El presidente de IDB, Jesús Fortes, indicó que el acuerdo alcanzado, "que suma los votos de la mayoría de los ciudadanos de Benalmádena", ha sido posible debido a que "los artífices del disparate en el que se convirtieron las elecciones de 2007, el presidente provincial del PP por entonces, Joaquín Ramírez, y el ex alcalde de Benalmádena Enrique Bolín, ya no se encuentran en la vida política".

"En un primer momento, respetamos la coalición que se formó para gobernar el municipio, por lo que ejercimos una oposición constructiva", recordó Fortes, que indicó que empezaron a hacer críticas pasado un año "cuando las diferencias se fueron manifestando".

Más sobre

Al respecto, consideró "preocupante" la gestión de Carnero, al que acusó de no haber obtenido "ni un solo euro" para la mejora del tráfico, de los espigones o la creación de una comisaría en el municipio, y de haber "desvirtuado informes técnicos para favorecer sus intereses políticos" en torno a los presupuestos.

Por su parte, el portavoz del Grupo Mixto, y hasta ahora concejal del equipo de gobierno, Francisco Salido, acusó a Romero de haber apoyado una moción "que cambia el deseo del pueblo expresado en las urnas". "Esta situación me lleva a sospechar que ha habido promesas, aunque no se si económicas o no", apostilló.

La portavoz de IU en el Ayuntamiento de Benalmádena, Elena Benítez, aseguró que la moción que ha convertido a Moya en alcalde "ahoga y asesina la voluntad política". "Se creen capaces de tomarnos el pelo y ponen precio a la coherencia", lamentó la edil de la coalición de izquierdas, que durante su intervención hizo alusión a una carta escrita por Fortes, en la que en su momento criticó a Bolín y al PP por respaldarlo.

Benítez cuestionó la forma en la que el PP ha convencido a Romero, a lo que añadió que "comprar la voluntad de un cargo público no tiene nada que ver con la dignidad de un pueblo". "Benalmádena escribe hoy una de las páginas mas vergonzosas de su historia, pero pasará, ya que es el pueblo quien tiene la palabra", manifestó.

ROMERO

Por su parte, Romero, que formaba parte del equipo de gobierno de Carnero y que, no obstante, ha apoyado la moción de censura, justificó su decisión en el hecho de que el gobierno del alcalde socialista "era un reino de taifas donde había concejales de primera y segunda categoría".

En este sentido, señaló que en el Ayuntamiento "se hacía lo que decían tres personas y los demás no podíamos trabajar, ya que ni siquiera se respetaban las concejalías que en su momento dio el alcalde".

"El PP no me ha prometido nada pero soy miembro del equipo de gobierno, y aún no se ha negociado ninguna concejalía, aunque espero que se repartan con equidad", sostuvo la edil, que aseguró "tener sus preferencias" en cuanto a ese reparto sin que precisase más al respecto.

DIRECCIONES PROVINCIALES

El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, aseguró que el equipo de gobierno conformado hoy tras el pleno extraordinario "va a volver a colocar a Benalmádena en la senda del progreso, en el lugar que se merece". Respecto a este municipio, indicó que "no podía ser una isla en la Costa del Sol, donde todas las localidades suenan a nivel internacional por la proyección que tienen, mientras que Benalmádena ha estado paralizada durante dos años".

Por su parte, el secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, aseguró que el presidente del PP-A, Javier Arenas, "viene ahora a comerse los brotes verdes de la gestión de Carnero". "Hemos asistido al regreso de Bolín a la Alcaldía de Benalmádena, y no es bueno para la política ni para un municipio que el pasado se apropie del presente", criticó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
152
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.