Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

López advierte a ETA que Euskadi se construirá sobre la memoria de las víctimas y no la de sus verdugos

20/06/2009 19:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El lehendakari, Patxi López, advirtió hoy a ETA de que "ya ha perdido, nunca van a conseguir nada y será derrotada, porque los demócratas estamos juntos y unidos, y nunca vamos a ceder a su chantaje".

"Para los demócratas es más importante lo que nos une que lo que nos separa, y este país se construirá sobre la memoria de las víctimas y no la de sus verdugos", aseveró.

López hizo estas manifestaciones en la intervención con la que concluyó la marcha que secundaron miles de personas por las calles de Bilbao, bajo el lema "Por la libertad. ETA no. Askatasuna", para condenar el atentado que ayer acabó con la vida del inspector de la Policía Nacional, Eduardo Puelles.

El jefe del Ejecutivo vasco reiteró que Eduardo Puelles "ciudadano asesinado por defender la libertad de los vascos, era uno de los nuestros" y destacó que "gracias a él y a otros muchos como él, gracias a los miembros de la Ertzaintza, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, los vascos y las vascas vamos arrancando, trozo a trozo, con desgarro y sufrimiento, la mordaza de nuestra libertad".

Por ello, proclamó "bien alto" que todos los que arriesgan su vida para defender nuestros derechos y libertades "son de los nuestros".

"Todas las víctimas del terrorismo, los políticos amenazados, los jueces amenazados, los empresarios amenazados, los periodistas amenazados, los profesores amenazados, ... son de los nuestros, porque somos nosotros los que queremos vivir en paz y en libertad, los que queremos una Euskadi sin ETA y sin violencia. La tierra de la tolerancia y la convivencia", agregó.

APOYO A LA FAMILIA.

En este punto, se dirigió a la familia Puelles para decirles que "no están solos" y que "tienen todo el cariño y la cercanía de la inmensa mayoría de la sociedad vasca". "Sabemos que Eduardo arriesgaba su vida, todos los días, para garantizar la nuestra y le vamos a estar eternamente agradecidos y no se nos va a olvidar nunca", destacó.

Por ello, afirmó que las miles de personas que hoy salieron a la calle "apretando los dientes", lo hicieron para hacer frente a ETA y para decir que están dispuestas a derrotar al terrorismo. "Asumimos nuestra responsabilidad colectiva como sociedad y como país, nuestro deber moral y democrático, porque queremos ser libres, y vamos a defender lo que ETA más ataca: nuestro pluralismo y nuestra diversidad; el derecho a pensar y a sentirse diferente; y nuestras instituciones y nuestra democracia. Vamos a estar al lado de las víctimas y de los amenazados", aseguró.

López apeló a la "contundencia" del Estado de Derecho y a la "fuerza de la Ley" para afirmar que "vamos a seguir ocupando las calles y las plazas de Euskadi, porque son los espacios de los ciudadanos libres y de los demócratas".

"No les vamos a ceder ni un solo milímetro a los propagadores de la violencia, a los silencios cómplices, a los que quieren acabar con nuestros más elementales derechos, a los liberticidas, a los que amparan el asesinato, a las almas cargadas de odio", advirtió.

Por ello, denunció a los que "falsifican las palabras, a los que pervierten la democracia, a los que cuando dicen 'pueblo vasco' sólo buscan súbditos atemorizados por el terror a sus amos".

FIN A LA IMPUNIDAD.

"Hoy asumimos nuestra propia responsabilidad colectiva como país y decimos que se acabó la impunidad, se acabó la arrogancia de quienes utilizan el argumento del amparo velado de la capucha. Venimos dispuestos a abrir el tiempo en el que nadie tenga que ocultar que es ertzaina o policía a sus vecinos; en el que nadie tenga que callar sus opiniones por miedo; en el que nadie tenga que bajar la voz para decir lo que piensa, por temor a que le escuchen", resaltó.

El lehendakari hizo un llamamiento a la sociedad vasca, para que se ponga en pie "con la dignidad de los justos, para abrazar al que piensa diferente; para defender al que tiene otra identidad; para preservar lo mejor de nosotros mismos: la convivencia de los distintos y la libertad de los iguales y para decir a ETA que ya han perdido".

Por último, señaló que va a dar a la Ertzaintza y a la Policía los medios que necesiten en su lucha contra ETA, "porque queremos que desaparezca definitivamente de nuestras vidas". "Hoy y mañana y pasado y hasta que acabemos con esta pesadilla, un grito saldrá de nuestras gargantas: ETA ez. Pakea eta askatasuna", exclamó.

MANIFESTACIÓN.

La manifestación convocada por Patxi López, en repulsa por el último atentado de ETA que ayer costó la vida al inspector de la Policía Nacional, Eduardo Antonio Puelles García, partió a las seis y diez de la tarde, entre aplausos de miles de personas congregadas en el Sagrado Corazón de Bilbao.

La marcha estuvo encabezada por una pancarta con el lema "Por la libertad. ETA no. Askatasuna", que sujetaban los dos hijos y dos hermanos de Eduardo Antonio Puelles, y otras víctimas del terrorismo.

Entre ellas, Iñigo, hijo de Inaxio Uria; Carmen Hernández, viuda de Jesús María Pedrosa, concejal del PP asesinando por ETA; Marian Romero, viuda de Isaias Carrasco; Marian Ziarrusta, viuda de José María Korta; Blanca Villafáñez, hija de Juvenal Villafáñez, guardia civil asesinado por ETA; Maite Mollinedo, viuda de José María Agirre, ertzaina asesinado por ETA; Dolores Quintanilla, viuda de Manuel Fuentes Pedreira, policía nacional asesinado por ETA en Arrigorriaga, y Maixabel Lasa, viuda de Juan María Jáuregui, así como representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En segunda fila marchaban representantes institucionales, con el lehendakari, Patxi López, a la cabeza, a quien acompañaban la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, y consejeros del Ejecutivo autonómico. Junto a ellos, asistieron la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajin, entre otros.

Más atrás caminaban dirigentes políticos como el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti; la vicesecretaria general del PP, Ana Mato; el portavoz del grupo popular en el Senado, Pío García Escudero; el secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor; el presidente de EA en Vizcaya, Joseba Gezuraga; el miembro de la Ejecutiva de EA, Rafa Larreina.

Por detrás marchaban en silencio decenas de miles de ciudadanos y otros que se iban sumando a la manifestación desde las aceras de la Gran Vía bilbaína, y que irrumpían en aplausos al paso de la cabeza de la marcha. También se vieron varias banderas de España y carteles con el texto "Por la libertad. ETA no" y otras con la palabra "Paz".

Sobre las siete de la tarde la cabecera de la marcha llegó a las escalinatas del Ayuntamiento de Bilbao, donde esperaban la viuda de Eduardo Puelles, que portaba una bandera de España doblada y que había cubierto el féretro de su marido.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
225
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.