Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

López dice que "la actitud de gastador irresponsable" de los últimos meses de Ibarretxe resta recursos a su Gobierno

14/08/2009 13:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El lehendakari, Patxi López, criticó hoy que el Gobierno vasco dirigido por Juan José Ibarretxe desarrollara en sus últimos meses de gestión una "actitud de gastador irresponsable", lo que "ha supuesto un gran handicap" para el nuevo Ejecutivo. "No sólo no hemos dispuesto de recursos para poner en marcha nuevos proyectos, sino que nuestra mayor labor ha sido garantizar los servicios públicos sin perjuicio de los ciudadanos, a la vez que reducíamos el gasto global", explicó.

En una comparecencia pública con motivo de sus cien primeros días al frente de la Lehendakaritza, López anunció que, tras el 'peinado presupuestario', no se ha alcanzado en las cuentas autonómicas la reducción prevista del 6 por ciento, por lo que el Gobierno vasco se encuentra buscando "otras fórmulas" para obtener recursos este año, y así contar con alrededor de 300 millones adicionales con los que poder definir nuevas políticas económicas.

El lehendakari insistió en la situación económica y fiscal "ciertamente difícil" del inicio de la legislatura puesto que, a finales del año pasado con Juan José Ibarretxe al frente del Gobierno vasco, "se sabía que la economía iba a entrar en recesión y sin embargo se actuó como si esto no fuera a ser así" porque "se incrementó el presupuesto en cinco puntos y medio respecto al de 2008".

López criticó que el anterior Gobierno tenía "datos claros y evidentes de la caída brusca de la recaudación" y, "en lugar de proceder a un recorte en la política de gastos, tuvo la actuación contraria".

"En una decisión sin precedentes, procedió a aprobar incorporaciones y ampliaciones por una cantidad de 500 millones de euros y siguió adquiriendo compromisos de gasto hasta el último consejo de Gobierno estando ya en funciones, el día 25 de abril, de forma que ya en mayo, el 70 por ciento del presupuesto aprobado para el 2009 estaba comprometido por el Gobierno anterior", explicó.

1.000 MILLONES

De acuerdo a las previsiones de ingresos actuales, dijo, esta actividad de los últimos meses del Ejecutivo Ibarretxe implica un déficit presupuestario de en torno a los 1.000 millones de euros, es decir, que si se gastara el 30 por ciento del Presupuesto no comprometido por el Gobierno anterior se finalizaría el ejercicio con los citados 1.000 millones de déficit.

López reconoció que "no esperaba esta actitud de gastador irresponsable cuando el PNV y sus gobiernos han sido habitualmente cautos y comedidos en el gasto público".

"Esta situación ha supuesto un gran handicap para iniciar una política de Gobierno con nuevas acciones porque, no sólo no hemos dispuesto de recursos para poner en marcha nuevos proyectos, sino que nuestra mayor labor ha sido garantizar los servicios públicos sin perjuicio de los ciudadanos a la vez que reducíamos el gasto global", explicó.

Ante este panorama, anunció que tras el 'peinado presupuestario' no se alcanzó la deseada reducción en las cuentas del 6 por ciento, por lo que el Gobierno vasco se encuentra buscando "otras fórmulas" para obtener recursos este año, y así contar con alrededor de 300 millones adicionales con los que poder definir nuevas políticas económicas.

Recordó que el objetivo marcado este año era reducir gastos y que "los departamentos dejaran de gastar en lo que no es urgente y necesario para destinar esos recursos a planes para enfrentarnos a la crisis".

López explicó que el Gobierno necesita contar con alrededor de 300 millones adicionales con los que, en las próximas semanas, definir nuevas políticas que se aprobarán, posiblemente, en los dos próximos consejos de gobierno.

Asimismo, recordó que, en la elaboración de los presupuestos del próximo año, la voluntad del Gobierno es recurrir a un endeudamiento de 2, 5 puntos, "que supondrían unos 1.700 millones con los que tener unos presupuestos austeros pero a la vez suficientes para hacer políticas necesarias con las que enfrentarnos a la crisis".

Como resumen de sus poco más de tres meses al frente de la Lehendakaritza, defendió que su Gobierno ha cumplido promesas como que la Educación sería "el eje del cambio", como que "no se iba a abandonar a quienes no tenían recursos", como las ayudas a las empresas, como la convocatoria "a todos" para el diálogo social, como el fomento del euskera "en libertad" o como la garantía de libertad de los ciudadanos "frente al terror de ETA".

MESA DE DIÁLOGO SOCIAL Y CRISIS

Sobre la crisis económica, que está "dando en el punto de flotación de nuestro sistema de bienestar", destacó el "empeño" del Ejecutivo que dirige para hacer frente a esta "difícil situación económica".

"Por primera vez en diez años en Euskadi ha reunido a sindicatos y empresarios poniendo en marcha una mesa de diálogo social con la que levantar un muro contra la crisis", explicó.

Tras las primeras reuniones de esta mesa, recordó, se ha logrado ya ampliar las ayudas para la formación de los trabajadores inmersos en Expedientes de Regulación de Empleo, establecer las prioridades del Plan Estratégico 2007-10 del Gobierno vasco en seguridad y salud en el trabajo y poner en marcha una estrategia conjunta en la prevención de aquellos riesgos que concentran el mayor número de accidentes.

Para el lehendakari, son "sólo los primeros pasos" de un proceso en el que están implicados todos los agentes con el objetivo de salir "más reforzados" para hacer frente a la crisis.

"Participar y aportar en este foro es una cuestión de responsabilidad social. La crisis es hoy el problema más acuciante de la ciudadanía y quien quiera erigirse como representante de los intereses de la sociedad no puede quedarse al margen no puede quedarse al margen porque estará cometiendo un acto de imprudencia", advirtió.

Según López, la mesa de diálogo social es "un foro de iguales, unidos sin fisuras para hacer frente a un problema común", por lo que se acude al mismo "con la mano tendida para lograr acuerdos y con voluntad de hierro para hacer frente a la crisis". "Éste es el espíritu que está reinando en su desarrollo y la razón de sus frutos tan inmediatos", añadió.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
46
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.