Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

López pide a diputaciones y ayuntamientos que adopten también ajustes y dice que liderará el debate fiscal

09/06/2010 12:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El lehendakari, Patxi López, pidió hoy a diputaciones y ayuntamientos vascos que adopten criterios de ajuste, como ha planteado el Gobierno vasco, porque "no podemos permitirnos el lujo de caminar cada uno por nuestro lado". Asimismo, aseguró que está dispuesto a "liderar" el debate sobre la reforma fiscal, tanto en Euskadi como en España.

El presidente del Gobierno vasco se pronunció, de esta manera, en su intervención en el foro empresarial PwC en Bilbao, con una conferencia titulada 'Euskadi en la encrucijada', en la que aseguró que "lo peor de la crisis ha pasado", y destacó que existen indicadores económicos que apuntan a que "estamos saliendo" de ella.

De este modo, explicó que "llevamos dos trimestres seguidos con crecimiento positivo", las exportaciones vascas "han vuelto a crecer" y la recaudación está "superando las previsiones iniciales", lo que podría permitir que, en el último trimestre del año, se pueda hacer "un esfuerzo añadido en las inversiones productivas y en las políticas de apoyo a la modernización e internacionalización" de la economía vasca.

No obstante, advirtió de que "tampoco estamos para tirar cohetes" porque Euskadi no es "una isla". Por ello, consideró que "tenemos la obligación de seguir haciendo los deberes, en forma de ajustes", para equilibrar las cuentas públicas y tener recursos para "avanzar como país".

López realizó un repaso de las medidas de ajuste planteadas por el Gobierno vasco con el objetivo de reducir el déficit alrededor de 150 millones este año y lograr una reducción "aún mayor" en 2011. El lehendakari defendió que estas medidas no se hacen "ni por capricho, ni porque nos las impongan, ni por haber hecho antes las cosas mal", sino porque son "absolutamente necesarias" para garantizar "la solidaridad con los más necesitados y el futuro del país".

Tras destacar que se está pidiendo "un pequeño sacrificio" a los empleados públicos, pero "otros ya han hecho el suyo y, en demasiadas ocasiones, mayor", en relación a los trabajadores del sector privado y los desempleados, emplazó a diputaciones y ayuntamientos a que "hagan lo mismo" y adopten "los mismos criterios de ajuste" porque "no podemos permitirnos el lujo de caminar cada uno por nuestro lado".

"Debemos estar todos juntos", insistió López, que señaló que "saldremos todos juntos con acciones coordinadas entre todos o no seremos capaces de salir", y agregó que, "no es sólo cuestión de solidaridad", sino también de "interés" porque "los vascos tenemos muchísimo interés en que las economías española y europea salgan lo más rápidamente posible de la crisis porque nuestra economía y bienestar depende en gran medida de ello".

Asimismo, reiteró su apuesta por revisar el sistema fiscal advirtiendo de que, "si queremos la mejor educación, la mejor sanidad, las mejores ayudas sociales y los mejores trenes y carreteras", es preciso "poder pagarlos". "Y eso sólo se consigue con crecimiento económico e impuestos", aseguró.

De este modo, subrayó que "tenemos una presión fiscal del 30 por ciento y queremos compararnos con países que la tienen entre el 40 y el 48 por ciento", y en los que, según añadió, no se ha perdido "competitividad" ni crecimiento económico.

El lehendakari advirtió de que, tanto en Euskadi como en España, se ha reducido la presión fiscal, "a la vez que aumentaban los servicios públicos", y rechazó que "una mayor presión fiscal produzca una disminución de renta", sino que "depende cómo se haga la reforma y de cómo y para qué se utilicen los recursos públicos".

En este contexto, reconoció que Euskadi, "en solitario, seguramente no puede abordar esta reforma", pero se mostró dispuesto a "liderar este debate aquí en España y donde haga falta".

López insistió en que, en la actual situación de crisis en la que "han hecho sacrificios" los trabajadores del sector privado y público, las rentas más altas también deben asumir "su cuota de sacrificio y la única forma de hacerlo es que se toque la parte más altas de las rentas" en la presión fiscal.

Aunque reconoció que su aplicación quizá no sea "relevante en el montante total", aseguró que "es de justicia" y planteó que "sumando los efectos de todas las medidas, al final, sí tienen una repercusión real en las cuentas públicas".

A su entender, es preciso hacer "una reflexión profunda", sin "apriorismos", que parta "del sentido común" para lograr un sistema fiscal "progresivo, justo y equitativo" que no afecte al crecimiento económico y que sea capaz de generar "ingresos suficientes".

"¿Podemos hablar del impuesto de sucesiones o de tramitaciones de patrimonio, que en todas las comunidades de nuestro entorno existen? ¿Podemos hablar de ciertas ventajas fiscales que igual no están justificadas en este momento? Pero con tranquilidad", reflexionó.

"REPARTO SERENO" DE COMPETENCIAS

Por otra parte, defendió la necesidad de que gobierno, diputaciones y ayuntamientos vascos realicen también una reflexión que conlleve "un reparto realista y sereno de a quién corresponde hacer cada cosa, y no entrar en una especie de competencia a ver quien hace más de lo mismo". "Hay que racionalizar el entramado", afirmó López, que instó a "sentarse en una mesa, verlo y pactarlo".

A su entender, las administraciones públicas han vivido en los últimos años "una competencia desmesurada", que ha llevado crear "duplicidades" que no han originado un aumento de "eficacia" y que "no nos podemos permitir".

Según indicó, "ha llegado la hora de ser conscientes de nuestros propios recursos y nuestras posibilidades reales" y asumir que "hemos mantenido, en ocasiones, un nivel de gasto por encima de nuestras posibilidades".

El presidente vasco, que preguntado por la reflexión planteada por José Blanco sobre la existencia de las diputaciones provinciales, señaló que "aquí evidentemente no nos hemos dado por aludidos", reclamó la necesidad de poner "los pilares de los servicios públicos del futuro".

Tras el crecimiento "injustificado" de la administración en las dos últimas décadas, para lo que apostó por "buscar la eficiencia" en el uso de recursos públicos, "priorizar" los servicios que "dan mayor bienestar" y aplicar criterios de austeridad en el gasto corriente.

Del mismo modo, emplazó a realizar un uso "con moderación" de los servicios públicos y aseguró que la lucha contra "el uso abusivo" de los servicios o "el fraude prestacional" serán "objetivos" de su Gobierno.

En su intervención, el lehendakari manifestó que Euskadi está "en una encrucijada" porque "tiene que adoptar decisiones que afectarán al bienestar futuro de la ciudadanía vasca" y advirtió de que "no hacer nada es la vía más segura para el fracaso".

Además, apostó por convertir a Euskadi en "la gran metrópoli del talento" que esté "vertebrada e hiperconectada internamente y con el exterior, a través de una densa malla de infraestructuras físicas y digitales".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
57
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.