Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alexa escriba una noticia?

Los fetos no son humanos

21/05/2009 14:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las declaraciones de la Ministra de Igualdad defienden lo indefendible

En unas recientes declaraciones la Ministra de Igualdad, dijo que el feto “es un ser vivo, pero no humano”, supongo que con eso pretendía defender lo indefendible, la muerte injustificada de un ser humano, por pocos centímetros que mida, y por pocas semanas que tenga. La concepción, por lo tanto la vida, se da en el primer instante.

Estamos en el siglo XXI, donde la ciencia es “casi exacta”, donde los métodos anticonceptivos son tantos y tan buenos que quedarse embarazada es casi un milagro.

Yo fui una de esas adolescentes que con 17 años se quedó embarazada, 17 años y toda la vida por delante, para vivirla con mis hijos. Al principio me quedé muy asustada, pensando en toda la responsabilidad que caía sobre mi cabeza porque como se demostró después mi pareja no fue lo suficientemente maduro para corresponder. Cogí el toro por los cuernos, si había sido madura para acostarme con aquel chico era madura para afrontar lo que se me viniera encima. Claro que no es fácil, todavía puedo ver la cara de decepción de mi padre, y oír los llantos de mi madre sobre que me había arruinado la vida. Pero cuando me preguntaron que quería hacer no tuve ninguna duda, iba a tener a mi hijo. La gran sorpresa vino cuando se descubrió que eran dos, mayor pánico y mayor alegría.

Mi depresión llegó cuando poco antes de los cinco meses de embarazo comencé a sangrar y a tener dolor, me llevaron corriendo al hospital pero ya no había nada que hacer, mis niños estaban muertos. El ginecólogo que me atendió me dijo que la naturaleza es sabia y que no vendrían bien. Pasé un año horrible, llorando por todas las esquinas, pidiendo que me devolvieran a mis niños. Pero la pena pasa y poco a poco te recuperas.

Diez años después nació mi hijo, el mayor tesoro de mi vida, suelen decirme que le doy demasiados mimos, pero nada es suficiente para él, tengo que darle a uno lo que debería ser para tres, y quizás no vuelva a tener más. Porque el embarazo de mi hijo fue muy duro, tuve amenaza de aborto desde el primer momento, no me podía mover de la cama, a los cinco meses me puse de parto, consiguieron parármelo, pero los médicos me decían que seguramente no finalizaría bien. Ahora tiene seis años y es lo más maravilloso del mundo, el tesoro más grande que tengo.

Cuando me pongo a pesar en todos esos hijos no nacidos porque sus madres han sido demasiado cobardes para luchar por ellos, miro a mi hijo y me digo que no tienen perdón, porque los niños son nuestras ganas de vivir.


Sobre esta noticia

Autor:
Alexa (3 noticias)
Visitas:
78
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.