Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ernesto Contreras Cazaña escriba una noticia?

Los Intocables

03/10/2009 20:20 15 Comentarios Lectura: ( palabras)

Delincuencia judicial española; un fenómeno en alza

Al consejo general del poder judicial, no le gusta que se opine sobre sus arbitrariedades y no les importa si esas opiniones provienen de políticos elegidos por sufragio universal; no como ellos, que lo han sido en oscuros despachos y por oscuros burócratas (Togados) eso si, tras aprobar unas oposiciones, que en el mejor de los casos y si no hubiera constancia de oposiciones con chiste, demostrarían su buena memoria.

Hablando de la memoria, recuerdo haber conocido a una persona, que en la década de los 60 estuvo encarcelada un año y medio porque a una de Sus Ilustrísimas Señorías, sin duda un santo barón, le pareció que como el interfecto no tenía trabajo, tenia que estar robando y así, sin más base que su opinión personal y sin ningún tipo de pruebas, ni acusación que pesara sobre la víctima del inefable abuso judicial, lo condeno por intuición, capricho o animadversión; demostrando con ello su catadura moral, a la par que la ética profesional imperante en la judicatura, que no le impidió cometer dicho y legalmente procedente, secuestro. Así pues y ya que desde entonces los métodos de elección y promoción han permanecido inmutables, la judicatura actual es exactamente la misma y de idéntica catadura.

Y no hace tanto, la misma judicatura que ostenta la exclusiva potestad de interponer cuestiones de inconstitucionalidad, consintió la conculcación del derecho a la igualdad ante la ley; permitiendo la modificación a la baja de la cobertura de los derechos contenidos en la Constitución, sin reclamar la preceptiva tramitación parlamentaria exigida por la misma Constitución para tal fin, posibilitando que ciertos políticos pudieran seguir excluyendo, con solo escoger a sus víctimas de entre los que carecen de patrimonio para litigar.

Si a un rufián se le da la ocasión de robar impunemente, pues robará; y desde luego, con esta intención se redacto y promulgo la ley orgánica del poder judicial, pues la coartada que usaron (la agilización de la justicia) ha demostrado ser un fraude de libro, un fraude urdido por cierta “elite” político-judicial, con la exclusiva intención de forrarse.

“En ocasiones, el hombre tropieza con la verdad pero, casi siempre, evita caerse y sigue adelante” Winston Churchill

¿Si no se pensaba cumplir la Constitución; para qué se promulgo? Y los jueces ¿Juran o no, guardar y hacer guardar la constitución? Si así fuera… ¿Su juramento les obliga objetivamente o, es una entelequia abstracta? Me lo pregunto porque ¿Cuántos jueces han propuesto cuestiones de inconstitucionalidad, contra las leyes orgánicas que contradicen directa y claramente los Art. 14 y 119 de la Constitución Española?

La Paradoja de Olbers, enunciaba la imposibilidad de un universo formado por un número infinito de estrellas dispuestas de forma regular; pues si así fuera, la cúpula celestial nocturna luciría nítidamente en su totalidad y, por tanto; existía una total discrepancia entre la teoría y la praxis; es paradójico que la nomina de la judicatura crezca, y sin embargo el grado de cumplimiento de la Constitución Española mengüe. Me explico con un ejemplo: Si elevamos el número de controles de calidad en una cadena de montaje; la lógica más elemental nos señala que la calidad del producto final debería incrementarse o, por lo menos, mantenerse; sin embargo, la irrefutable praxis cotidiana nos demuestra que está ocurriendo todo lo contrario: Cada vez, los derechos reales que “disfrutamos” son menos y los abusos, más numerosos e insolentes.

Si la Constitución es un buen instrumento de convivencia; la democracia es, como mínimo, el menos malo de los sistemas y, si tenemos en cuenta que en toda ecuación, el elemento humano es cuantificado como factor de incertidumbre; inexorablemente se deduce que ha de ser una cuestión de individuos.

A todo esto, nuestros “insignes” políticos proponen rebajar la edad penal, para que los niños puedan ser encarcelados y digo yo, que quizás si a los funcionarios hallados culpables de corrupción se les aplicara el cumplimiento obligatorio de la totalidad de la condena; las “fallas Valencianas” no se producirían tan frecuentemente o por lo menos, no serian tan descaradas, de éste modo dejarían de producir el efecto imitación que tan negativamente influye en los jóvenes de hoy en día.


Sobre esta noticia

Autor:
Ernesto Contreras Cazaña (150 noticias)
Visitas:
411
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Gilwellian (05/10/2009)

Excelente artículo, pero lo dicho... tanta porquería me deprime. Quiero que llegue la noche e irme a dormir, al menos no me entero de lo que se cuece en las altas esferas.

0
+ -
Responder

Citizen (05/10/2009)

Ernesto vuelves a opinar de temas jurídicos con absoluta ignorancia. Es imposible que un Juez interponga cuestión de inconstitucionalidad contra una ley que vulnere el derecho a la gratuidad de la justicia (art. 119 CE) porque es necesario que se trate de una ley de la que dependa el fallo de la sentencia, y ya me dirás en que caso puede darse eso.

0
+ -
Responder

Citizen (05/10/2009)

Y permíteme un consejo. Si estás mosca porque no tienes dinero para pleitear, en vez de escribir aquí poniendo a caldo a los 4.400 jueces que hay en España, vete al Colegio de Abogados (C/Gravina 4, 2º - 03002 Alicante Tel: 965 14 51 80) y te pides uno de oficio.

0
+ -
Responder

Ernesto Contreras Cazaña (06/10/2009)

Parece usted ignorar que el denunciante, por su condición de denunciante, ésta excluido del derecho a la prestación de la asistencia letrada gratuita y que si el juez no tramita la solicitud de dicha prestación, porque se le antoja o la quiere firmada por letrado, ya no hay nada que hacer.
¿Comprende usted? Señor Citizen.
Por cierto que con ello, el tan cacareado sistema de garantías procesales, se reduce al arbitrio de una sola persona

0
+ -

Citizen (07/10/2009)

Para presentar una denuncia no hacer falta abogado. Supongo que te refieres a presentar una querella para lo que si hace falta. Es la primera noticia que tengo de que dependa del juez que te asignen abogado de oficio. Vete directamente al Colegio de Abogados y pide uno de oficio para presentar una querella. Si no superas unos ingresos mínimos te asignaran uno.

0
+ -

Ernesto Contreras Cazaña (07/10/2009)

Para interponer un recurso, si a Su Señoría le parece que así sea, si que hace falta abogado y procurador; depende del juez y su concesión no es automática, como parece que erróneamente cree usted, en los casos donde lo solicite el demandante; cuestión ésta, que conozco en primera persona y no de oídas, señor Citizen.

0
+ -

Citizen (07/10/2009)

Pues para conocerlo de primera mano todavía no me aclaro con el problema que tienes ¿quieres interponer una denuncia o un recurso?. Y yo no te he dicho que la concesión de abogado de oficio sea automática. Lo tienes que solicitar al Colegio de Abogados que será el que decida, nunca el Juez que como comprenderás no es parte del proceso y por lo tanto no puede decicir quien debe defenderte a tí

0
+ -

Ernesto Contreras Cazaña (07/10/2009)

No solo puede, si no que debe designar abogado de oficio cuando así lo requiera el caso, a fin de garantizar la constitucional igualdad ante la ley; por ejemplo, cuando un acusado no quiere designar representante legal, es SS quien lo hace; lea un poco más adelante o consúltelo en Google y ya de paso, trate usted de no dispersarse con cuestiones accesorias, si lo que quiere es hacerse entender señor Citizen.

0
+ -
Responder

Ernesto Contreras Cazaña (06/10/2009)

No parece usted apreciar la validez de testimonios de primera mano y si embargo, da valor de prueba a un montón de folios repletos de hileras de letritas (El mismo material de los cuentos de hadas) o así parece deducirse de su razón única.
La cuestión de inconstitucionalidad puede y debe interponerse contra leyes, de cuya aplicación se desprenda pérdida de derechos garantizados por la Constitución, señor Citizen.

0
+ -

Citizen (07/10/2009)

Ernesto no te pongas poético. Los cuentos de Hadas son mucho más agradables y siempre terminan mejor que los textos legales.

0
+ -

Ernesto Contreras Cazaña (07/10/2009)

Su respuesta es cualquier cosa, menos una respuesta, no rebate usted mi primer argumento y obvia el segundo; casi me da la razón al despejar hacia la poesía, tema accesorio que solo usé de refilón, para ilustrar el valor que le atribuyo a las leyes que no se cumplen.
Despejando desde tan cerca de la escuadra, corre usted el riesgo de marcar gol en propia meta; señor Citizen.

0
+ -

Citizen (07/10/2009)

Esta ha sido muy buena. Lástima que no me guste el fútbol sino el baloncesto y en este deporte la probabilidad de que uno se meta cesto en su propia canasta es muy baja. Por favor una aclaración: en tu caso ¿cuál es el precepto que crees es inconstitucional y de cuya aplicación depende el fallo del asunto que te afecta?

0
+ -

Ernesto Contreras Cazaña (07/10/2009)

Lastima dice usted ¿Por qué?... Está muy bien que se interese por el deporte; aunque ésta cuestión no venga a cuento y, como siempre, se desvíe usted del asunto principal, señor Citizen. El asunto del que trata mi escrito es la corrupción institucional que caracteriza a los populares.
Por cierto, a leído lo del fin de la impunidad de Berlusconi; quizás, Rajoy debería poner sus barbas a remojar.

0
+ -
Responder

Usuario anónimo (06/10/2009)

Ernesto, distanciate de Citizen... Es uno de esos tipos que "sin querer" provocaría una nueva guerra civil. De hecho, padece una enfermedad llamada "CREER QUE UNO TIENE SIEMPRE LA RAZÓN". (Suelen padecerla muchos fundamentalistas).

0
+ -

Citizen (07/10/2009)

¡qué "pesao" estás con lo de la guerra civil. Tres veces en tres noticias distintas has puesto lo mismo. Tío vete a tomarte algo y déjame en paz. El señor Ernesto y yo no podemos distanciarnos más porque entre él y yo hay kilómetros y kilómetros de cable de teléfono y por supuesto no vamos a iniciar ninguna guerra civil. Pesao que eres un pesao