Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-sociedad escriba una noticia?

La madre de Palomino afirma que un inmigrante declarará a favor del supuesto asesino en el juicio, que empieza en 3 meses

16/06/2009 20:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un inmigrante sudamericano declarará a favor del presunto asesino de Carlos Palomino, el joven antifascista que murió tras ser apuñalado en noviembre de 2007 en el metro de Legazpi, durante el proceso judicial que comenzará el próximo 14 de septiembre.

Así lo afirmó hoy a Europa Press la madre del adolescente fallecido, Mavi Muñoz, que precisó que con esta estrategia el presunto homicida, Josué Estébanez, pretende contradecir "que era racista y de ideología neonazi". Y es que el acusado acudía a participar en la manifestación del partido ultraderechista Democracia Nacional cuando se desarrollaron los hechos que acabaron con la muerte de Palomino.

Muñoz indicó que el testigo que declararía a favor de Estébanez comparte con él prisión en Alcalá Meco. En este sentido, considera que se trata de un último recurso de la defensa para aliviar la situación del acusado tras la exhibición del vídeo de la muerte del adolescente.

EL FISCAL PIDE 29 AÑOS DE PRISIÓN

La Fiscalía de Madrid ha solicitado 29 años de prisión para el presunto asesino de Carlos Javier Palomino por los delitos de asesinato (17 años), homicidio en grado de tentativa (12 años) y una falta de lesiones (600 euros de multa). El fiscal reclama que el procesado indemnice con 300.000 euros a los padres del menor fallecido.

El abogado de la familia de Palomino, Erlanz Ibarrondo, prevé incluir el delito de asesinato, con la agravante de motivación ideológica, al estimar que el crimen se produjo por la estética antifascista de Palomino. "La discriminación ideológica es la esencia del delito que se cometió", recalcó el letrado, quien le acusará también de tenencia ilícita de armas, penado con uno a tres años de cárcel.

Además, cree que se le puede imputar por un delito contemplado en el artículo 510 del Código Penal, que acarrea una pena de uno a tres años y multa de seis a doce meses. Este tipo penal se refieren a los que "provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias".

MANIFESTACIÓN FASCISTA

En el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el fiscal relata que sobre las 12.00 horas del 11 de noviembre de 2007, el procesado se encontraba en un convoy del metro de la Línea 3 para asistir a una concentración organizada por Juventudes de Democracia Nacional de Usera, de ideología fascista, con el visto bueno de la Delegación del Gobierno en Madrid.

Al llegar a Plaza de Legazpi, observó que en el andén había un grupo de jóvenes con estética antifascista, a sabiendas de que se había convocado una contramanifestación para reventar la de Democracia Nacional. Provisto de una navaja, que ocultó en la cara posterior del antebrazo, se dirigió hacía una de las puertas del vagón al que se disponían a entrar los chavales.

Entre los chicos estaba Carlos Palomino, quien le realizó unos comentarios que se desconocen, a los que el procesado respondió clavándole la navaja que portaba. El arma le penetró siete centímetros, alcanzándole el ventrículo izquierdo, lo que provocó que el joven cayera al suelo. Murió prácticamente al momento.

Tras ello, Josué Estébanez amedrentó a los acompañantes del menor con el arma, dando otro navajazo a uno de sus amigos que le ocasionó una herida incisa superficial en un dedo de la mano derecha. Otro de los jóvenes trató de arrebatarle la navaja, recibiendo una puñalada en el hemotórax izquierdo.

Como consecuencia de la agresión, este joven resultó con hemoneumotorax, laceración pulmonar, hematoma en lingala y hematoma mediastinico. El chico necesitó de tratamiento quirúrgico, habiendo invertido en su curación 93 días.

Tras apuñalar al chaval, el agresor salió corriendo, siendo perseguido en su huida por un grupo de jóvenes no identificados que lograron retenerle. Gracias a esta intervención, la Policía detuvo al supuesto asesino, a quien se le incauto un puño americano. Dos días después, ingresó en prisión provisional.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-sociedad (107907 noticias)
Visitas:
61
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.