Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

'Madrid Cosmopolita. La Gran Vía 1910-1936' repasa la historia de la calle y sus gentes en su centenario

16/11/2009 21:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El libro 'Madrid Cosmopolita. La Gran Vía 1910-1936', del hispanista estadounidense Edward Baker, repasa a lo largo de sus 224 páginas la historia de la calle, sus comercios, su evolución y sus gentes, coincidiendo con la celebración, el próximo mes de abril, del centenario del inicio de las obras de su construcción.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presentó hoy esta publicación, editada por Marcial Pons Ediciones de Historia y Villaverde Editores, acompañado por el propio autor, así como por la delegada de Las Artes, Alicia Moreno, y los catedráticos José Álvarez Junco y Fernando Roch.

La obra es un estudio que contextualiza la época y realiza una crónica minuciosa del origen de la calle, los objetivos que animaron su puesta en marcha, los edificios, las empresas e instituciones que se instalaron en ella y marcaron su carácter, y las gentes que la habitaron.

Ilustrado con fotografías, algunas de ellas inéditas, procedentes de varias instituciones como el Museo de Historia de Madrid, este trabajo se divide en cuatro capítulos. El primero, 'Madrid, entre el casticismo y la vida cosmopolita', aborda el territorio, la génesis del proyecto y su desarrollo hasta su finalización en 1930.

GRAN VÍA Y SUS GENTES

La segunda parte, 'Gente de la Gran Vía', se centra en los habitantes y caminantes que pueblan la arteria, así como sus aspectos sociológicos y su comparación con el entorno y la población que existían antes del proyecto. Por su parte, en 'La ceremonia del consumo' se recogen los cambios en los hábitos de vida ligados a la aparición de una nueva clase social, como los bares de estilo americano que tuvieron como gran protagonista a Pedro Chicote.

Finalmente, 'Cinelandia' analiza una de las características más definitorias de la Gran Vía: su carácter de 'broadway' madrileño y su relación con el cine. Cierra el libro el epílogo 'Los límites de la Gran Vía', como resumen de lo que esta calle supuso en la relación entre el espacio público y los ciudadanos y en adaptarse a la modernidad que suponían, por ejemplo, los rascacielos neoyorquinos en los que tanto se inspiró.

En resumen, este libro recoge todas las características de la construcción de esta emblemática arteria, que consiguió cumplir algunos de sus objetivos --crear un pasillo entre Salamanca y Moncloa y una relación más fluida entre el centro y el ensanche_mientras que otros quedaron para políticos posteriores --intentar desatascar Sol o sanear socialmente la zona, llena de prostitutas en la época de la construcción de la calle--.

"Madrid consiguió con la Gran Vía tener su espacio, no único pero sí diferenciado, de la modernidad", resumió Baker, a lo que Gallardón añadió que "la Gran Vía nació para resolver un problema de tránsito y circulación, pero con el tiempo se convirtió en todo un símbolo de la ciudad y en un instrumento para comunicar a Madrid con el mundo".

MOVERSE ANTES QUE QUEDARSE QUIETO

A continuación, el primer edil pareció hablar de sí mismo cuando recordó que, en cuando se presentó el proyecto de la calle, "se dijo que iban a ser más las molestias que el resultado final", pero "algunos se impusieron" a las críticas y "cien años más tarde se puede decir que acertaron".

"Una ciudad debe tener la voluntad de no quedarse anclada en el pasado, aun a riesgo de equivocarse; debe ejercer liderazgo sin ser conservadora en el lenguaje. Las reformas, aunque fracasen, son mejores que el estatismo y la actitud conservadora de quedarse quieto", añadió.

Y aún hizo una referencia más extrapolable a la actualidad, al subrayar que "ya entonces el Ayuntamiento hubo de afrontar su deber histórico en una situación financiera cuya responsabilidad última era del Gobierno, dada la insuficiencia del sistema". "Si bien hay que decir que en aquella ocasión el Gobierno estuvo a la altura y escuchó la petición de Madrid de revisar la financiación de las haciendas locales", matizó.

Finalmente, el primer edil destacó que "el poder político quiere ocuparlo todo" pero que es importante "no olvidar que una ciudad son sus habitantes", y agradeció a Baker el que haya "regalado este maravilloso libro a los madrileños". Además, calificó la obra de "fascinante y deliciosamente útil" para todos los públicos, al mezclar urbanismo con historia.

Por su parte, Álvarez Junco calificó el libro de "original, brillante, sugerente, con algo de genial", mientras que Roch tachó a Edward Baker de "neoyorquino de Chamberí" y resaltó el "carácter fácil y ameno" de su trabajo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
713
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.