Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Los maestros latinoamericanos del siglo XX reunidos en 'Latitudes'

15/02/2010 16:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La sala de exposiciones del BBVA alberga la exposición 'Latitudes: maestros latinoamericanos en la colección FEMSA' formada por un conjunto de obras representativas de varios artistas latinoamericanos que componen un singular recorrido por las últimas décadas del siglo XX. Diego Rivera, Frida Kahlo, Roberto Matta, Botero o Siqueiros forman parte de esta muestra, que incluye 43 obras, que pertenecen a la colección FEMSA (Fomento Económico Mexicano, S.A).

En palabras de su comisaria, Rosa María Rodríguez, jefa del programa cultural de FEMSA, la importancia de esta colección, compuestas por un millar de obras, radica en el énfasis que se hace en las tres últimas décadas del siglo XX y en el recorrido que se realiza por los distintos lenguajes estéticos, desde las vanguardias de principios del siglo XX hasta algunas propuestas de posguerra o lienzos de los años 80.

"Esta selección muestra riqueza y diversidad pero también los puntos en común de los distintos movimientos artísticos de la región a pesar de las distancias", alegó Rosa María Rodríguez, quien recordó que la mayoría de las obras no han sido nunca antes vistas en España.

'Latitudes: maestros latinoamericanos en la colección FEMSA' está dividida en cinco secciones: La influencia del Cubismo en los pintores de América Latina, El retrato y el paisaje como testimonios de identidad, Muralismo mexicano. La aportación estética de América al arte universal, Incorporación del Surrealismo en la plástica latinoamericana y Abstracción e informalismos.

EL CUBISMO

En la primera parte de la muestra, destacan piezas de Diego Rivera o Ángel Zárraga. Concretamente se exhibe una de las únicas obras de Rivera, inspiradas por Picasso, tutulada 'El grande de España' (El ángel azul). Su compatriota, Ángel Zárraga, llegó a practicar con fortuna un cubismo lírico, bajo el influjo de la óptica del Orfismo. Una clara manifestación es su obra Septiembre, realizada en 1917.

El conocimiento, asimilación y práctica de las vanguardias europeas permitió que los artistas, no sólo de Latinoamérica, desarrollaran una nueva conciencia sobre los usos y alcances sociales del arte. Actualmente se piensa que las vanguardias fueron proclives a la aparición de las identidades locales, en tanto que proveyeron a los creadores de nuevos parámetros de análisis sobre su propia condición cultural, a la vez que de instrumentos estéticos para dar cabida a expresiones mayormente autónomas.

En géneros tan tradicionales del arte, como el retrato y el paisaje, se pueden apreciar cómo los pintores descubrieron una forma distinta para expresar sus realidades latinoamericanas. La influencia que la escuela vienesa del Jügendstil tuvo sobre el mexicano Roberto Montenegro, explica la abierta referencia a la obra de Egon Schiele en el óleo Retrato de Gabriel Fernández Ledesma.

APORTACIÓN DE LATINOMERICA AL ARTE UNIVERSAL

El Muralismo Mexicano quizás sea una de las mayores aportaciones historiográficas del arte latinoamericano al contexto del arte universal. Los murales de José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, entre otros pintores mexicanos, no sólo fueron una apuesta visual de una nueva modernidad narrativa y pública, sino que, ante todo, buscaron ser revolucionarios al cuestionar el orden establecido por las oligarquías políticas en América Latina y los conservadurismos de clase de la burguesía americana.

Las dos pinturas de gran formato de Orozco y Siqueiros que se incluyen en la selección, son una acertada alusión a la fuerza plástica del muralismo en la primera mitad del siglo pasado. Dentro de este apartado destaca también el trabajo pictórico del colombiano Fernando Botero, quien está representado con una obra de 1977, Santa Rosa de Lima, en la que ironiza sobre la beatitud hispánica de dicha santa.

EL SURREALISMO

La influencia del surrealismo en artistas latinoamericanos resalta la búsqueda más allá de la objetividad que encontramos en la realidad circundante; las estrategias visuales que cada uno utilizó son diferentes y, en algunos casos, diametralmente opuestas.

Roberto Matta, Wifredo Lam, Remedios Varo, Frida Kahlo y Leonora Carrington participaron de forma directa en el movimiento en París, después de la primera guerra mundial, o en Nueva York con la llegada de la segunda. En cambio Agustín Lazo, Guillermo Meza, Olga Costa y Alfonso Michel conocieron el surrealismo vía indirecta, a través de la literatura y los manifiestos, e incluso por los viajes e influencia de otros artistas.

Aunque el Surrealismo fue en su origen una postura estética plural y heterogénea apartada de los nacionalismos, surgieron rasgos culturales locales tanto en el trabajo de Lam como en el de Frida Kahlo, al confrontar visualmente las estéticas de Occidente y participar de manera culta y bien informada. De la artista mexicana se exhibe el óleo Mi vestido cuelga aquí, mientras que del pintor cubano se presenta Cuando no duermo, yo sueño, una obra de 1955.

ABSTRACCIÓN E INFORMALISMOS

Otras corrientes como la Abstracción y los Informalismos también fueron composiciones visuales fértiles en la historia del arte Moderno Latinoamericano.

Del mismo contexto de las vanguardias europeas se desprenden los ideales del Universalismo Constructivo de Joaquín Torres García, asimilados por otros pintores como el chileno Francisco Matto, que dio inicio a La Escuela del Sur. Ambos autores perfilaron una propuesta visual basada en el estudio y promulgación de simbolismos primigenios, inspirados en culturas milenarias. Virgen constructiva de Matto y Construcción en blanco y negro de Torres García, forman parte de la muestra e ilustran con nitidez esta tendencia.

Bajo inspiraciones semejantes podemos ubicar las inquietudes del guatemalteco-mexicano Carlos Mérida, que estuvo en Europa en los años veinte. Asimismo, se preocupó por revalorizar los indigenismos americanos y aplicarlos en una visión sistemática, basada en un geometrismo de corte humanista, con marcada influencia precortesiana desde los primeros años treinta del siglo pasado.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
1241
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.