Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francis Bullion escriba una noticia?

La mafia rusa y el problema lingüístico en Cataluña

09/05/2009 15:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Polémica Lingüística aún coletea en Cataluña. Los castellano parlantes y los catalano parlantes se entienden, pero no se comprenden.

Yo descubrí que Barcelona era un ciudad verdaderamente cosmopolita cuando vi a un taxista de origen asiático recoger a un cliente negro  (afro americano probablemente) vestido de punta en blanco.   No sé si los taxistas de una ciudad pueden ser un indicador fiable del grado de desarrollo cultural de una ciudad, pero desde luego lo son más que su temporada  lírica, por ejemplo; porque después de la caída de la Unión Soviética y la consiguiente diáspora de las compañías operísticas de los países del Este (a los mafiosos rusos, a diferencia de los mafiosos italianos, no les gusta nada de nada la ópera), hay representaciones baratas de “La Travista” en toda Europa.   La mayor o menor mundología de los taxistas de una ciudad dice mucho de la misma.   A un amigo mío lo hicieron bajar de un taxi en Madrid porque no paraba de besuquear a su pareja – que era de su mismo sexo –  De todas formas, las manifestaciones afectivas de mi amigo son bastante apoteósicas (y líricas u operísticas)  y, probablemente, yo también lo habría hecho bajar de mi taxi; así que este caso no cuenta.  Lo cuento, simplemente, porque a la gente le encanta este tipo de chismes.    El taxista chino o japonés o indonesio o lo que fuese hablaba con acento de no sé dónde, o sea que no era natural de Cataluña; era importado.   Sí, decididamente Barcelona es la ciudad más cosmopolita de España.  Y eso a pesar de catalanes y españoles que siguen enzarzados en sus luchas tribales.   Hay un problema lingüístico en Cataluña, desde luego.  Pero es un problema al que son ajenos todos los extranjeros que hablan en la lengua que les place; especialmente los inmigrantes ilegales que tienen otros problemas más acuciantes – como el de sobrevivir, por ejemplo – sobre todo los que traen encajonados en contenedores las mafias de todo el mundo.  Pero, a pesar de todo, lo más curioso es que los españoles y los catalanes nos entendemos.  Yo no he estudiado catalán en mi vida, pero la primera vez que fui a Barcelona le pregunté por una calle a una señora muy encopetada que me dio en catalán todas las indicaciones y la entendí sin grandes problemas.   No se puede conspirar en catalán delante de un castellano - ni en castellano delante de un catalán - sin que se entere más o menos.  Estamos condenados a entendernos, queramos o no queramos, porque nuestras lenguas son primas hermanas.  A no ser que hablemos en chino.  Si yo hablara en chino, no me entendería ni yo mismo; que es lo que me pasa normalmente, aunque hable en castellano.  Nos entendemos y no nos entendemos.  ¡Qué maravilla! Otra cosa es escribir correctamente en catalán o en castellano, pero eso lo hace muy poca gente.  Yo todavía estoy aprendiendo.  Me encanta Barcelona.  Es un milagro hecho piedra gótica y modernista.   Que exista una ciudad tan cosmopolita en un país tan tribal como España es un prodigio que desafía a todo entendimiento.   Yo, mientras siga así la cosa, me apunto a la tribu de las Chochonis de Alaska.   

 


Sobre esta noticia

Autor:
Francis Bullion (17 noticias)
Visitas:
209
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.