Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cornelia escriba una noticia?

Mala suerte, Rayan

14/07/2009 13:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Se puede permitir que la precariedad laboral llegue al área neonatal?

A veces el diario de noticias nos deja un saldo estremecedor con amplio margen para reflexionar.En el caso del hijo de Dalilah, la primera fallecida por gripe A, en España, la tragedia se subraya con hilo de injusticia.No bastó con que escapara de la muerte al librarse de heredar el virus que mató a su madre, también tenía que caer en manos inexpertas o lo suficientemente descuidadas como para arruinar su posibilidad de sobrevivir, que era más que firme .

Nunca sabremos si todos los datos que están sonando en estos días son ciertos, pero al parecer el motivo de la muerte del niño ha sido un error fatal, en la forma de alimentarlo por vía intravenosa, en lugar de usar la vía nasogástrica, y que la autora de tal desaguisado es una enfermera que trabajaba por primera vez con neonatos y se hizo cargo del bebé mientras la enfermera jefe atendía una urgencia.

Incompetencia con nenonatos

Todos sabemos que en España ahora mismo es difícil encontrar personal especializado, no ya sólo por la crisis, sino por la precariedad laboral que hace que todo el mundo haga de todo sin mínimas garantías para los usuarios; un buen camarero no existe, puesto que cualquier persona que necesite sobrevivir es contratada para servir cafés si es capaz de aguantar doce horas detrás de una barra, sea bueno trabajando o no; una dependienta competente no la encuentras por más que la busques, porque serán chicas jóvenes con la cabeza en otro lado y agobiadas por horarios estresantes o sueldos insuficientes; y así en todos los puestos, uno por uno, dejando de lado la calidad humana o empatía de cada individuo, que alguno habrá que le eche ganas a la cosa si decide tener en cuenta la falta de culpa de quien recibe el servicio.

En el caso de los titulados, como son los correspondientes al personal sanitario, si no están preparados, estas garantías se pierden al mismo tiempo que la vida, ya sólo cabe encomendarse al ángel de la guarda .

Un ángel que en el caso del pequeño Rayan, llegó tarde o nada pudo hacer ante la incompetencia o el despiste.


Sobre esta noticia

Autor:
Cornelia (1 noticias)
Visitas:
463
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.