Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Potencia escriba una noticia?

Malos datos, buenas oportunidades

01/01/2008 00:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Banco de España ha alertado recientemente que la desaceleración (curioso que se

siga sin reconocer que hay una crisis o cambio de tendencia económica), es más pronunciada

de lo que vaticinaba en un primer momento. Eufemismos como que hay

menor dinamismo en el empleo, cuando los despidos en las empresas de construcción

son masivos; o que se "intensifican las tensiones" en los mercados financieros, cuando las

bolsas no levantan cabeza y se reduce sustancialmente la capacidad crediticia, no parece que

sea la mejor manera de ayudar a los empresarios. Y es que disimular la realidad no es misión

del Banco de España, ni de ninguna otra institución, pero en esa estamos. Este tipo de actitudes

sólo llevan a la especulación, cuando lo que hace falta realmente en coyunturas adversas

como la actual es manejar datos certeros e información real. Sólo con la verdad se puede ayudar

a las empresas a planificarse mejor.

En cualquier caso ya no queda mucho para que se mantenga la farsa. Al poco de cerrar

esta edición se celebrarán las elecciones generales y, si Dios quiere, todo volverá a la normalidad,

gane quien gane. En cuanto se forme el nuevo gobierno, se relajen los que se quedan y se

acomoden los que tengan que venir, de seguro que la situación se afrontará con realismo y todos

podremos volver a trabajar, sin los condicionamientos políticos típicos de los períodos electorales.

No obstante, lo más importante es que tras las elecciones, si hay cambio de color, no se

paralicen los proyectos en marcha y los que están por licitar. Y si no hay cambio político, que

los nuevos que tengan que venir tomen las riendas lo antes posible.

No hay nada peor que las incertidumbres políticas en coyunturas económicos inestables

como la actual. Y es que urge estabilidad para aprovechar las oportunidades que surgen

precisamente en los momentos de crisis. Tal y como comentábamos en nuestro número anterior,

es ahora cuando los mejor preparados pueden aprovechar para despuntar y, la obra pública

que no es quien peor lo está pasando, puede vivir un buen momento si los agentes que intervienen

se ponen las pilas.

Oportunidades hay y las habrá. Podemos verlo en el mercado de alquiler de maquinaria,

que parece vivir una buena racha y el cambio de ciclo en la construcción residencial le convierte

en una opción preferencial para los contratistas de obras. Pero hay más, como el sector

de equipamiento para carrreteras (al que le dedicamos en este número un amplio reportaje);

los mercados exteriores, principalmente de Europa del Este; o nuevos ámbitos que demandarán

maquinaria específica para sus obras: zonas verdes, instalaciones hídricas, instalaciones tecnológicas,

mantenimiento de edificios, etc.

En este sentido, las ferias que tendremos oportunidad de visitar en marzo, Samoter y

Conexpo, son un buen reflejo de la innovación y orientación de la maquinaria hacia sectores

pujantes y nuevos nichos de mercado. También los desarrollos tecnológicos y la evolución de las

máquinas generan oportunidades al fomentar la productividad, cumplimiento de normas medioambientales

y seguridad laboral. Todo es proponérselo, porque las oportunidades están ahí.


Sobre esta noticia

Autor:
Potencia (26 noticias)
Fuente:
potenciainfraestructuras.blogspot.com
Visitas:
69
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.