Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dysart escriba una noticia?

Malvados crispadores, ¡a callar!

14/02/2011 22:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Parece que a los señores del Gobierno y mandarines adjuntos, les molesta la libertad de expresión. Les irrita que se pronuncien opiniones críticas, esas que no son políticamente correctas, en los medios que no coinciden con sus ideas

JAVIER DYSART

Si un paréntesis en el tiempo no lo desvanece, el proyecto será grosero y desafortunado. Me refiero a las intenciones gubernamentales de acallar a los medios. A algunos medios. Parece que a los señores del Gobierno y mandarines adjuntos, les molesta la libertad de expresión. Les irrita que se pronuncien opiniones críticas, esas que no son políticamente correctas, en los medios que no coinciden con sus ideas.

El objetivo es acallar, coartar, censurar, vetar, coaccionar y controlar. Para mi se trata de una medida de censura que prefiero acuñarla como la nueva ‘inquisición del siglo XXI’. Sabemos que estas cosas son ahora habituales en la Venezuela del mostrencoso presidente Chávez, pero que se copien en España, tiene bemoles.

<a href=

Dicen que el proyecto controlador es para evitar la ‘crispación’ que generan medios no afines al aparato. De momento, en la cacería, tres son las piezas que están en el punto de mira. De prosperar las intenciones ‘reguladoras’, los objetivos a abatir pudieran sufrir mutaciones identitarias como: ‘El Gato ahogao’, ‘No veo na’ y ‘Fue-Radio’.

El ministro Jáuregui ya lo advirtió cuando propuso la censura para que "la sociedad se defienda cuando se fomenta la crispación como divertimento”. Pero en este velatorio no serán los jueces los protagonistas. No. Ni mucho menos. Los encargados de manejar la “zpilladora” serán censores políticos, con amplios poderes ejecutivos, que limitarán contenidos y facundias a los medios críticos. Por su similitud, el proyecto parece calcado del modelo que se aplicaba en el régimen franquista.

Razonando

Los encargados de manejar la “zpilladora” serán censores políticos, con amplios poderes ejecutivos, que limitarán contenidos y facundias a los medios críticos

Pero por si la cosa no estaba clara, pues eso. Habló la discípula avanzada. La versada ministra Leire Pajín dio sus razones. Ella, la rutilante estrella del ‘no fumarás’. El látigo incitador a la delación y al chivatazo ha confesado que, cuando zappineaba por aquí y por allá, fue abducida por el pudor de la ética. Entonces recapacitó sobre el peligro que supone la libertad con la que se expresan determinados medios, auténticos crispadores e inductores del mal que, con sus opiniones críticas, ponen en peligro la unidad nacional. Por eso, la censora planetaria Pajín, ha propuesto que "debemos velar por los valores y contenidos”.

Por cierto, ¿Que pinta la ministra de sanidad en esto?

Para esta persona, auténtico azote de intolerancia, y resto de mentores, ya se sabe. Criticar, es crispar la toleracia. Pedir la derrota de Eta y oponerse a la negociación, es de crispadores abyectos. Decir no a la ley del aborto, es provocación facha. Defender el matrimonio hombre/mujer, es provocar crispaciones. Recordar que tenemos más de cuatro millones y medio de parados, es crispar la crispación. Denunciar que cada día cientos de autónomos van al paro, es de malvados agitadores. Querer saber la verdad sobre el 11-M o del chivatazo del caso Faisán, es crispación de extrema derecha. Pedir que no se malgasten nuestros impuestos, es necia crispación antipatriota. Defender la verdad sobre la mentira, es maldad crispadora. Pedir que no se robe, es crispar la democracia, y así una larga lista de calamitosas realidades de las que no quieren que se hable.

Pero lo que realmente crispa el pensamiento, crispa la razón, y crispa la templanza, son precisamente los planes para controlar, censurar y coartar las libertades. ¡Esto si que es auténtica crispación!.


Sobre esta noticia

Autor:
Dysart (258 noticias)
Visitas:
1536
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.