Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Arias Solis escriba una noticia?

Manuel Domínguez Benavides por Francisco Arias Solís

31/01/2010 21:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La voz encarcelada por un pirata

.

MANUEL DOMÍNGUEZ BENAVIDES

(1895-1947)

Muchos cientos de miles de años han debido transcurrir

para que un ser vivo naciera sobre la tierra, y algunos

menos antes que el hombre adoptara la postura erguida.

¿Pero cuántos años habrá necesitado la humanidad para

producir un pirata?”

Manuel D. Benavides.

LA VOZ ENCARCELADA POR UN PIRATA

Manuel D. Benavides se encuentra dentro de la nómina de los novelistas que cultivaron la novela crítica, política o social. Logrado escritor, con una gran dosis periodística, quien en sus primeras novelas prestó una especial dedicación al erotismo estudiado a través del psicoanálisis. Con anterioridad a la guerra escribió Lamentación (1922), En lo más hondo (1923), Cándido, hijo de Cándido (1924) y en 1933, aparece su primera novela social, Un hombre de treinta años, con bastante datos autobiográficos, al año siguiente publica El último pirata del Mediterráneo, biografía novelada de Juan March, uno de los éxitos más clamorosos de la época, muchos de cuyos ejemplares fueron adquiridos por el interesado para su posterior destrucción. Dicha publicación motivó que el autor fuera a parar a la cárcel. En 1935 publica La revolución fue así (Octubre rojo y negro), a la que siguen Curas y mendigos (1936) y El crimen de Europa (Nuestra guerra) (1937). En su exilio mexicano publicó otras novelas sobre episodios de la guerra española: Los nuevos profetas (1942). en la que se combina la invención novelesca con la propagación de las ideas revolucionarias, La Escuadra la mandan los cabos (1944), en la que se relata el amotinamiento de la marinería contra sus mandos, y Guerra y revolución en Cataluña (1946). La muerte le sorprende cuando preparaba la publicación de dos novelas Soy de 5º Regimiento y La historia se hace en Madrid.

El novelista, dramaturgo, periodista y político Manuel Domínguez Benavides nació en Ponteareas, Pontevedra, el 19 de abril de 1895 y falleció en México el 19 de octubre de 1947. Estudió derecho en la Universidad de Santiago y fue funcionario de Ministerio de Hacienda. En Madrid fue redactor del semanario Estampa, colaboró en el diario El Liberal y también escribió dos obras teatrales El protagonista de la virtud, apólogo en tres actos y El hombre, la mujer y el diablo. La primera fue estrenada en 1930, dos años antes había obtenido el segundo premio del concurso convocado por el diario ABC. Militante del PSOE. Residió alternativamente en Madrid y Barcelona. En 1934 fue encarcelado y a su salida de la cárcel se marchó a Francia. “El último pirata del Mediterráneo -afirma Manuel D. Benavides- me condujo a la cárcel y después al exilio”. Fue comisario de la flota republicana durante los años de guerra. Asistió con José María Quiroga Pla y José Bergamín a la conferencia extraordinaria de la Asociación Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura celebrada en 1938. A la finalización de la guerra se exilia en México. Allí milita en el Circulo Jaime Vera del PSOE. Fue secretario de redacción de la revista del exilio Reconquista de España, al servicio de la Junta Suprema de Unión Nacional.

Se le ha atribuido la autoría del libro Galicia Mártir-Episodios del terror blanco en las provincias gallegas (1938), escrito con el seudónimo de Hernán Quijano

Se le ha atribuido la autoría del libro Galicia Mártir-Episodios del terror blanco en las provincias gallegas (1938), escrito con el seudónimo de Hernán Quijano, en el que se narra la terrible represión sufrida por las provincias de La Coruña y Pontevedra, en los últimos meses de 1936, y que fue reeditado como Galicia bajo la bota de Franco. Y como dijo el novelista gallego, que finalmente fue arrojado al exilio por otro pirata: “Después de la lluvia, al pie de los árboles nacen los hongos. Después del miserable triunfo, sobre las tumbas de los caídos, brotaron los verdugos”.

Francisco Arias Solís

queriendo como queremos para nosotros la independencia y la libertad, la deseamos igualmente para todos los pueblos de la tierra. (Frase de Fermín Salvochea glosada en el libro: 102 razones para recordar a Salvochea)

Portal de Internautas por la Paz y la Libertad y de Foro Libre.

URL: Http://www.internautasporlapaz.org


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Arias Solis (324 noticias)
Visitas:
1033
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.