Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-nacional escriba una noticia?

Maragall enfermó siendo aún presidente, según la biografía de Montilla

24/02/2010 19:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pasqual Maragall enfermó de Alzheimer cuando aún era presidente de la Generalitat, aunque pocos conocían esta circunstancia, según coinciden varios testimonios del entorno de José Montilla entrevistados en la biografía del actual presidente catalán, quien niega explícitamente que él mismo provocase la salida de Maragall de la política.

Dichas fuentes, que exigieron el anonimato, no tuvieron reparos en dar detalles al autor de este libro, el periodista Gabriel Pernau, de cómo se produjo el relevo. "Poquísima gente lo sabía, aunque alguna cosa se sabía", afirma uno de los entrevistados en 'Descobrint Montilla. El somni catal? del president de la Generalitat', que se presenta mañana.

La misma fuente precisó que Montilla "no es el malo de la película", pese a que muchos le han querido presentar así, en referencia a su designación como cabeza de lista del PSC en las autonómicas de 2006.

"Ahora las cosas se empiezan a entender un poco más. Montilla lo sabía y apechugó, (...) prefirió ser objeto de muchas malas caras y que la gente pensase lo que fuera antes de decir lo que no tocaba", añadió.

Otro entrevistado afirmó que supo que Montilla quería presentarse como candidato del PSC en la primavera de 2006. "Coincidimos en un acto y me contó como veía la situación. Había una cosa que no podíamos explicar en público", que era el estado de salud de Maragall.

Una tercera fuente admitió que se conocía la existencia de la enfermedad cuando Maragall le comunicó a Montilla que no se presentaba, aunque ni el propio ex alcalde de Barcelona ni el entorno más inmediato eran "conscientes" de la situación.

"Si --Maragall-- hubiese tomado la decisión de presentarse, le hubiéramos hecho un flaco favor", añadió este entrevistado, quien aseguró que, en cualquier caso, el relevo de Montilla no fue una revancha de los 'capitanes' del partido hacia la denominada ala catalanista y el sector maragallista.

El director del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), Gabriel Montilla, sí admite que en el año 2003 "todo el mundo" del PSC sabía que Maragall iba a estar dos mandatos y que el sustituto natural era Montilla.

Y uno de los colaboradores más íntimos de Montilla, José Zaragoza, secretario de organización del PSC y responsable de sus campañas electorales, reconoce que era contrario a hacer un cambio drástico seis meses antes de las elecciones.

Montilla rehusó dar concreciones sobre el relevo de Maragall, aunque sí admite que dejó el Ministerio de Industria "obligado por las circunstancias", que eran la aprobación del Estatut, la ruptura del primer tripartito, las elecciones autonómicas anticipadas y la decisión de Maragall de no volverse a presentar.

Lo que admitió Montilla es que Maragall, cuando tomó su decisión, era "consciente de la incomodidad que había en el PSC sobre su figura, las tensiones que había habido" y que no contaba con el apoyo de ERC, que había salido del Govern tras la polémica por el Estatut.

"En este contexto era muy difícil que estuviera en condiciones de encabezar la candidatura y optar a ser presidente. Él se dio cuenta y, pese a las presiones, decidió no ser candidato", indicó Montilla.

La esposa de Montilla, Ana Hernández, descartó que el presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, tuviera algo que ver con el relevo de Maragall. "Que yo sepa, no en absoluto", aseguró Hernández, quien añadió: "Todo cae por su propio peso, sin forzar. Hubo mucho consenso".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-nacional (165963 noticias)
Visitas:
271
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.