Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernandoar escriba una noticia?

Marco Didio Falco en la Roma clásica

28/10/2011 09:47
0

A mediados de 2010 se publicó el vigésimo libro de la serie de novelas históricas escritas por la británica Lindsey Davis y protagonizadas por Marco Didio Falco, un personaje inolvidable que se ha convertido en inmensamente popular. Falco es un informante, es decir, lo más parecido a un detective privado que se podía encontrar en la Roma clásica… Y sus aventuras son pura novela negra pero ambientada en el siglo I después de Cristo, durante el reinado del Emperador Vespasiano.

image

Uno de los motivos del enorme éxito de esta serie de libros es su tono alegre, irónico y desenfadado, que convierte la lectura de cada novela en una experiencia amena y divertida. Además, se pueden encontrar una gran cantidad de guiños humorísticos culturales y literarios: por ejemplo, durante uno de sus viajes con una compañía teatral de la época, Falco empieza a escribir una obra propia. Su nombre es El fantasma que habló, y su argumento resulta sospechosamente parecido al de Hamlet… ¿Puede que William Shakespeare se inspirara en un oscuro texto latino de Falco?

Pero cuidado: los libros son divertidos y están cuajados de bromas, pero no son simples parodias. Cada uno de ellos tiene un argumento policial muy cuidado y en ocasiones bastante complejo, con una intriga detectivesca propia de la mejor novela negra y escenas de gran intensidad dramática… Es imposible no coger cariño a los personajes que van apareciendo en casi todas las novelas, y es lógico sufrir cuando algo malo le ocurre a alguno de ellos.

Otro punto interesantísimo de las novelas de Davis es su gran exactitud histórica: Falco describe en cada novela con precisión un aspecto diferente de la sociedad y cultura romanas. Por ejemplo, en Los fiscales presenta el fascinante mundo legal de la época, y en Oda a un banquero refleja el funcionamiento de los negocios y la economía romanas... También retrata en otros libros de forma fidedigna la vida en las colonias romanas de la época: Egipto, Palmira, la Galia, la violenta Germania, la cálida Hispania... Y, sobre todo, las novelas representan una inmersón constante en la vida cotidiana en Roma. La evolución del personaje de Falco le lleva de ser un lobo solitario a un responsable pater familias, con lo que interactúa con gente de todas las clases sociales... Desde los bajos fondos del Aventino con sus retorcidos callejones hasta la amplitud de los barrios ricos, los palacios y templos suntuosos, y edificios legendarios como la Saepta Julia o el Coliseo (iniciado y aún en construcción durante los años en que transcurren las novelas).

image Josep Lapidario

Tras haber leído las veinte novelas de la serie de Marco Didio Falco es inevitable querer ver en vivo y en directo cómo se conservan hoy en día alguno de los edificios y lugares que aparecen en sus páginas… Por suerte, la inclusión de pequeños mapas de Roma en varios de sus novelas hace fácil seguir los pasos de Falco por las calles de su ciudad. Eso sí, ¡antes hay que haber resuelto el trámite previo de encontrar apartamentos en Roma

Contáctame

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en