Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-cultura escriba una noticia?

Mario Gas dice que la falta de "voluntad de continuidad" en el teatro en España impide avanzar hacia la vanguardia

21/08/2009 14:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El director teatral Mario Gas ha lamentado hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) que España no tenga "voluntad de continuidad" y que los directores de teatro "siempre estén empezando de cero" ya que, según dijo, no se puede avanzar hacia la investigación y la vanguardia "si no es conociendo lo clásico y lo previo".

Mario Gas culpó a las fuerzas del mercado, la empresa privada y la pública de este problema, ya que "siempre están basculando entre lo peor y lo pésimo, entre lo regular y muy de vez en cuando entre lo óptimo y lo excelente". A su juicio, la administración pública no se esfuerza en atender a la esencia del teatro, sino que hay muchos intereses políticos y económicos.

"Los teatros públicos juegan a ser privados, donde parece que lo más importante es el índice de ocupación, y los teatros privados a ser públicos para adquirir subvenciones y amputar la expansión del público", dijo el director teatral en una rueda de prensa con motivo de su participación en el curso 'El actor y el director frente a la construcción del personaje: interpretación, dirección y montaje'.

Asimismo, destacó que, del dinero que el Estado invierte anualmente en cultura, el teatro recibe una cantidad "muy exigua", por lo que todo el dinero que los políticos reclaman para sanidad y educación, debería salir "de dónde se pierde a raudales", que no es del teatro que tiene "poco dinero", apostilló.

Además, para Gas es un "error" del Estado intentar convertir a España en un referente de los esquemas comerciales y de exportación de algunas actividades teatrales, como Londres o Nueva York, ya que estas ciudades tienen "un turismo de espectáculo que nada tiene que ver con nuestra forma de entender el teatro", lo que "va en detrimento del verdadero avance del teatro", señaló.

Sobre la situación que atraviesa actualmente el teatro, afirmó que es un género que está "permanentemente" amenazado por la aparición de otros lenguajes y otros sistemas de comunicación que puedan ser "más masivos y puedan tener más rendimiento económico y proporcionar más prestigio cultural", dijo.

No obstante, señaló que el teatro se ha defendido siempre de estar en un segundo término, tal vez "por esa especie de pésima salud de roble que le hace casi inmune a todos los ataques de otros elementos novedosos". Y, en estos momentos, pasa por una situación "interesante", aunque no es para "lanzar las campanas al vuelo".

En este sentido, aseveró que, hoy en día, el teatro, a diferencia del cine y la televisión, es uno de los ámbitos que más estabilidad ofrecen a los actores porque, en él, "hay un proceso de creación más largo, está menos sometido a los imperativos del mercado y donde el minuto vale aún menos que en el cine y la televisión". Además, es el lugar donde el actor "se forma, crece y se manifiesta, "destruyendo esa falsa aseveración de que los actores y actrices del teatro son excesivos en cine", precisó.

ESENCIA DEL TEATRO

Preguntado por las declaraciones, también en la UIMP, del bajo italiano Roberto Scandiuzzi de que la ópera ha perdido su esencia, Mario Gas señaló que la ópera se ha convertido en un "show business" que ha destrozado la relación entre el público y el producto ofrecido.

Más sobre

"Es cierto que la ópera vive de los repertorios históricos, y que hay una demanda de revisar constantemente la puesta en escena de estos textos y por ello posiblemente se haya perdido la esencia que es la expresión de un conflicto mediante el lenguaje musical y vocal", dijo.

Trasladando esta situación al teatro, dijo que si un director presta más atención a un teatro basado solo en el juego interpretativo o donde se complementan los elementos plásticos con la interpretación, esto es algo que si se hace bien es "fantástico" y si se hace mal tiene "déficits". Sin embargo, afirmó que "no hay ninguna regla" y "no se puede afirmar que un teatro es más bastardo que otro" porque "cada uno utiliza los elementos que tiene a su disposición como quiere".

MÁS PRÁCTICA

Por otra parte, el director teatral señaló que los actores tienden en la actualidad a estar "muy bien" formados, aunque puso de relieve las carencias de éstos en la práctica para construir un trabajo "absolutamente" realista, utilizando el registro de códigos para dar una visión "concreta" de lo que se quiere explicar con el montaje. Para él, en una escena, todos los elementos "tienen que ayudar a que la escena se grafique y viaje de una manera nítida al espectador".

En este sentido, señaló que los actores tienen que aprender a interactuar unos con otros porque el teatro es un hecho "colectivo" en el que no hay "compartimentos estanco" sino que todos los elementos se interrelacionan entre sí. En esta línea, opinó que hablar de protagonistas y secundarios es una "falsa ubicación".

"Es una de las grandes mentiras del teatro; alguien que no dice ni una sola palabra y tiene presencia o alguien que pronuncia una frase es tan importante en ese momento como el que tiene más texto o más presencia en la escena", apostilló.

CINE PSICOLOGISTA

Sobre el curso que dirige en la UIMP, y en el que treinta alumnos abordan desde la práctica la puesta en escena de algunos fragmentos, explicó que lo importante no es el resultado final, sino plantear preguntas y problemas, así como abordar y profundizar en el personaje.

En esta línea, enseña a sus alumnos a trabajar el personaje independientemente del sexo al que pertenezca para eliminar esa relación "psicologista" del actor y permitirle así trabajar "más directamente" las emociones del personaje.

Mario Gas explicó que, antes de que el teatro se convirtiera en psicologista, lo importante era el personaje, detrás del cual había un intérprete, ya fuese mujer u hombre. De este modo, "se establecía un juego dramático que permitía desarrollar, definir y comunicar con una serie de signos cada personaje", aseveró.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-cultura (54197 noticias)
Visitas:
67
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.